Choferes de remis que prestan el servicio Orán – Salta plantearon la problemática del sector al senador Curá

En un encuentro con el senador por Orán, Juan Cruz Curá, choferes que prestan el servicio de viajes entre esa ciudad y Salta plantearon gestionar ante la Autoridad Metropolitana de Transporte una serie de medidas que lleven al ordenamiento de esa actividad.

La idea de los trabajadores es la de poder prestar un servicio reglamentado que garantice seguridad a los pasajeros. 

Para ello solicitaron que el senador gestione para la ciudad de Orán una oficina de la AMT, para no tener que desplazarse a la capital a realizar los trámites de alta y baja de vehículos, recambio de unidad, alta y baja de choferes y multas, entre otras.

Que se disponga de más inspectores para controlar el transporte de pasajeros no autorizado, que compromete la seguridad de las personas y que la AMT emita obleas o credenciales de identificación para los vehículos debidamente habilitados tanto por el municipio como por la Provincia, para evitar inconvenientes en los controles y poder presentarlo a los clientes para garantizar la habilitación del transporte. 

También pidieron la gestión ante las autoridades de Jujuy de un acuerdo de libre circulación para aquellas unidades debidamente habilitadas. 

«Me parece sumamente necesario regular y controlar el transporte público, pero más importante que los mismos remises pidan ser controlados, de esta manera garantizan calidad en el servicio y seguridad para los pasajeros», expresó el legislador.

Los choferes, además, manifestaron la necesidad de que se autorice la revisación técnica vehicular en Orán, ya que en el municipio hay alrededor de 200 remises y taxis que efectúan la tarea de transporte público y hasta ahora deben cumplir esa obligación en Gral. Mosconi o en la ciudad Capital. Además que en esa RTO se contemple la autorización del tonalizado intermedio de los vidrios para poder prestar un servicio más confortable a los clientes, teniendo en cuenta que otros municipios aprobaron su uso debido a las altas temperaturas que se registran en el Norte.

“De esta manera se podrá garantizar un servicio óptimo, de calidad y con el control necesario para la seguridad de los pasajeros”, expresaron los trabajadores.