El Senado provincial rindió un homenaje al doctor Sergio Humacata

En homenaje a su extensa trayectoria profesional, el Senado provincial descubrió una placa en honor al médico Sergio Humacata, quien falleciera víctima de coronavirus.

En un emotivo acto llevado a cabo este jueves en el Hospital Señor del Milagro, el Senado provincial rindió un homenaje al médico Sergio Humacata, fallecido en la lucha contra el Covid_19 a pocos días de asumir como Secretario de Salud.

Del acto, consistente en el descubrimiento de una placa que designará a una de las dependencias del nosocomio, participaron el presidente del cuerpo, Antonio Marocco; familiares del Dr. Humacata, encabezados por su esposa, Mirta; sus hijos Facundo, Sergio y Germán y su hermano, Oscar; el ministro de Salud Pública, Juan José Esteban; el secretario de Salud; Martín Flores Perazzone; el gerente, Julio Garzón, junto a profesionales del hospital y los senadores, Fernando Sanz; Manuel Pailler; Alfredo Sanguino; Carlos Rosso; Walter Cruz; Dani Nolasco; Carlos Ampuero;  Esteban D’Andrea; Juan Cruz Curá; José Ibarra y Héctor Nolasco.

En nombre de la comisión de homenajes del Senado, el legislador Fernando Sanz dijo que Humacata fue un trabajador de la salud que dio su vida por salvar la de los otros dejando una impronta y mucho sacrificio durante lo peor de la pandemia; destacando además a sus hijos por seguir llevando adelante su legado.

El presidente de la comisión de Salud, Manuel Pailler sostuvo que Humacata desarrolló su vocación de servicio por más de 40 años y admitió que aunque su tarea como Secretario de Salud fue efímera, marcaron los lineamientos de la política de salud.

En nombre de la familia, su hijo Facundo trazó una semblanza al describir a Humacata como un salteño de pura cepa; bien de campo y defensor de la cultura gauchesca, que además de su profesión amaba cantar en reuniones familiares.

Dijo que se formó profesionalmente en Tucumán y fue parte del centro de estudiantes, luchando por los derechos humanos en épocas muy difíciles marcadas por la irrupción de la guerrilla en las universidades, que lo llevó a perder amigos y a tener la idea de devolver a la sociedad la educación que le dio el Estado, siendo 11 años director del Hospital del Milagro y pasando por varios cargos nacionales y provinciales.

El senador José Ibarra resaltó las innumerables obras de bien efectuadas por Humacata y su deseo de trabajar por la salud de los más humildes y desposeídos.

A su turno, el ministro Esteban definió a Humacata como un gladiador de la salud pública que sigue presente en el ministerio con su pensamiento sobre política sanitaria y reveló que el año pasado le había pronosticado su llegada al gabinete provincial, por lo que cuando fue convocado por el gobernador, Gustavo Sáenz, no dudó en proponer a su amigo para ocupar la Secretaría de salud.

Finalmente, el vicegobernador Marocco resaltó la trayectoria profesional y la militancia peronista de Humacata y lo ubicó como uno de los grandes referentes de la salud pública en Salta, al lado de profesionales de la talla de Miguel Ragone, Arturo Oñativia o Enrique Tanoni.