Analizan la modificación de un artículo de la Ley que regula la actividad farmacéutica

Para conocer la posición de los profesionales del sector en torno a un proyecto referido a la modificación del artículo 41 de la Ley N°7539, la comisión de Salud Pública y Seguridad Social del Senado recibió este miércoles a la conducción del Colegio de Farmacéuticos de Salta.

La iniciativa, que ya cuenta con sanción de la Cámara baja, propone modificar el artículo 41 de la Ley que regula el “Ejercicio de la Profesión y Actividad Farmacéutica”, que habla de las facultades de habilitación, a título precario y donde no exista farmacia, al establecimiento de Botiquines de Farmacia.
Tales botiquines, sostiene la Ley, podrán estar a cargo de personas que acrediten el cumplimiento de ciertos requisitos y se limitarán al expendio de especialidades medicinales envasadas, quedando prohibido la dispensa de medicamentos psicotrópicos y estupefacientes.
La modificación en debate establece que es incompatible la coexistencia en una misma localidad de Botiquines con farmacias y que los permisos previamente acordados para la instalación de un botiquín caducarán a los ocho meses de la instalación de una farmacia.
Desde el Colegio de Farmacéuticos se planteó que ese plazo de coexistencia no debería ser mayor a los tres meses, como está establecido actualmente en la Ley, dado que la instalación de una farmacia demanda un esfuerzo económico, además de la responsabilidad de poner al frente de la misma a un profesional farmacéutico universitario, debidamente facultado para dispensar medicamentos.
Por su parte, los senadores hicieron notar que esta situación se produce en el interior de la provincia, donde por falta de farmacias se instalan botiquines, existiendo casos en el interior profundo donde no hay ni botiquines y algunos medicamentos se expenden en otros comercios.
Ante tal situación, consideraron que el plazo que se debe otorgar a un botiquín para cesar su actividad o reconvertirse en farmacia una vez instalada una nueva farmacia, deberá atender a la necesidad de sus responsables para poder tomar una de las opciones.
Desde el Colegio se remarcó lo que establecen las leyes nacionales sobre dispensación de medicamentos y la importancia de tener un profesional universitario en la dirección técnica de una farmacia; se consideró a los botiquines como un auxilio ante la falta de las mismas en algunas localidades de la provincia y se insistió en la responsabilidad del farmacéutico como auxiliar de la salud al momento de atender a los pacientes.
Participaron los senadores Carlos Rosso; Dani Nolasco; Carlos Ampuero; Héctor Nolasco y por el COFASAL su presidenta, Marcela Ruiz; por la Comisión Directiva, Ricardo Gaffet y el asesor legal, Christian Benegas.