Definen obras prioritarias para asegurar la provisión de agua potable a los departamentos San Martín y Rivadavia

Tras el paso del ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo y del gobernador, Gustavo Saénz, por el norte provincial, funcionarios provinciales, nacionales, intendentes y legisladores avanzaron a lo largo de la semana en la definición de las obras que resulten prioritarias para asegurar la provisión de agua potable a los departamentos San Martín y Rivadavia.

El senador por San Martín, Manuel Pailler, participó de las sucesivas reuniones que tuvieron lugar en Tartagal junto al titular del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA), los ministros provinciales de Obras Públicas e Infraestructura, Seguridad, Desarrollo Social y Salud Pública; los Secretarios de Obras Públicas y Asuntos Indígenas, el Presidente de Aguas del Norte, Intendentes, diputados y concejales de la región.

“Nos encontramos tratando el tema del Agua en nuestro departamento así como las obras a realizar y posibles soluciones, como también aspectos inherentes a salud, seguridad y problemáticas de las comunidades indígenas”, detalló Pailler.

El presidente de Aguas del Norte, Luis María García Salado, sostuvo que la prioridad serán los departamentos de San Martín y Rivadavia donde se invertirán unos tres millones de dólares a través de un plan que contiene alrededor de 50 obras de bajo costo y alto impacto social, ya que las grandes inversiones de saneamiento están por arriba de los 50 millones de dólares y escapan a las posibilidades financieras de la empresa y de la provincia.

En el mismo sentido, el ministro de Infraestructura, Sergio Camacho, dijo que las localidades y parajes de San Martín y Rivadavia tendrán prioridad en la construcción de unos 70 pozos de agua que el Gobierno realizará con la colaboración del Ejército Argentino. 

El objetivo es aumentar la infraestructura con nuevos pozos y la recuperación de pozos caídos; sumado a la atención a comunidades que, por su dispersión geográfica, no acceden a agua de calidad al no contar con redes ni con el tratamiento del agua que consumen.

Para la ejecución de esas tareas se estima contar con nueve máquinas perforadoras, además de plantas potabilizadoras y camiones cisterna.