Evocaron en la Legislatura a dos dirigentes gremiales asesinados en la década del ‘70

Se trata de Felipe Burgos y Guillermo Álzaga, dirigentes sindicales que por su lucha popular fueron ultimados en los meses previos al golpe militar de 1976.

En un acto llevado a cabo en el recinto de sesiones de la Legislatura Provincial fueron evocados este lunes, Felipe Burgos y Guillermo Álzaga, sindicalistas de destacada actuación en la provincia durante la década de 1970, que por su militancia en el campo popular fueron asesinados meses antes del último golpe militar en la Argentina.

El homenaje fue encabezado por el presidente del Senado, vicegobernador Antonio Marocco y en su transcurso se entregaron placas recordatorias a sus familiares. Además el historiador, Marcelo Rodríguez Faraldo, presentó el libro “Felipe Burgos y la Federación Única de Sindicatos de Trabajadores Campesinos y Afines”, anunciando a la vez que se encuentra recopilando datos para una publicación similar sobre la obra de Guillermo Álzaga.

“Burgos y Álzaga fueron dos grandes representantes del mundo del trabajo”, sostuvo Rodríguez Faraldo, al momento de trazar una semblanza de los sindicalistas.

En el caso de Burgos, recordó su origen campesino, nacido en la zona rural de Rosario de Lerma; maestro en la Puna en el paraje de Catua; representante del gremio rural de FATRE y fundador del Sindicato de Trabajadores Campesinos, con el cual se proyectó a nivel latinoamericano como referente de la Agricultura Familiar, que fuera asesinado en febrero de 1976.

Respecto de Álzaga, nació en 1935 en Ledesma y tras su llegada a Salta se desempeñó a cargo del gremio de SUETRA, fue funcionario del gobernador Miguel Ragone en la Dirección de Trabajo y luego de una larga lucha, fue ultimado en diciembre de 1975.

A su turno, Marocco dijo que el compromiso de la dirigencia es trabajar para que la memoria colectiva no se pierda y la justicia pueda encontrar a los culpables de ambos crímenes. Sostuvo que poner como responsables a la Triple A” es señalar a un “sello anónimo”, sin nombres concretos de los responsables.

Sostuvo que las Fuerzas Armadas de aquellos años “fueron responsables del golpe, el atraso, la muerte y la desaparición en Argentina”, siendo una deuda de la democracia el ubicar a los responsables de los asesinatos y a quienes dieron las órdenes.

Participaron del acto el Senador nacional, Sergio Leavy; el Secretario General de la CGT, Carlos Rodas; dirigentes gremiales; familiares de Burgos y Álzaga; legisladores, funcionarios nacionales y organizaciones de defensa de los Derechos Humanos.