Se iniciaron los trabajos para la restauración del cuadro  “La muerte de Güemes”

Por iniciativa de la Cámara de Senadores, el equipo de trabajo del Programa de Conservación y Restauración de la Subsecretaría de Patrimonio Cultural, comenzó el proceso de restauración del cuadro “La muerte de Güemes”, de Antonio Alice; que se encuentra instalado en el recinto de sesiones de la Legislatura Provincial.

Como parte de las actividades por el Bicentenario del fallecimiento del héroe gaucho, comenzó este miércoles el proceso de restauración de “La Muerte de Güemes”, una de las obras de arte que ornamentan el Recinto de Sesiones de la Legislatura Provincial.

“La Muerte de Güemes” es un imponente óleo sobre lienzo, obra del artista Antonio Alice; de 240 cm de alto por 297 cm de ancho, que recrea los momentos finales de vida del prócer nacional. Fue pintado en 1910 y presentado en la Exposición Internacional de Arte del Centenario de Buenos Aires, siendo galardonado como premio «Medalla de oro». Actualmente forma parte del patrimonio de la Legislatura Provincial.

Dado el deterioro que presenta por acción del paso del tiempo y otros factores, y en cumpliendo de una serie de gestiones de la Cámara alta, que incluyen un Proyecto de Declaración aprobado en ese sentido en noviembre de 2020, el equipo de trabajo del Programa de Conservación y Restauración de la Subsecretaría de Patrimonio Cultural, dependiente de la Secretaría de Cultura, inició el proceso de restauración, procediendo en primer lugar a descolgar el cuadro, de unos 150 kilos de peso.

Las tareas son coordinadas por Gabriela Doña, directora del Programa de Conservación y del inicio de los trabajos participaron el presidente de Senado, vicegobernador Antonio Marocco, su par de Diputados, Esteban Amat Lacroix, el senador Jorge Soto, la Secretaria de Cultura, Sabrina Sansone y diputados provinciales.

Tras considerar que la obra “es un patrimonio importante para todos los salteños”, la restauradora detalló los pasos a seguir explicando que, debido a las grandes dimensiones y problemática que presenta, se montó un taller para abordarla en un espacio destinado por el Senado, estimando que el trabajo demandará entre 7 y 8 meses.

De una primera evaluación dijo que la obra presenta varios deterioros, tales como desprendimientos de la capa pictórica, faltantes, desconsolidación, alteraciones pictóricas, suciedad, manchas de insectos y palomas y barniz oxidado; por lo que será necesario consolidar la capa pictórica respetando la obra o con una mínima intervención al original.

Doña aclaró que si bien la restauración nunca puede dejar la obra como la plasmó el artista en el momento de la creación; se debe velar por la conservación de los materiales originales, para lo cual se trabajará en su consolidación, reintegración y barnizado con materiales “reversibles”, para que en el futuro otro restaurador conozca las partes intervenidas.

Recordó que su equipo ya trabajó años atrás en la restauración de la obra de “La batalla de Salta”, de Aristene Papi, siendo esta su segunda experiencia en la Legislatura.

Por su parte, Marocco resaltó la decisión de encarar la restauración en este momento histórico, al cumplirse 200 años del fallecimiento del Gral. Güemes y aún a pesar de la situación tan compleja que genera la pandemia.

Sostuvo que la inversión en la restauración se justifica en la trascendencia de la obra, que es propiedad de todos los salteños y que está bajo custodia de la Legislatura Provincial.