Detallaron al Senado los beneficios brindados por ANSeS durante la pandemia 

Funcionarios de la Administración Nacional de Seguridad Social, Región NOA, detallaron ante un plenario de senadores la tarea que viene realizando el organismo durante la contingencia del coronavirus. Hablaron del fortalecimiento de los canales alternativos de atención a través de medios virtuales y sobre la reasignación de turnos presenciales ante la  reapertura de sus oficinas.  También explicaron las nuevas funciones surgidas por la pandemia, como el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), destinado al sector privado y el alcance en Salta del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).  

Con el objeto de conocer la modalidad de trabajo de la ANSeS durante este tiempo de pandemia, un plenario de senadores encabezado por el vicegobernador, Antonio Marocco, recibió este jueves a directivos de la Región NOA del organismo nacional, encabezados por su jefe, Jesús Salim. Del encuentro participó además el secretario de gestión de Recursos Humanos del gobierno provincial, Eilif Risse.   

Salim dijo que ANSeS incrementó sus funciones originales, del área previsional y de los trabajadores en actividad, para convertirse en un instrumento de políticas sociales y de asistencia para poder llegar a los más vulnerables, a la industria, el comercio y las PymES, que se vieron afectados por la paralización de actividades a raíz de la pandemia, cubriendo a la provincia con las Unidades de Atención Integral (UDAI) de Metán; Orán, Salta Norte y Salta Sur.

En esa línea, el coordinador regional, Ariel Maciel, detalló que en Salta, ANSeS beneficia a 195.104 jubilados y pensionados; 68.463 pensionados no contributivos; 91.122 beneficiarios de Asignación Universal por Hijo (AUH) que implican un total de $356.779, por 165.053 hijos; 2.488 beneficiarias de Asignación por Embarazo, que perciben un monto total de $6.554.000 mensuales; 32.509 beneficiarios del Plan Progresar, que implican un monto mensual de $23.406.000 y 198.546 beneficiarios de notebooks del Plan Conectar Igualdad.

Habló sobre el promedio de atención al público durante el primer trimestre del año y de la fuerte presencia de personas que se presentaban en forma espontánea y anunció que para la reapertura de oficinas hay 3.527 personas con turnos reprogramados, tras lo cual se avanzará con un nuevo sistema de otorgamiento de turnos. La idea en esta nueva normalidad es terminar con las grandes cantidades de personas haciendo filas fuera de las oficinas y programar su atención para que lleguen diez minutos antes y esperen dentro de cada local, aclaró.

También hicieron hincapié en otras modalidades de atención no presenciales que contribuyen a solucionar gran parte de los trámites que usualmente requieren los usuarios, como la línea telefónica 130 y la web del organismo a la que se accede con clave de seguridad social.

A su turno, el director de Relaciones Institucionales, Pablo Pacífico, se refirió al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), por cuyo intermedio se pagó el 50% del salario de trabajadores del sector privado y que en Salta alcanzó por dos meses a más de 25.000 empleados de 2.858 empresas, la mayoría Pymes, con una media de $20.0000 por cada uno. A ello se agregan otros beneficios como reducción del pago de contribuciones patronales, créditos a tasa cero para monotributistas y autónomos y una suba que llevó a la prestación por desempleo de $6.000 a $10.000.

Sobre el Ingreso Familiar de Emergencia, detallaron que en Salta llegó a poco más de 322.000 personas, estando previsto  que se sumen otras 22.000 para el segundo pago a partir del 20 de junio. Además confirmaron que la modalidad de liquidación será a través de bancos y ya no del correo.

Posteriormente los funcionarios acordaron con los senadores la capacitación del personal del cuerpo para asesorar a los vecinos de cada departamento sobre la resolución de trámites a distancia y la reactivación de la unidad de atención móvil para poder llegar a lugares alejados de la provincia.

Además, los legisladores consultaron sobre la necesidad de abrir más oficinas en lugares como San Antonio de los Cobres o San Carlos y de convertir oficinas ya existentes en UDAI en otras ciudades como Tartagal y Joaquín V. González. Se habló también sobre la posibilidad de operativos conjuntos a parajes alejados o sin conectividad, como el caso de Luracatao, de manera de permitir el acceso a los servicios de ANSeS de los ciudadanos del interior profundo.      

Participaron los senadores Silvina Abilés, Carlos Rosso, Dani Nolasco, Javier Mónico, Guillermo Durand Cornejo, Alfredo Sanguino, Walter Cruz, Héctor Nolasco, Walter Abán, Esteban D’Andrea, Jorge Pablo Soto, Roberto Vásquez, Manuel Pailler, Carlos Ampuero, Sergio Ramos, Marcelo García, Sergio Saldaño, Héctor D’Auría, Martín Arjona y Fernando Sanz.