01/04/2003

1 de Abril de 2003

ASAMBLEA LEGISLATIVA

—————

Presidencia del Sr. WALTER RAÚL WAYAR

Secretarios: Dr. GUILLERMO ALBERTO CATALANO de la Cámara de Senadores

                    Sr. RAMÓN CORREGIDOR de la Cámara de Diputados

Ocupa el sitial de la derecha el señor Gobernador de la provincia de Salta

                    Dr. JUAN CARLOS ROMERO

Ocupa el sitial de la izquierda el señor Presidente de la Cámara de Diputados

                    Dr. MANUEL SANTIAGO GODOY


SENADORES PRESENTES:

 

AVILA AMORES, Jesús

BARRERA, Guillermo Enrique Nazareno

CARDOZO, Néstor Fidel

CORNEJO PATRÓN, T. Francisco José

CORREGIDOR, Amalia

DE LA ZERDA, María Laura

DÍAZ, María Teresita

GONZALEZ, Carlos

IBAÑEZ, Francisco

LAPAD, Mashur

LIVERATO, Pedro

LOPEZ MIRAU, Luis Guillermo

OSCARI, Miguel Ángel

PORCELO, Carlos Daniel

QUIPILDOR, Omar Gerardo

SALVA, Telmo     

SANDEZ, Pedro

SARAPURA, Cosme Damián

TOLOZA, Guillermo Emilio

VALLE, José Luis

VILASECA, Miguel Angel

ZAMBRANO, Ricardo

ZENTENO, Sergio Ramón

DIPUTADOS PRESENTES:

 

AGUILAR, Mariano

AGUIRRE, Bruno Enrique

AGUIRRE, Juan Domingo

ALVAREZ, Carlos Dante

BECKER, Teodoro Alejandro

BELMONT, Víctor Hugo

CARO CHECA, Julio Alberto

CEBALLOS, Fany Azucena

DELLMANS, Juan Félix

ENCINA, Roberto Rogelio

ESPER OBEID, Abdo Omar

ESTRADA, Arnaldo Damián

GARCIA, Raúl Bartolomé

GODOY, Manuel Santiago

GONZÁLEZ, Carlos

GUITIAN, Liliana Mercedes

HATTI, José Roberto

ISA, Miguel Angel

JALIT, Julio Antonio

JARZÚN, Silvia del Milagro

JUAREZ, Ernesto Antonio

KOSINER, Pablo Francisco Juan

LOPEZ, Carlos Fabián

LOPEZ, Juan Armando

LOPEZ, Víctor Manuel

MAITA, Juan Francisco

MARTINELLI, Guillermo Jesús

MENTESANA, Alfonso Teodoro

MORALES, Angel Ernesto

MURATORE, Ramón José

NIETO, Pablo Bernardo

OUTES, Pablo Ismael

PACI, Humberto Darío

PEDROZA, Alberto Froilán

PEREYRA de CHAILE, María Isabel

PEREZ, Adriana del Valle

POCLAVA, Roberto

QUIÑONES, Sergio Antonio

RALLÉ, Germán Darío

ROMERO de OLGUÍN, Silvia Gladys

ROSA, María de los Angeles

SAJIA, Sergio Alberto

SALCEDO, Néstor Walter

SALVA, Luisa

SALVATIERRA, Oscar Aldo

SAN MILLÁN, Mariano

SOCHES LOPEZ, Omar Alejandro

THOMÁS, Horacio Miguel

TORFE, Mónica Liliana

VARG de NIOI, María Silvia

VIDAL CASAS, Jorge Edgar

VITTAR, Fabián

YANAKIS, Juan

YUGRA, Esteban

DIPUTADO CON LICENCIA

 

MENDAÑA, Luis Gerardo

 

DIPUTADOS AUSENTES CON AVISO:

DIAZ, Eduardo Ramón

LOPEZ, Pablo Sebastián

MARTINEZ, Modesto

MUSALEM, Alfredo

VILLAGRA, Daniel Pedro


S U M A R I O

Pág.

1. Izamiento de Banderas……………………………………………………………………………………………………….

2. Convocatoria……………………………………………………………………………………………………………………

3. Versión Taquigráfica………………………………………………………………………………………………………….

4. Mensaje………………………………………………………………………………………………………………………….

5. Inauguración del Período Ordinario de Sesiones……………………………………………………………………..

6. Arrío de Banderas……………………………………………………………………………………………………………..

– En la ciudad de Salta, a un día del mes de abril del año dos mil tres, siendo horas 11:02’:

Sr. Presidente (Wayar).- Con quórum legal de ambas Cámaras Legislativas, queda abierta la presente Asamblea Legislativa.

1

IZAMIENTO DE BANDERAS

Sr. Presidente (Wayar).- Invito al señor Gobernador de la Provincia, Dr. Juan Carlos Romero, a izar la Bandera Nacional, y al señor Presidente de la Cámara de Diputados, Dr. Manuel Santiago Godoy, a izar la Bandera Provincial; y posteriormente a entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino.

– Puestos de pie los señores legisladores, invitados especiales y público presente, el señor Gobernador de la Provincia, Dr. Juan Carlos Romero, y el señor Presidente de la Cámara de Diputados, Dr. Manuel Santiago Godoy, proceden a izar las Banderas Nacional y Provincial, respectivamente. (Aplausos)

– Se entonan las estrofas del Himno Nacional Argentino. (Aplausos)

2

CONVOCATORIA

Sr. Presidente (Wayar).- Por Secretaría se dará lectura a la Resolución Bipresidencial Nº 1/03, mediante la cual se convoca a la presente Asamblea Legislativa.

Sr. Secretario (Catalano).- “Resolución Bipresidencial Nº 01/03. Visto: lo dispuesto por los artículos 111, 137 inc. 1) y 144 inc. 6) de la Constitución de la Provincia de Salta, el Presidente de la Cámara de Senadores y el Presidente de la Cámara de Diputados  resuelven: Artículo 1º.- Convocar al Senado y a la Cámara de Diputados a la Asamblea Legislativa para el día martes 1 de abril próximo a horas 10:00, con el objeto de dejar inaugurado el Centésimo Quinto Período Ordinario de Sesiones y de recibir el informe del señor Gobernador Dr. Juan Carlos Romero, sobre el estado general de la Provincia. Arts. 2º y 3º.- De forma. Salas de las Presidencias, 20 de marzo de 2003. Fdo: Walter Raúl Wayar Presidente Cámara de Senadores – Manuel Santiago Godoy Presidente Cámara de Diputados – Ramón R. Corregidor Secretario Legislativo Cámara de Diputados – Guillermo Alberto Catalano Secretario Legislativo Cámara de Senadores”.

Sr. Presidente (Wayar).- Al Archivo.

3

VERSIÓN TAQUIGRÁFICA

Sr. Presidente (Wayar).- En consideración la versión taquigráfica correspondiente a la Asamblea Legislativa del día uno de abril del año dos mil dos. Si no se formulan observaciones a la misma, se dará por aprobada, autenticará y archivará.

-Sin observaciones se apruebala versión taquigráfica de la Asamblea Legislativa del día uno de abril del año dos mil dos.

4

MENSAJE

Sr. Presidente  (Wayar).- A fin de dar cumplimiento a lo prescrito por el artículo 144 inc. 6) de la Constitución Provincial, invito al señor Gobernador a informar a esta Asamblea Legislativa sobre el estado general de la Provincia.

Sr. Gobernador (Romero).- Muchas gracias.

            Autoridades civiles, militares y eclesiásticas, Asamblea Legislativa, estimados legisladores de toda mi Provincia, hombres y mujeres que desde sus respectivas banderías o  posiciones han fortalecido la democracia de Salta:

            Vuestro aporte a mi gestión, tanto en el consenso como en el disenso, ha sido muy valiosa.

            En este último período de Sesiones Ordinarias de mi mandato, que es el Centésimo Quinto Período Ordinario que tengo el honor de inaugurar, vaya una vez más mi cálido y permanente reconocimiento a cada uno de los legisladores que hoy están aquí presentes y a todos los que han cumplido su mandato, que es una forma de haber cumplido con su deber.

            También debo agradecer al personal del Poder Legislativo y de la Administración Pública Provincial por la labor desarrollada.

            Quiero aprovechar también este momento para recordar a nuestros mártires de Malvinas en la víspera del 2 de abril y a todos los Veteranos de Guerra de Malvinas que nos hacen recordar día a día que esas queridas Islas son argentinas. (Aplausos)

            En un país como Argentina, que en estos momentos ha vivido una etapa de difamación y la denuncia, donde a veces buscamos chivos expiatorios para exculpar errores propios, deberíamos, hoy más que nunca, recurrir al pensamiento de Juan Perón cuando dijo: “a esta Argentina la salvamos entre todos o no la salva nadie”. (Aplausos)

            Llegué a este gobierno no para cumplir un período político más, sino para producir cambios profundos en la provincia de Salta, y puedo decirles, con legítimo orgullo, que hemos avanzado en esa transformación. Cuando entregue mi banda al próximo gobernador electo habrá un Salta muy diferente a la de 1995.

            Cuando asumí como Gobernador, Salta transcurría en un período de decadencia y caos administrativo sin precedentes, enfrentamientos políticos y una resignación patética y vergonzante, incluso no olvidemos que algunos creían que Salta era inviable.

            Salta ya no es más decadente, Salta es una de las mejores provincias del Noroeste Argentino y una de las mejores administradas de la República Argentina. (Aplausos)

            Este cambio histórico es obra de todos los salteños. A mí sólo me correspondió elaborar el proyecto y conducir el proceso. Sin la expresa voluntad de la mayoría del pueblo de Salta, esta propuesta no habría avanzado.

            Estar al frente de la Provincia, además de un orgullo, fue un desafío. Un desafío de la acción, del trabajo, de la responsabilidad y del compromiso.

            Mis acciones jamás se anidaron en la duda, ni la debilidad, ni la claudicación.

            Goberné para todos los salteños, para los que me acompañaron y para los que no creyeron, para nuestros hijos, a los cuales les dejamos una histórica reforma estructural.

            Una clara muestra de esa herencia es el sistema educativo que hoy es legítimo orgullo de todos los salteños.

            La meta del sistema educativo nacional es alcanzar ciento ochenta días de clases por año. En Salta, durante toda mi gestión, esta meta fue superada. Los ciento ochenta y cinco días de clases anuales, la transparencia en las designaciones de docentes, la actualización tecnológica y el proceso de capacitación docente nos convirtieron en un ejemplo, en materia educativa, a seguir en el País.

            Hoy contamos con trescientos noventa mil ochocientos noventa y seis alumnos contenidos por el sistema educativo, lo que implicó un crecimiento del 40% de alumnos registrados desde el inicio de la gestión. Nuestro índice de escolaridad del 36,2% es el más alto de la región y uno de los más altos del País.

            Construimos más de seiscientas obras entre edificios nuevos, ampliaciones y refacciones que significaron un total de ochenta millones de pesos invertidos en infraestructura escolar y obviamente también la eliminación de todas las escuelas ranchos que aún había en la Provincia en 1995; esta tarea en colaboración con el Gobierno Nacional, en el primer período de mi mandato.

            Por supuesto que en materia educativa todavía falta mucho por recorrer. Debemos seguir profundizando la calidad y la excelencia.

            Quiero hacer un reconocimiento especial. Quiero agradecer la comprensión, la dedicación y el esfuerzo de todos nuestros queridos docentes salteños. (Aplausos).

            En otro orden de cosas, el caos administrativo que encontramos en la Administración Pública, le correspondió una profunda Reforma del Estado, que es la más importante que se haya conocido en la Región.

            Estas reformas permitieron beneficiar a la población, entre otras cosas puedo mencionar que se ha aumentado el 60% de cantidad de familias con acceso al servicio de agua potable y energía eléctrica. Hoy podemos decir que la población salteña con cobertura de agua potable pasó de un 65% en el año 1995 al 92% en el año 2001. De esta manera, tanto la energía eléctrica que estaba en un 67% de servicio de población cubierta, hoy está en un 99%.

            Dotamos a la Administración Pública de los mejores sistemas tecnológicos en materia de comunicación e informática. Hicimos hincapié en la formación y capacitación de los recursos humanos, avanzando significativamente en el objetivo de que el empleado público se transforme en un servidor público en beneficio de la gente, con ejecutividad, transparencia e idoneidad en los actos administrativos, y en este punto quiero subrayar que todos los casos de denuncias, de delitos o corrupciones en la Administración Pública, fueron puestos a disposición de la justicia para que investigara sin ninguna interferencia.

            Nuestra reforma del Estado ha sido permanentemente valorada por los organismos financieros internacionales, y en el contexto de un país en cesación de pago o default, Salta mereció la calificación de grado de inversión por su estado financiero equilibrado, con superávit primario y cuentas al día. (Aplausos)

            Seguiré sosteniendo que “los gobiernos no son ni buenos ni malos, son eficientes o ineficientes”.

            Salta cuenta hoy con una base de datos completa, sistematizada, fundamental para cualquier obra o sector de gobierno, como herramienta que no existiera por décadas en la Provincia.

            Se puso en vigencia la Ley de Disciplina Fiscal, que le pone límite al gasto público, al endeudamiento y al empleo público, la que próximamente será profundizada no sólo en el aspecto del ordenamiento fiscal, sino además agregando el concepto de responsabilidad como correlato de un control exhaustivo de las finanzas públicas.

            Nadie podrá en el futuro vulnerar las pautas de ordenamiento fiscal y también las pautas de ordenamiento presupuestario logradas en esta gestión, para evitar que cualquier ineficiencia del Estado se traslade al bolsillo de los salteños.

            Presupuestos previsibles aprobados en tiempo y forma, la no emisión de cuasi monedas son un mérito de este gobierno que nadie puede ignorar. ¿Recuerdan cuando se decía que con Romero volvía el bono? Con Romero, ni volvió el bono ni se privatizó el I.P.S. (Aplausos)

            En materia de salud, la infraestructura lograda en estos siete años me exime de mayores comentarios. Hemos procurado, permanentemente, resolver la crisis estructural de la salud en la provincia de Salta, poniéndose énfasis en la prevención, en la atención primaria, tal como lo demuestran los indicadores.

            Se redujo la mortalidad infantil en un 34% y la mortalidad materna en un 30% en los índices existentes, llegándose a noventa mil controles prenatales anuales y logrando que el 70% de los nacimientos se produzcan en el ámbito hospitalario.

            Se incrementó la atención de los salteños en forma progresiva, de trescientos noventa mil habitantes bajo cobertura, en 1995 se pasó a quinientos veintisiete mil que hoy reciben prestaciones básicas de salud, duplicando las consultas médicas en el mismo período, el resto de la población está cubierta, obviamente, por las obras sociales. Hemos cumplido con el objetivo de incrementar sustancialmente el acceso de los salteños al sistema de salud y pretendo, además, sentar las bases para hacer realidad una nueva estructura hospitalaria para atención de los niños salteños, o sea la concreción de un nuevo hospital de niños.

            Sin duda alguna, la crisis social sin precedentes en la Argentina, agigantada estos últimos años, también ha afectado el sistema de salud y ninguna provincia quedó exenta de esta realidad.

            Queda pendiente todavía una de las grandes ambiciones que tenemos, que es la concreción del Seguro Provincial de Salud.

            Debemos reconocer que uno de los logros más difundidos o advertidos por la comunidad salteña, ha sido la obra pública. Algunos ejemplos, como el Aeropuerto Martín Miguel de Güemes, la ruta 51, la ruta 33 a los Valles Calchaquíes, la autopista al acceso a Salta, la Avenida Constitución, la Casa de la Cultura, la Avenida Tavella, la ruta a San Lorenzo y la recuperación del casco histórico, son algunas de las obras relevantes.

            Más de quince mil viviendas entregadas, ciento veintitrés obras de redes cloacales, colectoras, desagües pluviales, encauces y defensas, puentes, refacción de edificios públicos, infraestructura educativa y sanitaria, son una muestra acabada de un proyecto cumplido con creces en el marco histórico de la Provincia. (Aplausos)

            Obras vinculadas a la producción y al turismo, tales como aeródromos, gasoductos, más de dos mil seiscientos kilómetros de mantenimiento de rutas y caminos provinciales, alrededor de cuatrocientos cincuenta kilómetros de líneas eléctricas llevaron a una inversión pública ejecutada y acumulada de aproximadamente mil doscientos millones de dólares. Bajo mi gestión, unimos dos regiones fundamentales como lo son el Norte Argentino y el Norte Chileno a través de la red energética más importante que une a estos dos países hermanos. Dos gasoductos, una línea de alta tensión con una planta generadora en la localidad de Campo Santo.

            Además, generamos el marco jurídico y económico apropiado para permitir alcanzar la inversión privada de más de tres mil millones de dólares, que posibilitó el incremento del 35% del Producto Bruto Geográfico.

            La creación del Fondo Provincial de Inversiones fue una herramienta novedosa y eficaz que generó alrededor de mil cien proyectos y microemprendimientos para PyMes y permitió el acceso al crédito con tasas competitivas a todo un vasto sector. También se desarrolló el Plan Forestal y un Plan Ganadero Integral que, junto a la Ley de Promoción Ganadera que ustedes aprobaron, nos permitió incrementar la cantidad de cabezas de ganado de cuatrocientas setenta mil en el año 1995 a las seiscientas sesenta mil de la actualidad y en franco crecimiento.

            El turismo fue sin duda un sector privilegiado estos últimos años. Salta tiene hoy una imagen turística a nivel nacional e internacional, como nunca lo tuvo anteriormente.

            Se invirtió en turismo, ofrecimos oportunidades, generamos expectativas, se incrementó la afluencia de turistas a nuestra Provincia, de doscientos cincuenta mil turistas por año a quinientos mil, lo que produce un ingreso de cincuenta millones de pesos por año que se redistribuye en forma abarcativa entre todos los sectores y regiones de nuestra Provincia.

            Nuestro proyecto prevé para el futuro seguir incrementando la afluencia de turistas hasta alcanzar un millón de turistas en los próximos años de gestión.

            Hemos financiado iniciativas de turismo por una cifra superior a los ciento veinte millones de dólares.

            En síntesis, hubo un proyecto, compartido con el sector privado, de alta profesionalidad, que emergió con claridad más allá de cualquier circunstancia política.

            Recomiendo que el turismo sea una política de Estado para las próximas gestiones.

            En materia de medio ambiente hemos jerarquizado y ordenado con una gran protección a través de la Ley de Medio Ambiente.

            Hoy la Provincia cuenta, como nunca antes en su historia, con un encuadramiento político, administrativo y jurídico que va generando el cuidado y también conciencia en las jóvenes generaciones del resguardo y la protección de nuestros recursos naturales. (Aplausos).

            La inclusión de la Reserva de la Biosfera de las Yungas en la Red Mundial de Reservas de Biosfera es un reconocimiento de la comunidad internacional que significa transitar el camino del crecimiento económico y el mejoramiento de la calidad de vida sin comprometer los recursos naturales para nuestros hijos.

            En el ámbito de la cultura devolvimos a Salta la jerarquía y tradición de un centro cultural por excelencia. La Casa de la Cultura, la creación del Museo de Arqueología de Alta Montaña, la creación por ley de la exitosa Orquesta Sinfónica Salta (aplausos), los Salones Nacionales de Pintura, la Semana del Cine Argentino, la refacción y refuncionalización de edificios culturales, forman parte de un proyecto de inocultable prestigio y excelencia, que hoy son realidad y orgullo de todo salteño.

            Entre los logros de los salteños no puedo dejar de destacar la creación de la Bandera de Salta. Esta iniciativa se compadece con lo mejor de nuestras tradiciones, con lo más querido de nuestra historia y con la identificación plena con nuestro suelo, con nuestra cultura y con nuestro pueblo. (Aplausos)

            La reducción del desempleo fue obra de una política social que propuse el primer día de mi gestión. Del 21,4% en diciembre de 1995, alcanzamos el 12% en diciembre de 1999. De no habernos encontrado con factores externos, como fueron la recesión y fundamentalmente la dramática crisis económica y financiera que vive el Estado generado por políticas nacionales, hubiéramos podido mejorar aún más los indicadores que para esta región de la Argentina, tuvimos en años anteriores.

             Esta dramática crisis nacional que mencionaba anteriormente, desatada a fines de 1999, deberá resolverse rápidamente.

            La ineptitud y la ineficiencia de los que nos gobernaron desde ese momento, llevaron a más de la mitad de los argentinos a la pobreza. Creció el desempleo, la inflación, la delincuencia, la desnutrición infantil y el quebranto de millones de argentinos.

            La devaluación y la pesificación consolidaron el saqueo a los argentinos. Se produjo una abrupta caída en las transferencias de los fondos de origen nacional, en especial los destinados a la obra pública que pasaron de representar el 25% de nuestro presupuesto en 1999 al 10% en la actualidad.

            Esto debe servirnos para el futuro. La gobernabilidad de un país es obra de la experiencia y la autoridad que puedan ejercerse a partir de la investidura presidencial.

            Los inventos mediáticos y las alianzas políticas coyunturales no deben volver nunca más a Argentina. (Aplausos).

            En este panorama de crisis, la política social se transforma en emergencia social.

            Con respecto a la pobreza estructural que padece el Norte Argentino desde hace décadas, la coyuntura actual nos plantea alternativas de urgencia.

            La problemática social no me fue indiferente. Al contrario, mi formación humanista y cristiana me exigió, incesantemente, respuestas ante tan caótico escenario, en el que siempre valoricé la figura de la mujer, pues tutela, ampara y resguarda a los hijos y a las familias. (Aplausos)

            Salta desarrolló en estos últimos años, una amplia política de contención social, que se implementó en todos los terrenos, desde la provisión de alimentos hasta la entrega de más de veintiséis mil escrituras y de créditos personales para mejoras de vivienda, a través del Instituto Provincial de la Vivienda y el Programa Familia Propietaria.

            En materia de economía y finanzas, quiero recalcar un concepto: recibimos una provincia quebrada, con una deuda que la ahogaba financieramente y con graves incumplimientos con los sectores sociales, trabajadores y jubilados.

            Hoy, el perfil de aquella deuda ha sido reestructurado, dejando de ser un problema para el equilibrio presupuestario y financiero de la Provincia para los próximos años.

            Eliminamos los incumplimientos sociales, honramos los compromisos y hemos pagado los sueldos en tiempo y forma y así seguirá la Provincia haciéndolo. (Aplausos)

            De aquel déficit fiscal del ’95, de ciento cuarenta y ocho millones de pesos, hemos arribado a un presupuesto 2002 aprobado con déficit cero, cuya ejecución arrojó un superávit de treinta millones; y el actual, del 2003, prevé un superávit de once millones.

            El gasto de personal representa el 58% de los recursos ordinarios, del cual el 88% se destina a educación, salud, justicia y seguridad.

            Dejaremos una proyección presupuestaria para los próximos cuatro ejercicios, manteniendo el superávit fiscal logrado bajo esta gestión. Salta figura entre los primeros lugares de crecimiento de recaudación local.

            La reforma de la Constitución Provincial consensuada con todo el arco político ha permitido afianzar la regulación, transparencia e independencia de poderes a través de la creación del Consejo de la Magistratura, la creación de la Sindicatura y la Auditoría General de la Provincia.

            Establecimos un orden normativo justo y abarcativo en materia de servicios públicos y de juegos de azar, garantizando su cumplimiento con la creación de los respectivos Entes de control.

            También quiero anunciarles en estas circunstancias, que el Banco Mundial aprobó el proyecto tan querido por nuestro Poder Judicial, que es contar con un edificio propio, en lo que se viene trabajando hace varios años, que sin duda va a mejorar el servicio de justicia aún más. (Aplausos)

            Avanzamos en una reforma política real y concreta. Derogamos la Ley de Lemas, disminuimos el costo de las estructuras políticas del Poder Ejecutivo y del Legislativo y vamos a cumplir con el mandato constitucional de reformar el sistema de representación de la Cámara de Diputados proponiendo, además, la reducción del número de representantes.

            He querido mencionar algunos de los logros de mi gestión, otros quedarán para el análisis posterior.

            Las obras, resultados y realizaciones a citar son demasiados, elegí los que creo que enmarcan la trascendencia del cambio histórico que queremos y quisimos dar en la Provincia.

            El punto de partida y el avance que he reseñado seguramente serán discutidos y podrán ser analizados por todos los salteños. Si la historia juzga a los hombres por sus actos también lo hace por sus obras y, en este sentido, creo haber obrado con decisión, autoridad, capacidad de trabajo y espíritu transformador. (Aplausos)

            Gobernar una Provincia como Salta no es tarea fácil. Su historia está plagada de crisis institucionales, de alta inestabilidad económica y política, como casi toda la incipiente democracia argentina.

            Es por ello que siempre convoqué a muchos jóvenes y a ciudadanos de distintos sectores. A los que me acompañaron, y a los jóvenes, a través de estos años de gestión, voy a mostrar con orgullo al País, hemos podido mostrar un futuro cuando existe un proyecto, cuando existe la decisión política de incorporar a todos los ciudadanos a la tarea.

            Espero que a esta gestión la suceda otra con un proyecto superador. Descreo en los proyectos que involucran resentimiento, resignación o difamación permanente. Esos proyectos traen decadencia y es una antítesis de la visión abarcativa que tenemos que tener de la Provincia y del País. (Aplausos)

            Nadie podrá decir que carecí de proyecto, o que cumplí un turno más de gestión de gobierno de la provincia de Salta. Vine a trasformarla y de eso no quedan dudas.

            Debemos retomar la concepción visionaria de una Argentina grande. Debemos reinsertar a Argentina en el mundo. Es la hora de convocar a los hombres y mujeres que vuelvan a encauzar el destino de la Patria. Creo en el futuro de Salta, creo en el futuro de la Región.

            Sin gobernabilidad, sin orden, sin seguridad física y jurídica no volveremos a ser una sociedad creíble y previsible.

            Del mismo modo que no rehuí al desafío de gobernar Salta para todos los salteños, hoy estoy abocado al proyecto de la Reconstrucción Argentina para todos los argentinos. (Aplausos).

            Nada fue cómodo en mi vida personal y política. Sentí la responsabilidad de gobernar como una obligación inclaudicable cuando el pueblo de Salta lo requería.

            Asumo con humildad los errores cometidos, del mismo modo que comparto los éxitos con todos los que me acompañaron en mi gestión.

            Les dejo a mis hijos y a mi familia la dignidad de un hombre que gobierna a Salta con la entereza, el valor y el amor que la historia de Salta demanda. (Aplausos).

            A mi pueblo, a los salteños, mis mejores afectos, mi inconfundible sentimiento de apego por la tierra que me vio nacer y la certeza de que continuaré trabajando por la grandeza de la Provincia y para el bienestar y felicidad de todos los salteños. Muchas gracias. (Aplausos prolongados).

5

INAUGURACIÓN DEL PERÍODO ORDINARIO DE SESIONES

Sr. Presidente (Wayar).- Conforme con lo prescrito por el artículo 111 de la Constitución Provincial declaro inaugurado el Centésimo Quinto Período Ordinario de Sesiones de ambas Cámaras Legislativas.

6

ARRÍO DE BANDERAS

Sr. Presidente (Wayar).- Habiéndose dado cumplimiento al cometido de esta Asamblea, invito al señor Gobernador de la Provincia, Dr. Juan Carlos Romero, a arriar la Bandera Nacional y al Presidente de la Cámara de Diputados, Dr. Manuel Santiago Godoy, a arriar la Bandera Provincial, tras lo cual queda levantada la misma.

– Puestos de pie los señores legisladores, invitados especiales y público presente, el señor Gobernador de la Provincia, Dr. Juan Carlos Romero, y el señor Presidente de la Cámara de Diputados, Dr. Manuel Santiago Godoy, proceden a arriar las Banderas Nacional y Provincial, respectivamente.

– Es la hora 11:43’.

     Julieta Serapio

Jefa Sector Taquígrafos

Cámara de Senadores