La comisión de Salud trabaja en la modificación de la Ley de profesionales nutricionistas 

Al cabo de un encuentro con la conducción del Colegio de Graduados en Nutrición de la Provincia, la Comisión de Salud Pública y Seguridad Social del Senado emitió dictamen favorable al proyecto de modificación de la Ley provincial N° 6412/86 de Ejercicio de la Profesión de Nutricionista o Licenciado en Nutrición en todo el territorio de Salta.

El encuentro fue encabezado por el titular de la comisión, Manuel Pailler y contó con la presencia de los senadores, Carlos Ampuero, Héctor Nolasco, Carlos Rosso y Dani Nolasco; representando al Colegio de Nutricionistas su Presidenta y Vicepresidenta María Isabel Loza y Marta Susana López, respectivamente.

El proyecto de modificación de la Ley 6412 cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados. En ella se establecen los requisitos para el ejercicio de la profesión, así como los derechos y obligaciones de los profesionales; cambia además la actual denominación de “Colegio de Dietistas, Nutricionistas – Dietistas y Licenciados en Nutrición” por la de “Colegio de Graduados en Nutrición”.

Dicho Colegio propende  al mejoramiento profesional en todos sus aspectos; tiene como finalidad la conducción de los profesionales del sector, establecer un eficaz resguardo de sus actividades, un contralor superior en su disciplina y el máximo control ético en su ejercicio.  

Nutrición en tiempos de pandemia

Tras considerar que la modificación de la Ley contribuirá a jerarquizar la profesión, las directivas del Colegio de Nutricionistas se refirieron a varios temas de interés en la materia.

Explicaron la necesidad de seguir difundiendo los protocolos Covid_19 elaborados por el colegio en materia de higiene alimentaria, tanto para hospitales como para la ciudadanía en general, recordando a modo de ejemplo la importancia de sanitizar frutas y verduras, lavándolas con agua y vinagre o unas gotas de lavandina y luego secándolas, antes de su ingreso a la despensa familiar.

También se refirieron al trabajo de elaboración de guías alimentarias locales, adaptando para ello las guías alimentarias nacionales y sobre la necesidad de avanzar en una Ley de educación alimentaria y nutricional, que ayude a la comunidad a combatir la desnutrición, utilizando en forma eficiente los recursos nutricionales que brinda la región.