Proveedores de empresas mineras detallaron al Senado actualidad y perspectivas del sector

En un encuentro con la Comisión de Minería del Senado, los empresarios que conforman la Cámara de Proveedores ofrecieron detalles de su actividad en relación con los proyectos mineros en ejecución en Salta. Coinciden en que la capacitación del recurso humano y la inversión en infraestructura son los ejes para el desarrollo de la actividad.

Con el fin de recabar información de los distintos actores que integran el sector, la comisión de Minería, Recursos Naturales y Medio Ambiente del Senado recibió a la conducción de la Cámara de Proveedores de Empresas Mineras de Salta.

Del encuentro de trabajo participaron el presidente de CAPEMISA, Diego Pestaña; el dirigente, José de Castro y los senadores, Sergio Ramos; Dani Nolasco; Leopoldo Salva; Carlos Rosso; Alfredo Sanguino; Walter Wayar y Miguel Calabró.

Pestaña detalló que CAPEMISA está integrada por más de doscientas empresas de todos los rubros, desde tecnología y comunicaciones, química, movimiento de suelos, alimentación, transporte y todo lo relacionado a las múltiples necesidades de los emprendimientos mineros, fomentando la asociatividad y el crecimiento de empresas locales para poder brindar servicios a proyectos que son de gran escala.

Sostuvo que Salta debe aprovechar la gran oportunidad que le abre el litio, con tres proyectos que están en distintas etapas y que van a demandar la radicación de varias industrias para proveer a la minería. Cualquier proyecto minero lleva una etapa de 10 a 15 años entre exploración y construcción y luego entre 20 y 40 años de producción, acotó.

“Hoy el litio es un mineral tecnológico y la provincia debe aprovechar esa oportunidad, porque si la tecnología encuentra otros insumos cambia la demanda”, sostuvo el empresario.

En otro orden planteó las dificultades que implica para el sector la actual coyuntura económica nacional, dado que en muchos casos no se puede importar repuestos, hay desabastecimiento y temor por una eventual paralización de la actividad.

“Hoy existe mucha expectativa puesta en Salta, San Juan y la región de Vaca Muerta y por eso se debe defender la minería como actividad generadora de progreso para la región”, sostuvo.

Por su parte los legisladores coincidieron en destacar la necesidad de acompañar ese desarrollo con acciones de capacitación del recurso humano e inversión en infraestructura.

También se planteó la necesidad de avanzar en una actualización de la Ley de Promoción Minera, sancionada en 2019, dado que hasta la fecha no hubo adhesión de las empresas a la posibilidad de ejecución de obras por compensación de futuras regalías. 

“La Ley no prevé una actualización de costos y en un periodo inflacionario como el que vive el país las empresas están dispuestas a invertir en comunicaciones, infraestructura social y caminos, pero sin perdidas”, aseguró el senador Ramos, que se mostró partidario de trabajar en un replanteo que cree las condiciones necesarias para que las empresas puedan invertir en el futuro.

En otro orden, el legislador ofreció detalles de la ruta alternativa para la minería que se diagrama en Campo Quijano y dijo que esa localidad reúne las condiciones necesarias para la creación de un área industrial o polo apoyo logístico a la minería.