El Senador Durand Cornejo trabaja en alternativas para posibilitar la continuidad del hogar San Rafael Arcángel

Creado hace 16 años como hogar de residencia para jóvenes y adultos carentes de recursos que sufren discapacidad mental y se encuentran en extrema vulnerabilidad, el Hogar San Rafael Arcángel, atraviesa hoy por una difícil situación dado los serios inconvenientes de salud de su director, Rodolfo Usy.

Ante esta situación, el senador Guillermo Durand Cornejo propuso a sus pares trabajar en vías de solución que permitan a la institución seguir adelante con su misión de abordaje integral -terapéutico y afectivo- de jóvenes con retraso mental agravado por situaciones previas de abuso o abandono.

El hogar, ubicado en la recta de Cánepa camino a Cerrillos, recibe ayuda del Gobierno de la Provincia, pero de acuerdo con sus directivos, sólo se cubre una parte de los gastos, razón por la cual en estos años se solventaba con el aporte del propio director, situación que hoy se torna insostenible por el agravamiento de su salud, que pone en peligro su continuidad.

Para ello, el legislador se comprometió a realizar un aporte económico de 25 mil pesos, durante el período de cuarentena y hasta tanto se pueda avanzar en alternativas de financiación que aseguren la continuidad de esa obra benéfica, que hoy alberga a 26 jóvenes con discapacidad mental y 17 asistentes, entre médicos, enfermeras, profesores, personal de maestranza, etc.

“Hoy realicé la primer transferencia para el hogar, y además dialogué con mis pares para ver la posibilidad de comprar un lavarropas industrial y otros insumos que necesitan”, explicó Durand Cornejo.

Actualmente, los internos del hogar están llevando adelante la cuarentena, pero su personal está abocado a asegurar que la obra trascienda a su propio director y es por lo que, en una carta abierta que se puede ver a continuación, comentan la situación por la que atraviesan.