Comisión Organismos de Control – 1 de diciembre

– En la ciudad de Salta, a un día del mes de diciembre del año dos mil veintiuno, se reúne la Comisión de Órgano de Control de la Convención Constituyente de la provincia de Salta, siendo horas 8 y 57:

Sr. Presidente (Lazarte).- Buenos días a todos.

Vamos a verificar el quórum.

– Así se hace.

Sr. Presidente (Lazarte).- Vamos a encarar la reunión de Comisión, atento a que tenemos personal para tomar versión taquigráfica, cosa que podamos ordenarnos en el uso de la palabra, para que claramente se pueda tomar la versión. Y digo que ordenemos el uso de la palabra para que yo claramente pueda mencionar, o dar el nombre de la persona quien va a hacer uso de la palabra cosa que pueda quedar registrado.

            Habíamos quedado la semana pasada que teníamos previsto en principio, hoy la reunión de Comisión, el ocho por el feriado lo íbamos a trasladar para el día diez, prácticamente ya ahí estarían definido, entiendo, los dictámenes por una cuestión de tiempo para que pueda elevarse a la Redactora, ya quedaría el quince, pero el límite que tenemos nosotros es el veinte.

            No se fijó todavía o no sé si en otras Comisiones se ha definido ya el tema del día específico del plenario.

Sra. Garros Martínez.- El veinte va a ser la jura.

Sra. Escudero.- La jura, pero desde las Comisiones tiene que pasar a la Redactora, después al recinto.

Sr. Presidente (Lazarte).- Así es.

            Yo creo que hoy podríamos prácticamente, tomar conocimiento. Nosotros estamos ingresando, como habíamos dicho el otro día, era importante que pudiésemos tener los distintos proyectos. Los secretarios, asistentes, asesores de la Comisión han podido volcar en una pequeña comparativa para que podamos tener elementos y vamos viendo, independientemente de que cada uno accede y puede tener el proyecto presentado. Nosotros hemos ingresado ahora, seguramente lo vamos a tener en el transcurso de los próximos minutos.

Sra. Garros Martínez.- ¿Cuándo lo presentarías?

Sr. Moreno.- Hoy a más tardar presentamos todo.

Sr. Presidente (Lazarte).- En función de lo que habíamos solicitado estaríamos cumpliendo con los tiempos para que lo podamos ver.

            Ceo que hoy podríamos un poco interiorizarnos sobre lo presentado por cada uno, sin el ánimo o bien no se va a hacer una definición ni creo una votación respecto de un dictamen porque lo dejaríamos para la próxima reunión. Si les parece que hoy encaremos la reunión de Comisión, un poco fundamentando o de forma sencilla, plantear el criterio utilizado en el armado de cada uno de los proyectos, cosa que podamos el resto de los integrantes de la Comisión, tener un poco de información.

Sr. Villegas.- Antes que nada quisiera que se lea, para los miembros de la Comisión, un comunicado que iba a salir de prensa, con respecto a la contestación de la nota de Auditoría. ¿Ya se elevó, fue aprobada, pasó a Presidencia, qué pasó con el trámite?

Sr. Presidente (Lazarte).-Sí, tenemos el expediente del proyecto de declaración que habíamos firmado y que se había elevado, era un proyecto sobre lo vertido oportunamente por la Auditoría. Nosotros poníamos de manifiesto un rechazo.

Sr. Yampotis.- Estaba firmado por usted.

Sr. Villegas.- Toda la Comisión no pero se firmó.

¿Pasó a Presidencia?

Sr. Presidente (Lazarte).- Sí, si pasó, ahora lo vamos a buscar para darle lectura como había solicitado el convencional.

Sr. Moreno.- Quiero hacer una pregunta. Si existen más de dos dictámenes de Minoría ¿eso se va a ver, vamos a tener en cuenta o uno de mayoría y uno de minoría?

Sra. Escudero.- Depende de los acuerdos.

Sra. Garros Martínez.-  Habrá uno de mayoría y todos los de minoría sí.

Sr. Presidente (Lazarte).- Van a presentarse todos los acuerdos de minoría…

Sr. Yampotis.- Eran todos de minoría.

Sra. Escudero.- Yo creo que todo el esfuerzo tiene que ser para lograr un consenso. Me parece que hay dos posiciones acá entre lo que hemos visto. Está la posición de que todo siga como es ahora en esta Comisión de la Cámara de Diputados o en concurso. Son las dos posiciones que habría que ver. Ese es el meollo.

Sr. Fara.- Digamos es la designación.

Sra. Escudero.- La forma de designación.

Sr. Martinelli.- También son los integrantes y el periodo.

Sra. Escudero.- El período y la profesión de los auditores.

Sr. Presidente (Lazarte).- Volvemos de nuevo. Eso es parte de la discusión, los distintos puntos, por eso planteaba el hecho de que aquéllos que ya hayan presentado los proyectos, podamos escuchar, de alguna manera, una pequeña referencia, si les parece, de lo presentado para que, no sé si, vuelvo a insistir, si con el ánimo o no de entablar un debate, porque todos vamos a tener la libertad de presentar, en función de lo que entendemos, nuestro propio proyecto. Ya hemos terminado con la etapa, en donde todos los invitados nos manifestaban y exponían distintas posiciones. Creo que ahora en función de eso, cada uno de los bloques, en forma individual, como les parezca, haya podido tener la posibilidad de presentar un proyecto en función de esos antecedentes, teniéndolo en cuenta o no. Y hoy lo tenemos ya ingresado para que lo podamos ir viendo y podamos ir, de alguna manera, exponiendo, si les parece, pero previamente voy a arrancar con lo solicitado por el Convencional Tito, respecto de una declaración que habíamos elevado y la habíamos ingresado, que es un proyecto de declaración donde manifestamos “La Convención Constituyente de la provincia de Salta rechaza a lo manifestado por la Auditoría General de la Provincia al sostener que no está obligada constitucional ni legalmente a dar informe sobre su actividad, en virtud de lo establecido por la Ley Nacional de acceso a la información pública a la que la provincia de Salta se encuentra adherida mediante Ley 8173 y la Constitución de la provincia de Salta”.

            Eso es lo que hemos elevado.

Sra. Garros Martínez.- ¿Sabe si salió la nota o qué pasó?

Sra. Escudero.- No, esto tiene que ir al recinto.

Sr. Presidente (Lazarte).- Exactamente.

            Y una vez manifestado, cada uno entienda ampliar, profundizar o no respecto de esto, dará sus fundamentos sobre el tratamiento de este tema.

            Bueno, tenemos por ahora tres en función de la comparativa y seguramente, en el transcurso del día de hoy, durante la tarde o bien cuando haya ingresado el bloque de Julio, podamos agregarle a este cuadro la comparativa y creería que allí vamos a tener prácticamente la conformación de todos los detalles de cada uno, sobre los cuales prácticamente en la próxima reunión lo estaríamos definiendo a través de los dictámenes o las modificaciones que se puedan hacer o el consenso que puedan emitir los distintos bloques, para que podamos tener el dictamen de mayoría y los dictámenes de minoría, porque no limita un solo dictamen que debe ir a la Redactora sino los distintos dictámenes de minoría pueden ser elevados también. Así lo establece el Reglamento y creo que así se acordó oportunamente y no fijar el de la minoría más votado o algo por el estilo.

Sr. Yampotis.- …los dictámenes en el plenario. Por supuesto, primero vamos a tratar de que sea un solo dictamen.

Sr. Presidente (Lazarte).- Claro. O sea debe salir un dictamen por mayoría, que es el que vamos a someter a votación, digamos, cuando lo tengamos previsto.

            Si le parece y está de acuerdo, Dra. Garros Martínez, en el cuadro comparativo usted está como primera. Si le parece un poco el criterio utilizado para la conformación de esto.

Sra. Garros Martínez.- Sí, alguien tiene que empezar así que no hay problema.

            Yo creo que esto todos lo han leído, lo que es la propuesta de los que firmamos este, porque en el bloque no hay una posición uniforme porque tenemos libertad de cada uno presentar los proyectos que le parezcan más adecuados. Entonces, voy a leer lo que puse y los que firmaron este proyecto, no significa que sea el proyecto del bloque. Queda claro así.

            Entonces, la propuesta dice así -si quiere que paremos y vamos leyendo me dicen- “Está integrada por cinco miembros con título universitario de grado en Abogacía, Ciencias Económicas, Ingeniería Informática, todos con especialidad en auditoría de la hacienda pública, control de gestión y resultados, u otros graduados universitarios con especialización en administración financiera control y auditoría pública. Que deberán tener por lo menos diez años de ejercicio de la profesión, computándose desde que se inscribió y obtuvo la matrícula en el Colegio Profesional respectivo. Y cinco años de residencia inmediata en la provincia de Salta.

            Son seleccionadas por una Comisión Permanente de la Cámara de Diputados integrada por siete miembros, de los cuales cinco deberán pertenecer a partidos o al Frente Electoral, o partidos que lo integran, que no hayan adherido a la candidatura del titular del Poder Ejecutivo en funciones, al momento de resolverse la designación del Auditor General, en orden a los representantes que tuvieran en la Cámara las distintas minorías. Los otros dos podrán pertenecer a la representación parlamentaria que pertenecen al Frente Electoral, o partidos que lo integran, y que hubieran adherido a la candidatura del titular del Poder Ejecutivo, quienes deberán garantizar en la integración del Colegio Auditores, tres hayan sido designados por la oposición del Gobernador en funciones al momento de su integración.

            Todos sus miembros son designados previa audiencia pública y publicado por la Cámara de Senadores, en sesión pública. Duran cuatro años en sus cargos y pueden ser designados solamente por un período más, en total ocho años, tienen la misma incompatibilidad y gozan de la misma inmunidad que los jueces y son removidos por las mismas causas que éstos, por juicio político. Tienen la misma remuneración que los Jueces de Cámara de Segunda Instancia”.

            Digamos, se mantiene la estructura de designación de los miembros de la Corte como es la estructura actual, nada más que con mayoría, en cuanto a la elección. Nada más que esta Comisión de los siete miembros tiene que ser integrada por cinco de la oposición y dos del gobierno que esté en funciones al momento de la designación.

            Eso es porque en la redacción actual dice ‘garantizándose la presencia de la minoría’ y eso no se sabe cuánto es. Y eso era lo que generaba problema.

            Nosotros vemos que con esta redacción, digamos, garantizamos realmente, la participación de la oposición en la Comisión que va a designar. Ahora, si esa Comisión se va a apoyar en un concurso, en un asesoramiento, son facultades de la Comisión que lo puede resolver -digamos- como ahora está resuelto por un decreto la designación de los requisitos para los Jueces de Corte.

            Eso es un poco lo que nosotros opinamos.

            Y me interesa decir esto otro. ¿Nosotros queremos realmente un cambio en la Constitución, un cambio en los funcionamientos de los órganos de control, digamos, que garantice un real control, o queremos hacer una manifestación pública de nuestras respectivas posiciones? Porque yo acá quiero ser bastante cruda. Acá lo que se va a votar y lo que se va a sancionar es lo que vote la mayoría.

            Entonces, todo lo demás que resulte testimonial y que yo voy a quedar demostrando ante el pueblo y todo lo demás, va a ser eso; y el control va a seguir estando en función del gobierno de turno que estuviera. Yo no me refiero solo a este gobierno, porque la Constitución es de aquí para adelante. El control va a estar en manos, siempre del gobierno que esté y lo que a nosotros, me parece, nos interesa garantizar es que el control no esté en manos del gobierno, sino que esté en manos de la oposición. Por lo menos esta es la idea de este proyecto.

            Eso es lo que quiero opinar. Nada más.

Sr. Presidente (Lazarte).- Tiene la palabra la Convencional Laura Moyano.

Sra. Moyano.- Hay dos cosas que quisiera preguntar de ese proyecto. Así de la forma que está planteado, ¿sería solamente una selección por antecedentes? o ¿irían a un concurso por oposición?

Sra. Garros Martínez.- No. No, acá no figura el concurso.

Sra. Moyano.- Claro. Solo por los antecedentes.

Sra. Garros Martínez.- Sí.

Sra. Moyano.- Gracias.

Sr. Presidente (Lazarte).- Tiene la palabra la Convencional Escudero.

Sra. Escudero.- Quiero dejar nuestras observaciones.

            Creo que en algo estamos de acuerdo y es que los auditores, cinco auditores es suficientes.

Sra. Garros Martínez.- Nada de tres a cinco, sino cinco.

Sra. Escudero.- Eso me parece que sería un primer consenso. Cinco auditores es suficiente.

            El segundo punto, son las profesiones. Aquí, de los invitados que hemos consultado han coincidido en que, abogados y contadores son los que tienen el perfil de formación.

Sra. Garros Martínez.- Porque hemos invitado al Colegio de Abogados y al Colegio de Contadores.

Sra. Escudero.- No, y a expertos. A expertos en auditoría, titular de la cátedra de Auditoría de la UNSa. Hemos invitado a gente que sabe.

            En la Auditoría de la Nación es igual, abogados o contadores. Eso es así, en los modelos de auditorías que funcionan en el País, es eso.

            Ingeniero Informático. Yo consulté a un ingeniero informático y me dice que a menos que vayamos a hacer auditorías de sistemas informáticos, cosa que la Auditoría no tiene competencia, no se justifica.

Sra. Garros Martínez.- Cómo que no tiene.

Sra. Escudero.- Lo que sí hace falta es que en el staff haya ingenieros informáticos que asesores en el equipo a los auditores.

            El otro punto del proyecto en el que yo no estoy de acuerdo, es en la posibilidad de reelección. La posibilidad de reelección hace que el auditor inmediatamente se subordine al poder del que depende la renovación de su cargo o sea es lo que estamos volteando de la Corte y es lo que hay que voltear de la Auditoría también. Entonces, es preferible dar un tiempo más largo y sin posibilidad de nueva designación. Porque lo que tenemos que hacer es evitar esa relación íntima que se establece entre el auditor y el político de turno, por eso es que es mejor por ahí entender esto, cinco años que tienen, ahora seis sin posibilidad de reelección y listo.

            Después está el tema de la forma de designación. Creemos que esta forma de designación por la política y este vínculo tan íntimo entre los auditores y la política, ha fracasado. Si vemos la trayectoria de la Auditoría es cada vez peor, cada vez es menos transparente. Fíjense, lo que nos ha contestado al Poder Constituyente, lo que le contesta la Auditoría “yo no estoy obligado”. Esto es el producto de la forma de designación. Si nosotros repetimos esta forma de designación no va a cambiar nada, en cambio alguien que sale del concurso, hay que tratar que la forma de designación le dé una cierta independencia al legislador. Yo gané un concurso y, además, me ratificó con los dos tercios la Asamblea Legislativa. Entonces, esa persona por seis años se puede sentir un poco más temperada.

Hoy la situación es tan mala que no funcionan como Cuerpo Colegiado. Ellos se distribuyen qué audita cada uno, y lo que es Poder Ejecutivo y cuenta del ejercicio es el Presidente. O sea, los demás no conocen lo que hacen, entonces, no es solamente la forma de designación sino hay cosas que hay que poner, digamos, que tiene que publicarse todo, que tiene que ser transparente. Por eso, creo que alguien de prestigio que gana un concurso, no va a rifar su prestigio por tapar cosas. Queremos verdaderamente que haya control, queremos luchar contra la corrupción o queremos que todo siga como está ahora.

Sr. Presidente (Lazarte).- Tiene la palabra el Convencional Tito Villegas.

Sr. Villegas.- Para reiterar que es importante que entendamos esto.

El poder lo tiene el pueblo y el pueblo es el responsable de elegir a sus representantes, y hay una Comisión aquí en el proyecto que presentamos, donde la importancia vital será en la Cámara de Diputados, que no cumple la función que debe cumplir. No por traer gente, y lo he dicho en la sesión anterior de los órganos intermedios de representación en la sociedad, vamos a garantizar que no haya corrupción. La corrupción se inicia en la política y desde la política, a través de sus representantes y hay que poner un coto necesario para que esto no se repita. Y allí es donde el pueblo, que es representado en la Cámara de Diputados, debe asumir el rol de controlar esto. No por cambiar la meritocracia nos va a decir que somos menos corruptos. Por lo tanto, valoro la importancia que tiene el poder político en función y por eso se hizo esta Convención, porque la política tomó conciencia de que hay que poner un final a este tema de la corrupción en los gobiernos, en el sistema político.

            Es importante que nosotros, representantes del pueblo, no vayamos delegando cierto poder que le corresponde al pueblo, que en este caso el poder máximo, que lo estamos leyendo, estamos reformando a la Constitución. Por lo tanto, creo que allí está el problema, pero si uno lee la ley con respecto a la historia, vemos que ahí habla que es un órgano colegiado. Ahora si no se cumple ¿quién lo tiene que hacer cumplir?

Sra. Escudero.- La Legislatura.

Sr. Villegas.- La Legislatura, por eso digo.

Sra. Escudero.-  Y no lo hace.

Sr. Villegas.-  ¿Problema de quién? De los legisladores.

Sra. Escudero.-  Del sistema político.

– Hablan varios convencionales a la vez.

Sr. Presidente (Lazarte).- Nos ordenemos. Hagamos lo siguiente, es muy importante, muy valioso el aporte que hace cada uno, las observaciones, creo que sería conveniente, porque estamos ante la lectura de un primer proyecto y que inmediatamente estamos tocando, y es muy probable que en función de la lectura de los restantes proyectos, haya cosas en común y cosas que difieran. Diría que avancemos con la presentación mínima de cada uno y después abramos la opinión de los que quieran participar en lo que deseen manifestarse. ¿Estamos de acuerdo con eso?

Sra. Garros Martínez.- Sí, señor.

Sr. Presidente (Lazarte).- Le pido, por favor, al Convencional Yampotis sobre su proyecto.

Sr. Yampotis.- Primero, casualmente lo que marca acá el Convencional es producto de la Ley Electoral, que no hay forma, no podemos poner oposición y oficialismo porque es lo mismo no más. Todo es oficialismo. La Ley Electoral tiene que cambiarse para que la elección de los diputados realmente represente la voluntad de ese pueblo en la Cámara. Pero si usted tiene alguien con el 50%, pero tienen el 60% en la Legislatura, no va a haber manera, usted escriba lo que escriba, la política va a privar a lo que pertenezcan esos legisladores.

            En segundo lugar, creo que sería muy bueno que de este Órgano de Control salga un frente por unanimidad, hagamos todo el esfuerzo posible para que así sea.

            En mi caso, desde luego está influenciado por la profesión de Contador,  porque he tenido que hacer auditoría muchos años de mi vida en instituciones públicas, privadas, en muchos lugares y, evidentemente, que esa era una tarea específica del Contador Público, inclusive la Ley Nacional de Incumbencia, de qué es lo que tiene que hacer cada profesión, ahí está previsto que la auditoría está reservada a los contadores públicos, ellos son los que tienen que hacer. Por supuesto, en la Auditoría es indispensable también la participación de los abogados, porque va a servir para que clarifique esa auditoría y para que se haga en función a las normas en general. Pero luego, las resoluciones técnicas propias de un dictamen de Auditoría, que va a tener que firmar el Presidente de la Auditoría, eso va a ser incumbencia de un contador público. Por eso es que yo puse que la Presidencia -por supuesto, vamos después de todo a tratar de consensuar- tendría que estar a cargo de un contador público y que tiene que ser rotativa anualmente.

            El proyecto dice así “La Auditoría General de la Provincia está integrada por cinco miembros, dos con título universitario en abogacía con especialización en derecho administrativo, y tres con título universitario de Contador Público Nacional con especialización en control y auditoría gubernamental y/o administración financiera pública, uno de estos últimos profesionales, -es decir, los contadores- deberá ejercer la presidencia de manera rotativa anualmente. Se puede ahí sacar la palabra “público nacional” porque ahora ya la mayoría de las universidades tienen el título de Contador Público nada más.

            “Son designados previa audiencia pública por la Comisión Bicameral Revisora de Cuentas”. Esa Comisión Bicameral habría que ver que de alguna manera estén también representadas las minorías. Pero ahí va a haber gente de diputados y senadores, seguro. Y ahora, de minoría no sabemos. “Son designados previa audiencia pública por la Comisión Bicameral Revisora de Cuentas, entre los postulantes seleccionados mediante concurso público de oposición y antecedentes, realizado por un tribunal ad hoc compuesto por siete miembros, un representante de la Universidad Nacional de Salta, un representante de la Universidad Católica de Salta, por el presidente de la Auditoría General de la Nación…” o quien designe, primero aspiramos a lo máximo, “…dos representantes por cada ente de derecho público con competencia delegada para controlar las profesiones citadas”. Es decir, dos del Colegios de Abogados y dos del Consejo Personal de Ciencias Económicas también tienen el poder de policía sobre esta profesión y regulan la matrícula.

            “Duran cinco años en sus funciones…” eso es otra cosa que habría que ver si pueden ser cinco o seis y nada más, creo que no sería conveniente que sean reelectos o se los renueve, “…y no pueden ser reelegidos. Tienen las mismas incompatibilidades, gozan de las mismas inmunidades que los jueces y son removidos por las mismas causas que estos mediante juicio político”.

            Esto también lo he firmado yo y puede ser que haya alguna discrepancia en el Bloque o no. Por lo general, todo estuvo conversado y yo tuve la responsabilidad de redactar. Como guía he tenido lo que ha presentado el Concejo de Ciencias Económicas acá y también lo que nos habló Tito Rodríguez, que fue Secretario de Hacienda en el Gobierno de Roberto Romer

Sra. Escudero.-  Y uno de los auditores.

Sr. Yampotis.- … después fue uno de los primeros auditores cuando dejamos el Tribunal de Cuentas y pasamos a la Auditoría, y por el Magister Gastón Moreno que también tiene libros escritos sobre el tema, da conferencias y cursos de pos grado en todo el País sobre este tema. Entonces, algo de la experiencia de estas personas tiene que servirnos de guía o de faro para tratar de ubicar que realmente existe un control efectivo. De eso se trata.

            Es muy valiosa también la participación que pueden tener los analistas de sistemas, los ingenieros en sistema, pero ello va a salir, la Auditoría ya de por sí es un órgano auxiliar de la Legislatura, y estos analistas de sistema también va a ser auxiliares de esta Auditoría, porque ellos van a pasar el informe de cómo están funcionando los sistemas de informática en los distintos estamentos del Estado, empresas centralizadas, descentralizadas, municipalidades, del Gobierno de la Provincia, los ministerios, para saber cuando hacen el gasto y cargan, si han gastado mil, a lo mejor después cuando usted va a imprimir aparece veinte mil. Eso es lo que tiene que ver el sistema si funciona bien. Si lo que entra equivale a lo que está saliendo.

            Después la interpretación, el armado de los dictámenes lo va a hacer el Colegio de Auditores con los informes de todos los sectores de la Auditoría. Entonces, esas resoluciones técnicas no las conocen los ingenieros en sistemas, doctora. Lamento discrepar en ese aspecto con usted.

Sra. Garros Martínez.- No, no. Puede no estar, pero yo creo que hay una profunda equivocación en lo que señalas. Sabes por qué, porque eso es el Tribunal de Cuentas. Ahora la Auditoría tiene otro sentido. La idea es que la Auditoría… Perdón.

Sr. Presidente (Lazarte).- Sí, por favor. Cosa que después abramos ya la …

Sr. Yampotis.– Sí, casualmente, el Instituto Anglosajón insertado acá en nuestra Provincia, netamente colonialistas, con costumbres más españolas que otra cosa.

Sra. Garros Martínez.- No, porque si hablamos del Programa 20-30, hablamos del control de gestión, hablamos de control de resultados, eso no lo hacen los contadores.

Sr. Yampotis.– Sí, sí. Perfecto.

Sr. Presidente (Lazarte).- Si evitamos dialogar, cosa que después lo podamos exponer.

Sr. Yampotis.– Casualmente, para el total de gestión, el ingeniero en sistemas lo puede instrumentar en la auditoría para que exista ese control; y nos dijeron también los especialistas que eso no va a ser inmediato. Lo inmediato cuál es, que los recursos sean bien utilizados, sea efectiva y eficiente esa administración, porque todos los años escuchamos en el Presupuesto ”aumentamos la Partida para Educación”, “aumentamos la Partida para Salud” y tenemos en la Provincia los índices de pobreza más altos del País.

            Entonces, veamos que se controle, se aumentan tanto las Partidas, bueno que se usen realmente y eficientemente, con resultados, para ver qué se hace con los dineros públicos.

            En principio, sería eso.

Sr. Presidente (Lazarte).- Perfecto Convencional. Muchas gracias.

            Quedaría el proyecto de Javier.

Sr. Mónico Graciano.- No. Del Bloque. Del Interbloque, perdón.

Sr. Presidente (Lazarte).- Del Interbloque. Le doy la palabra a Javier Mónico.

Sr. Mónico Graciano.- Muchas gracias, Presidente.

            Primero, comentar que es un proyecto que es producto del consenso y del trabajo del Interbloque del cual formamos parte, teniendo como base las opiniones de los especialistas que han venido a disertar acá, en la Convención y con quienes hemos tenido entrevistas en nuestro trabajo de Bloque.

            Hay algunas cuestiones que en la búsqueda de consensos, y de manera previa me gustaría decir, el número, me parece que cinco, ya lo hemos manifestado. Otra cuestión en la que me parece que rápidamente podemos alcanzar un consenso, es en darle una perspectiva de género. Creo que es un órgano colegiado en el cual podemos garantizar la participación de la mujer. Eso es importante y creo que podríamos partir de un consenso.

            Después, también podemos empezar a discutir muchos temas acá, las profesiones, los procesos de selección, etcétera, pero tenemos que empezar con la naturaleza del órgano que estamos tratando, es un órgano de control. Entonces, me parece que el primer principio rector y en lo que todos tenemos que coincidir y en base a lo cual tenemos que generar los proyectos definitivos, es decir “bueno tenemos que dotar de independencia a la Auditoría”. ¿Cómo dotamos de independencia? Quien va a ser controlado tiene que ser lo más ajeno posible al órgano que lo va a controlar. Tenemos que tratar de separar esto y decir “Bueno, órgano que controla mayor independencia posible del órgano a ser controlado” Y ¿quiénes van a ser controlados? Me parece que a partir de ese principio siempre tiene que ser este, en el orden a partir del cual tenemos que buscar los argumentos para nuestras posiciones.

            Paso a leer nuestro proyecto “La Auditoría General de la Provincia está integrada por cinco miembros designados por los dos tercios de votos del total de miembros de la Asamblea Legislativa, previo concurso público de antecedentes y oposición. El Poder Ejecutivo convoca a un jurado técnico en cada caso, integrado por cinco profesionales que cuenten con antecedentes como profesores titulares o adjuntos en cátedras relacionadas con la especialidad en las universidades de Salta. Uno a propuesta del Poder Ejecutivo, uno a propuesta del Colegio de Abogados, uno propuesto por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, y dos por representantes de Organizaciones No Gubernamentales, cuyo objeto principal sea la promoción de la transparencia y la ética en la función pública, con personería jurídica y domicilio en la Provincia. Los miembros del jurado se desempeñarán en forma honoraria y elegirán una terna que será elevada a la Asamblea Legislativa, para su designación. Para concursar el cargo se requiere cuarenta años de edad, título profesional de Abogado o Contador Público Nacional con por lo menos ocho años de antigüedad en el título, con especialidades afines a las competencias de la Auditoría. Ejercerán sus funciones por un período de seis años, sin posibilidad de nueva designación. La Presidencia será rotativa. Tienen las mismas incompatibilidades que los jueces y gozan de las mismas inmunidades. Podrán ser enjuiciados y removidos en la misma forma y en los mismos casos que los Jueces de Corte. La finalidad de la Auditoría es ser un organismo de excelencia en el control que contribuya a la mejor gestión pública en beneficio de la sociedad”.

            Un poco, de acuerdo a los temas centrales que forman el debate, nosotros vamos por el número de cinco auditores. En lo que tiene que ver con la formación de los auditores, nos inclinamos claramente en atención a las recomendaciones de quienes han venido a exponer acá, porque tengan una formación como abogados o como contadores, un poco tomando acá lo que decía el Contador Yampotis, la Auditoría en general es un área específica de los contadores, son quienes tienen mayor formación al respecto, pero tampoco podemos dejar de lado a los abogados, en atención a que siempre estamos acá en interpretación de normas y leyes.

            En lo que tiene que ver con el proceso claramente vemos que el sistema actual ha fracasado y no le ha dado la independencia suficiente a este órgano, digamos, por demasiada injerencia en la política, quizás por algunas cuestiones particulares de la política salteña, en donde oposición, oficialismo en cierto punto se empiezan a confundir. Entonces, buscamos este proceso que garantice, que de transparencia que es el concurso público. Me parece que el concurso público -nos parece a nosotros- debe ser parte del proceso de selección de los auditores, debe estar plasmado expresamente en la Constitución, que se deba realizar este proceso de concurso público y luego sí que tenga participación la política en ratificar el resultado de este concurso. Y lo que proponemos es que sea la Asamblea Legislativa como institución madre -si se quiere- o más relevante de lo que el Cuerpo Legislativo, que sea la Asamblea Legislativa quien tenga esta función. Me parece que eso es lo central de nuestra propuesta.

            Después, por supuesto, también la duración de los auditores en su cargo planteamos que sea un número hemos puesto seis años, pero restringiendo la posibilidad de una reelección o renovación de estos mandatos, entendiendo que esta posibilidad de renovación de los mandatos por allí lo que traía un poco aparejado es una conducta, muchas veces que busca congraciarse con los sectores de poder por parte de los auditores. Me parece que si nosotros vamos a un concurso público, a una designación, sabemos, por ejemplo, en el caso que hemos puesto seis años y luego sin posibilidad de retomar las funciones, me parece que serían factores que ayudarían a la independencia y a esta división, decir órgano que controla, órgano controlado, que estén lo más separado posible, los menores vínculos que se puedan generar entre ellos me parece que van a ayudar a la independencia. Por supuesto, tratar de buscar los mecanismos para reforzar este carácter de órgano colegiado, de reforzar lo que tiene que ver el concepto de auditoría de gestión y esas son las prioridades que nosotros hemos tenido en cuenta y lo que tratamos de plasmar en este proyecto.

            No sé si a mis pares les ha quedado importante que agregar.

– Diálogo entre los señores convencionales.

Sr. Presidente (Lazarte).- Cuando terminemos porque me voy a tomar el atrevimiento, con el pedido de mis pares de bloque, de, a pesar de no estar en el comparativo, si ha ingresado ya este proyecto, obviamente, quisiera, si me permiten, dar lectura y después que se vaya evaluando el mismo y un poco como que tendríamos ya presentado, planteado sobre la mesa lo que hasta ahora han sido ingresados y quedaría pendiente con el compromiso recientemente asumido por el Contador Público Julio Moreno de ingresar el proyecto que le pertenece a su bloque, ¿estamos de acuerdo?

– Diálogo entre los señores convencionales.

Sr. Presidente (Lazarte).- “La modificación del artículo 169…” lo firman los Convencionales Hugo Enrique Rodríguez, Jorge Soto, Yolanda Vega, Carlos Orella, Marcelo Lazarte. “…está integrado por cinco o siete miembros, según lo establezca la ley, con título universitario en Abogacía, Ciencias Económicas u otros graduados con especialización en administración financiera, control y auditoria. Son seleccionados por una Comisión Permanente de la Cámara de Diputados integrada por siete miembros, con participación de la minoría. El dictamen de esta Comisión con el respectivo postulante a cubrir el cargo de Auditoría General es tratado por el plenario de la Cámara de Diputados en sesión pública. Son designados previa audiencia pública por la Cámara de Senadores en sesión pública. Duran nueve años en sus funciones y no pueden ser reelegidos. Tienen las mismas incompatibilidades, gozan de las mismas inmunidades que los jueces y son removidos por las mismas causas que éstos mediante juicio político”.

            Voy a hacer un poquito referencia a esto en función de los que han participado, de las distintas exposiciones, lo consultado a distintos integrantes en forma particular, que es la libertad que tiene cada uno de nosotros de nutrirse de información en el ámbito que corresponde y con la institución que le parezca, como para poder elaborar un proyecto, el cual lo hemos trabajado. Obviamente que para nosotros es importante la cantidad de miembros que puedan formar la Auditoría y nos parece razonable la cantidad de siete miembros. Y por qué para nosotros es razonable. Porque debemos entender, primero y principal, cómo funciona internamente la Auditoría en función de las normas que tiene disponible para trabajar, por supuesto, y yo creo que independientemente lo que nosotros intentemos o queramos incorporar a través de las modificaciones que muy bien expusieron cada uno de ustedes, muchas veces debemos, en el caso particular nuestro nos hemos preguntado, ¿no es importante ver cuáles son las herramientas, elementos que tiene hoy la Auditoría para poder funcionar? Si las normas han sido creadas oportunamente en el marco del ejercicio de un control, obviamente que deben estar para cumplimentarla. Entonces, nosotros entendemos que las normas están, el efectivo cumplimiento de las mismas debe cumplirse, y para eso, creemos que la independencia que hoy tiene dentro de la Auditoría un auditor, es realmente importante de resaltar. Por qué. Porque yo no escuché en las exposiciones que haya dicho alguno de los que han sido expositores y a la vez han sido integrantes o miembros de la Auditoría; yo he tenido coartada la posibilidad y la libertad de trabajar dentro de la Auditoría. Primer elemento importante que se puso a consideración y que, de alguna manera, no ha sido cuestionado.

            Y cómo funciona eso. Un auditor, hoy los cinco auditores tienen la libertad en función de una distribución de los lugares, instituciones u organismos a auditar, de hacer el informe correspondiente en función de ese trabajo de campo realizado. Y tiene esa libertad, porque no tiene vinculación por parte del Presidente de la Auditoría, de modificar la independencia que tiene un auditor; y ese auditor, es de la mayoría o es de la minoría, y tiene esa independencia. Tampoco hemos visto coartada la posibilidad para un auditor que le pertenezca a la minoría, que haya sido imposibilitado de emitir un informe respaldado en función del trabajo que haya hecho.

            Entonces, ¿están dadas las reglas?, ¿están dados los elementos para que puedan trabajar? Por supuesto que sí, a nuestro entender.

Sra. Escudero.- ¿Y por qué no funciona?

Sr. Presidente (Lazarte).- Termino de exponer y después vemos todos los planteos, cosa de que sigamos el mismo criterio, Convencional.

            Entonces en ese esquema, nosotros entendemos de que es una cuestión de organización interna, propia de la Auditoría, y a la vez, tampoco podemos manifestar y decir “el Presidente tiene que ser tal”, porque es un órgano que tiene la libertad de elegir en forma democrática, quién debe presidir la Auditoría. Vuelvo a resaltar esto. El Presidente de la Auditoría no tiene injerencia en la libertad y en la autonomía que tienen cada uno de los miembros integrantes de esa auditoría. Ahora que nosotros intentemos y queramos forzar a una situación que interpretamos que se da, es otra cosa; las leyes, las normas están respaldadas para que funcionen en ese sentido. Discutiremos después, seguramente, si corresponde, si no, si lo hace bien, si no lo hace bien, pero yo creo que la posibilidad para que funcione de tal manera está dada con total independencia. ¿Qué es el inconveniente que tenemos nosotros y entendemos? Que esta posibilidad que nosotros intentamos plasmar, que sea hasta siete miembros, significa que hoy la deficiencia que tenemos en el trabajo de auditoría es, el trabajo de campo, la posibilidad de ser más abarcativos en el esquema de auditar los distintos municipios, por ejemplo, los distintos organismos.

            Creemos que con esto, es importante tener en cuenta que podría ampliarse un poco el recurso humano posible, para que los auditores puedan disponer de equipos correspondientes para hacer el trabajo de la Auditoría.

            Por otro lado entendemos que, nueve años y sin la posibilidad de reelección es un período prudente y queremos ser consecuentes con lo que de alguna manera se está discutiendo también en el área judicial de esta reforma. Que no sean reelegidos, hay una intencionalidad, que siempre lo hemos manifestado, de la limitación del tiempo del poder, del tiempo en realidad, para permitir la alternancia y, obviamente, nosotros entendemos que es prudente la cantidad de nueve años en el ejercicio de esa función. Y por qué no acotar los tiempos y la posibilidad de reelección. Porque ahí es donde carece de independencia, al momento de la posibilidad de reelegirse hace que sea tendencioso, si se quiere, al momento de tener que firmar o elaborar un informe por una cuestión de no independencia que se pudiese interpretar y que esas decisiones que toma un auditor, sea pensando en esa alternativa de poder ser reelecto.

            Entonces, creo que hacerlo un poco más extenso hace que de alguna manera se pueda cubrir con lo que proponemos desde el bloque o de quienes somos los firmantes, que se tenga en consideración en esta modificación. Son algunos de los puntos que quería dar a conocer y no esperar a que después se hagan todos los comparativos y se discuta, sino lo queríamos traer a colación.

Sra. Escudero.- Escuchemos el proyecto de Juntos ahora, así tenemos un panorama.

Sr. Presidente (Lazarte).- Sí, le vamos a conceder la palabra.

Sr. Moreno.- Obviamente el trabajo que hemos hecho en nuestro Bloque es justamente es muy parecido con otros proyectos, en donde pensamos que el número de auditores tiene que ser cinco, dos contadores, dos abogados y un ingeniero especialista en informática, que eventualmente se puede discutir o no.

            Después, la duración cinco años sin ningún tipo de reelección, o sea absolutamente nada, se van a su casa. Y esto por qué digo, esta duración de cinco años. Normalmente en cualquier empresa privada que uno tiene que contratar auditores duran no más de dos o tres años, cualquier empresa auditora, justamente por la confianza o la seguridad o la tranquilidad o la amistad que puedan llegar a tener con el órgano controlador. Creemos que no más de cinco años y sin reelección absolutamente de nada.

            Otro de los temas es cómo se van a elegir los auditores. Coincidimos en que tienen que ser por concurso. Creo que es importante darle la tranquilidad a toda la población, que van a ir las mejores personas especialistas en el tema. Eso significa, que si hacemos un concurso público y después nos podemos poner de acuerdo si es Ciencias Económicas, Abogacía, de la UNSa, profesores, lo que dijo acá el Contador Yampotis, de la Auditoría de la Nación, creo que nosotros sí podemos tener, ya lo vamos a tener escrito, de cuáles serían los integrantes para la elección de estos auditores. Después sí, obviamente, aprobarlo con las dos terceras partes de diputados y senadores. Creo que también es clave que les demos transparencia y seguridad a todas las personas.

            Después hacer una reflexión de cómo funciona hoy, lamentablemente, la Auditoría. Lo hemos visto, faltándonos el respeto a la Asamblea Constituyente diciendo que ellos no tienen la obligación de dar informe, por ejemplo. Eso es una falta de respeto total que está amparado en un poder político, que lamentablemente los está amparando.

            También entiendo que en este momento la Auditoría funciona como un órgano para disciplinar a muchísimos municipios y eso es lo que nos hace muchísimo mal. Como así también las publicaciones que se tienen que hacer, ya lo estuvimos charlando recién, habla de publicaciones, habla de que tenemos que publicar; entiendo que no solamente se tienen que publicar los dictámenes de mayoría, porque cada dictamen tiene que ser aprobado por mayoría o minoría en la Auditoría, sino se tienen que publicar también los dictámenes de minoría. Creo que es interesante que también hagamos hincapié en la publicación de los dictámenes de mayoría y de minoría.

            Por último, creo que es interesante el tema de buscarle la forma de que los auditores sean totalmente independientes y les damos la tranquilidad a todos y no estén ligados al poder central.

            En principio esos van a ser los puntos en la coincidencia con respecto a los concursos, creo que varios estamos coincidiendo en que tienen que ser concursos y si es posible concursos públicos, y por otro lado, la duración de los mandatos y la independencia de los auditores. Esto es lo que vamos a transcribir para presentarlo. En principio los puntos fundamentales son estos.

Sr. Presidente (Lazarte).- Muy bien, eso está ingresando en el día…

Sr. Moreno.- Hoy o a más tardar mañana a la mañana.

Sr. Presidente (Lazarte).- Tiene la palabra el Convencional Sarsuri.

Sr. Zauzuri.-  Buenos días a todos y todas.

Nosotros ya presentamos nuestro proyecto en Mesa de Entrada esta mañana. Primero antes de exponer nuestro proyecto de Frente de Izquierda, planteamos primero que tiene que ser la Auditoría, todos los miembros tienen que ser independientes del poder de turno, porque no se puede controlar uno mismo, tienen que ser independientes. Y escuchando los distintos proyectos que se presentaron, noto que se pide en algunos, que tengan título de Abogacía y a mí eso me hace ruido porque en Salta la carrera de Derecho no es pública o sea que estamos pidiendo que se integre un abogado a la Auditoría General pero la carrera de Derecho está hoy en día privatizada en Salta y cualquiera que quiera estudiar no podemos, tenemos que ir a Tucumán para estudiar, para hacer la carrera de manera pública. Entonces me parece que primero para pedir que un integrante sea abogado tiene que ser la carrera pública y lo digo pensando en el futuro, si pedimos que tenga título universitario, bueno, que esa carrera esté en la universidad pública para que toda la población pueda acceder a ese cargo. Si no lo estaríamos limitando solamente a aquéllos que puedan pagar una carrera en la Católica o en una universidad privada.

            Nosotros planteamos que la Auditoría tiene que estar compuesta por siete integrantes, mayores de edad y con domicilio en la Provincia, y bueno, con una mayoría independiente del gobierno provincial y detallamos lo siguiente “cuatro elegidos por la legislatura, dos por el primer bloque opositor, uno por el segundo bloque opositor y uno por el bloque oficialista. En caso de existir un único bloque opositor, se designa tres.

            Ahí planteamos que…

Sra. Escudero.- ¿Y los otros tres?

Sr. Zarzuri.- Ahí planteamos que la Auditoría esté al servicio de la sociedad y, por lo tanto, tiene que integrar miembros de la sociedad. Por eso planteamos que sea uno de la Universidad Nacional de Salta, elegido en forma democrática entre sus claustros, uno por la Red de Defensa de Derechos Humanos, acá en Salta, y uno por el personal de la Auditoría, elegido en forma democrática. O sea un trabajador de la Auditoría General, que son los que más saben sobre este tema, que están en el asunto del control.

            Y también hacemos relevancia a que tiene que ser cuatro años su mandato, sus funciones, y pueden ser reelectos por única vez consecutiva. Y que su salario -y en esto no concuerdo con los demás expositores- sea igual al sueldo de un/a director/a de escuela  con diez años de antigüedad…

– Un convencional manifiesta ‘han mejorado antes decían la maestra de grado’.

Sr. Zarzuri.-…Bueno, ese sería nuestro proyecto. Hacemos hincapié a que también se pueda debatir una cláusula en donde se establezca que en la Auditoría no haya precarización laboral y se cumpla con los derechos de todos los trabajadores de ese órgano.

            Esa sería nuestra propuesta.

Sr. Presidente (Lazarte).- Muy bien.

            En función de eso, entendemos, creemos, prácticamente que estarían todos los proyectos de los distintos bloques ya presentados. Habríamos estado, prácticamente cumplimentado lo que nos habíamos propuesto en la reunión anterior. Así que es muy importante que hayamos dado a esto la importancia.

            Ahora abrimos la posibilidad para iniciar las exposiciones, respecto de lo que ya hemos manifestado cada uno de los integrantes o los responsables de bloques.

            Tiene la palabra el doctor Martinelli.

Sr. Martinelli.- Gracias Presidente.

            Es muy interesante porque todos los convencionales, en forma individual o por grupo o por bloque hemos trabajado en este tema y eso habla de la responsabilidad que, efectivamente, la sociedad ha puesto en nosotros para el cumplimiento de la reforma. Pero hay cosas que realmente, tengo que decirlas en este debate, porque creo que la franqueza hará posible que realmente sepamos qué cosas pueden estar bien, qué cosas pueden servirle, qué cosas no.

            Por ejemplo, el penúltimo proyecto presentado donde figura el Contador Convencional Lazarte, es como que desmiente la posibilidad de la Ley 8239 de modificar en su párrafo del artículo 168.

Sr. Moreno.- Artículo 169 punto 3.

Sr. Martinelli.- …169, el párrafo ese. Por qué. Porque salvo que sea en vez de tres a cinco, que sea de cinco a siete y de los nueve años, todo lo demás es exactamente igual que lo que está vigente. Eso conlleva a pensar, lo que dijo el convencional, que eso parece una cuestión individual entre los hombres que están dentro del Colegio de Auditores, y yo creo que puede haber, no lo niego que puede haber, la personalidad de cada uno de ellos puede existir, pero fundamentalmente creo, que las exposiciones que establece, que lo dijo el Contador Yampotis, que lo dijo el doctor Mónico, es la característica, precisamente del alejamiento que tiene que haber entre el controlado y el controlador. Eso es lo básico. Lo básico es el alejamiento y ese alejamiento es el que tiene que estar presente en esto, sino cuál sería el sentido de reformar esto para que todo siga exactamente igual, más aún, dándole en vez de cinco años, nueve años por ejemplo.

            Es decir, una situación distinta a la que se piensa en las auditorías. La familiaridad que permanentemente se puede dar entre el auditado y el auditor hace que peligre precisamente la objetividad de la Auditoría, “hace que peligre la objetividad de la Auditoría”.

            Entonces, eso es lo que tenemos que pensar, si realmente el poder político va a tener que seguir eligiendo y designando a las personas que lo van a controlar, es como que un reo elija quién quiere la persona que lo va a juzgar; por supuesto que va a elegir, seguramente, al más benévolo que pueda encontrar, al más afín a él y no al delito que ha cometido y la responsabilidad de culpa que tiene.

            Entonces, por ejemplo, el proyecto que entre otros firma la doctora Garros Martínez, establece lo que nunca se ha establecido en la ley, artículo actual, que tenga residencia inmediata en la Provincia. Eso me lleva a pensar que efectivamente podemos estar de vuelta, buscando personas que nos conozcan, que sean amigables, cuando es al revés y si son de otro lado…

Sra. Garros Martínez.-  Traemos de afuera gente para que controle.

Sr. Martinelli.- Yo no digo traerlos, “posibilitar”, por qué, porque el que no conoce tiene precisamente menos vínculo con los conocidos. Ese es un problema también o qué es lo que hacen las empresas, poniendo un ejemplo, cuando las empresas quieren auditar, que es lo que está pasando internamente en su empresa, trae gente que no conoce precisamente a los auditados, y por ahí son de afuera. Yo no tengo ningún problema en que venga otra persona de afuera y se presente en el concurso. No tengo ningún problema. Que venga otra persona que sea competente, que cumpla precisamente con los estándares que podamos exigir para que sea auditor, pero no tengo ningún problema que sea así. Como no existe esa limitación en la actualidad, puede ser cualquiera hoy en la actualidad en Salta. Es decir, justamente poner este tipo de requisito, no solamente no aísla controlar, sino que además, de alguna manera, está fomentando que se forme.

            Entonces, no son cosas buenas esas. Lo que tenemos que buscar es que cualquiera de los contadores que puedan estar acá o en cualquier lado, saben perfectamente que la regla básica es que el auditor tiene que estar alejado, absolutamente del controlado. Lo sabemos a eso. Y acá el controlado es la política, es la Cámara de Diputados, es la Cámara de Senadores, es el Ejecutivo Provincial y son las empresas y todos los municipios. Es decir, cómo lo vamos a elegir nosotros mismos, y además los que tenemos experiencias en la elección de estas cosas, sabemos cómo realmente se elige y se elige mucho más por el amiguismo que por la competencia, lamentablemente así es, y así se ha hecho en la Cámara de Diputados. Y el Presidente de la Comisión ha perdido los papeles “no tengo los papeles, los perdí”, a decir cosas como esas, como lo dijo y digo con nombre y apellido “Guillermo Sierra Marinelli”, que era presidente, para poner al auditor que en ese momento querían poner.

            De todo hay dentro, lo que es útil es que quien lo elija o seleccione sea alguien también ajeno a la política, pero con competencia. Por eso, decimos que tengan las condiciones de haber sido o sea profesor universitario, vinculado precisamente a la Auditoría, que son los cuerpos más idóneos para valorar al candidato que se presente. Y tiene que ser realmente propuesto por la sociedad civil, porque la sociedad civil es la que está pidiendo precisamente la transparencia y la responsabilidad, porque de eso se trata, de que no hubo responsables, recién ahora se va a empezar a auditar después del año 2012, el Fondo de Reparación Histórica. ¿Eso es correcto? De ninguna manera. Y los que estuvimos en la Cámara sabemos que se hablaba, se hablaba y siempre había respuestas evasivas sobre esto. Y habían comisiones ad hoc, inclusive, sobre un tema que no ha funcionado, porque el poder político que era el responsable de eso no quería que funcione. Entonces, cómo vamos a insistir si la Legislatura ha hecho pre constitucionalmente esta reforma en el artículo que corresponde a la Auditoría, es por algo; es por algo porque no funciona, entonces cómo vamos a insistir en lo que no funciona. Cómo vamos a seguir insistiendo en lo que no funciona. Acá el objetivo no es del de la política, el objetivo es de la sociedad. Construyamos realmente un camino que a la sociedad le sirva y que le va a servir a la política, obviamente, en la medida en que haya una Auditoría que controle el gasto de la política de ejecución de las obras de la política, pero es la satisfacción del pueblo y, obviamente, el galardón para los políticos, de eso se trata, de eso se trata. Entonces, el objetivo es multifacético pero, fundamentalmente es la transparencia, la rectitud y la responsabilidad.

            Gracias.

Sr. Presidente (Lazarte).- Muy bien. Gracias, Convencional.

            Lo anoto.

            Tiene la palabra el Convencional Fernando Ladies y después le toca a usted Convencional.

Sr. Lardies.- Yo me voy a volver a remitir a los fundamentos. Nuevamente quiero ser reiterativo con los fundamentos del decreto del Gobernador que ingresó este año en la Legislatura, que dijo entre los fundamentos que quería lograr la mayor transparencia política e institucional, reitero, por ahí capaz que sea cargoso con esto, pero prefiero expresarlo.

            La institucionalidad está basada, fundamentalmente entre otras cuestiones, en la participación de los partidos políticos, que haya oposición, en la libertad de expresión, la seguridad jurídica, la libertad general, pero también la independencia del Poder Judicial como base de órgano republicano y la eficiencia del órgano de control, una de las bases es esto. Estamos casualmente en esta Comisión de Órgano de Control de Auditoría. Entonces, a mí me llama la atención que desde un sector, precisamente el oficialismo, ni siquiera se propongan, cambien la forma de designación y desde otros se propongan cambios mínimos en relación a esto de darle a la oposición.

            Si nosotros hacemos un diagnóstico de lo que viene pasando con la Auditoría, podemos concluir que la Auditoría, jamás hizo una denuncia penal a pesar de que está facultado para hacerlo y constituirse en querellante, eso de tirarle la pelotita a la Fiscalía de Estado como ustedes escucharon a varios exponer, eso no es cumplir la función. Jamás hubo una denuncia penal de un auditor hacia un gobernador el que controla, mejor dicho el que ejecuta, tiene a su cargo el manejo de cuentas públicas, no solamente el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo también tiene que ser controlado. El Poder Legislativo no lo puede estar designando.

            Si no queremos reconocer la dependencia del Poder Legislativo respecto al Ejecutivo, porque eso genera resistencia, por lo menos veamos esto de, por ejemplo, de la oposición. Actualmente fue designado el papá de Santiago Cancinos por la Cámara de Diputados, el Gobernador dijo que era su amigo. Todos los auditores, todos los auditores han sido designados por el Poder Ejecutivo no por la Cámara de Diputados y Senadores, jamás Cámara de Diputados y Senadores se opuso, como tampoco jamás se opuso a la designación a propuesta del Ejecutivo, de un Ministro de la Corte.

            Actualmente, por ejemplo, tanto Durand Cornejo como Biella, supuestamente opositores, han recibido el apoyo económico del Gobernador. Entonces, de qué oposiciones estamos hablando, de qué oposiciones estamos hablando señores. Tratemos de pensar más que en lealtades partidarias es el beneficio para la sociedad. Tratemos de cambiar porque si no vamos a cambiar para que nada cambie.

            Esto que marcabas vos Marcelo, esto de que ninguno de los opositores que han sido auditores manifestó que han sido opositores, obvio que jamás lo van a hacer. Ninguno va a reconocer eso, obvio que no lo van a hacer, pero me parece que nosotros tenemos que evaluar el trabajo previo para hacer un buen diagnóstico y en base a eso poder cambiar. Entonces, nosotros más allá de lo que dijo Julio, nosotros también proponemos cambios en la integración porque el principal gasto público está en la obra pública y en la obra pública, todo el mundo sabe, es donde mayor corrupción hay, por el exceso de sobre precio, porque muchas veces no se cumplen con lo que se prometió en las licitaciones. Entonces, es importante que haya un ingeniero civil también, más allá de que por ahí, los ingenieros elijan, un ingeniero civil o un ingeniero analista de sistema, un ingeniero en informática, muchas veces se dice: ‘No bueno, pero los ingenieros también están como integrantes de la Auditoría General de la Provincia que hacen dictámenes’, también pueden hacer los dictámenes los contadores, también pueden hacer los dictámenes los abogados; pero no es lo mismo que tengamos un jefe ingeniero civil que conozca la obra pública y le dé instrucciones a los abogados, a los contadores, porque con ese criterio los abogados, la verdad, siendo objetivos no sé qué hacen ahí. En todo caso, tendrían que ser contadores especialistas en auditoría, siendo objetivos.

            Buscando una participación multiisciplinaria, estaría correcto que hayan contadores especialistas en auditoría, abogados especialistas en auditoría y también ingenieros especialistas en auditoría. Por eso es que proponemos que este Órgano que seleccione a los auditores esté integrado por un representante de COPAIPA, uno del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, uno del Colegio de Abogados, uno de la UNSa, uno de la Católica, uno de una Asociación Civil Intermedia, con el objeto de que sea defensa de la democracia y dos catedráticos de fuera de la Provincia con especialidad en auditoría, porque ellos van a ser mucho menos permeables a uno local, no es que se desmerezca a alguien que sea catedrático de la Universidad Católica de Salta o de la Universidad Nacional de Salta.

            Esto de ser Auditor General de la Provincia también puede, por ejemplo, a ver, el Auditor General de la Provincia es de Juntos por el Cambio ahora, y nosotros, por ejemplo, fuéramos gobierno, ahí habría un problema porque generalmente, capaz que designaría a uno vinculado al partido político que esté gobernando.

            Es obvio que también, capaz que nos evitaríamos del todo estas designaciones a dedo, pero por lo menos será un Órgano conformado por mayor cantidad de personas y no designados realmente por el gobernador o por una persona que, obviamente que yo comparto el criterio del Frente de Todos, el Interbloque, que el controlado jamás puede estar designando y controlante, jamás.

            Este concurso público no propondría una terna, porque también ahí hizo generación de corruptelas, sino un único designado que sería ratificado por Asamblea Legislativa, no por el Senado, sino por Asamblea Legislativa con mayoría agravada de los dos tercios, cosa que se busque mayores consensos.

            No sé si hay algo más, creo que no, pero cualquier cosa lo aporto.

            Gracias.

Sr. Presidente (Lazarte).- Gracias Convencional.

            Tiene la palabra el Convencional Rodríguez.

Sr. Rodríguez.- Señor Presidente: esto no es nuevo, en todas las Comisiones la misma discusión.

            Nosotros tenemos una firme convicción de que toda manera de designación es la que genera la independencia o la dependencia.

            Entendemos, y a vos te consta que hemos discutido arduamente en el Bloque el tema este, que lo designe quién lo designe, si después las condiciones morales, éticas de quién ha sido designado son proclives a depender de algún estamento del Estado, lo va a hacer, porque está innato en la persona.

            Nosotros entendemos que la discusión se puede dar, digamos, en la cantidad de años que puedan estar en el poder; el tema de la auditoría hemos puesto nueve y está sujeto a que se pueda consensuar.

            El tema fundamental para mí, el problema de la Auditoría son los alcances que da la ley a la Auditoría. Hoy en día hacen las evaluaciones y no tienen facultad ni de denunciar, ni de nada. Y ese, qué hago con el papel, a mí me consta. Porque yo fui asesor del municipio de Aguas Blancas y conversando con el Presidente de la Auditoría, le llevaba. ‘Sí, nosotros hemos hecho, y acá está y mirá todo lo que hemos visto’; y eso queda ahí.

            Yo no sé si hay una ley que los obligue a establecer, a hacer una denuncia

– Convencionales expresan: “La Constitución. La Constitución los obliga”.

Sr. Rodríguez.-  No, no, no. La Constitución no dice eso. La Constitución habla de temas generales.

– Convencionales expresan: “Sí dice”.

Sr. Presidente (Lazarte).- Sigamos con la exposición.

Sr. Rodríguez.-  Lo que quiero plantear, señor Presidente, concretamente, y celebro por otra parte, que acá se terminó la grieta. Todos se ponen de acuerdo, el Frente de Todos con Juntos por el Cambio. Hay que pedir un aplauso para eso. No veo que en otro lado se haga.

            Siento también que dicen, que ponen por ejemplo al Poder Judicial. Compañero Martinelli, también hay manera de impugnar, puede ser que lo atienda un Juez más beneficioso, más amigo. Lo estamos viendo cotidianamente con el tema que se está investigando a nivel nacional, o no. Que quieren ir Comodoro Py a litigar y no quieren ir a Dolores, por ejemplo.

Sr. Martinelli.- Así es. Juntos por el Cambio ha hecho eso.

Sr. Rodríguez.- No, no, no, no quiero dar nombres porque justamente no quiero generar discusiones estériles.

Sr. Martinelli.- Yo le digo, usted me pregunta.

Sr. Rodríguez.- No le pregunté, estoy usando su argumento para decirle que la situación de quien genera el nombramiento, no genera la competencia. Quien genera la dependencia es el que está en el cargo, puesto por su falta de formación, por su falta de fortaleza. Debemos entender que acá hay distintas visiones de la política y esto tiene que ver también con las cosas que estamos estableciendo en el marco de una reforma constitucional.

            También lo he planteado en el tema de la Comisión de Justicia, de la cual soy parte, la manera de la designación para mí no cambia el hecho de generar la dependencia. A mí me puede nombrar el gobernador, si yo veo que las cosas están mal las voy a decir y les consta a todos.

            En este caso yo me autodenomino, yo soy orejano, aquí hago los planteos y trato de visibilizar cuáles son los objetivos que a mí me han traído a la reforma de la Constitución, y espero que los jueces, que los miembros de la Auditoría, más allá de quien los nombre, ofrezcan a la comunidad un dechado de virtudes que a nosotros nos lleve a pensar de que son hombres hechos y derechos y que puedan ejecutar fielmente el mandato que se les ha dado, más allá de quien se lo otorgue. Entendemos, de que quienes representan al pueblo son la Legislatura de la Provincia, el Senado y la Cámara de Diputados. Es por eso, que hemos planteado en el proyecto, que sean quienes establezcan la modalidad de la designación de lo que es la Auditoría y justamente, también lo de la estabilidad de los miembros de la Corte de Justicia.

Sr. Presidente (Lazarte).- Muy bien. Gracias, Convencional.

Tiene la palabra la Convencional Laura Moyano.

Sra. Moyano.- Un poco escuchándolo al Convencional Rodríguez, escuchándolos anteriormente al resto de convencionales, creo que tenemos que hacer un análisis profundo.

Los organismos de control son organismos puramente técnicos, es muy importante resaltar las capacidades de quienes lo integran, independiente que después se vayan a volcar o no para el Ejecutivo de turno o no, pero creo que una persona que demuestra su capacidad, su preparación, sus largos años de estudios universitarios, no creo que después deje de lado todo eso por responder a un político de turno. Eso por un lado.

Me parece que es muy importante la selección con un concurso público con antecedentes y con oposición, y obviamente que ellos demuestran las capacidades pertinentes que tengan, aparte que al ser un concurso público, como dijo el Convencional Mónico, puede llegar a participar la diversidad de género, participación de la mujer; y la no reelección me parece que también es importante; por qué, porque al no haber reelección, estos organismos es como que se oxigenan cada determinado tiempo.

Sr. Rodríguez.- Todos los proyectos establecen eso.

Sra. Moyano.- Exactamente, porque en cinco o seis años es como que se oxigenan nuevas ideas, nuevas capacitaciones, si los auditores previos cometieron errores por falta de tecnicismo, bueno, esos errores no se vuelven a repetir.

            Es muy importante que entren por capacidad y no la reelección. Obviamente que los tiene que ratificar la Asamblea, porque eso es importante, pero la designación tiene que ser por un concurso público, para que la gente, -yo no soy política- a mí me va a dar más seguridad y más transparencia que la Auditoría pueda funcionar un poco mejor de lo que está funcionando ahora. Disiento con el Presidente, creo que en la exposición mucha de la gente que habló, denotó claramente que no tiene la libertad, por ejemplo, de auditar a ciertos municipios. Por qué. Porque no le presentan los papeles, no lo autorizan, les dan vuelta, piden prórroga, no se la dan, y terminan no haciendo la evaluación. Yo creo que ahora no hay libertad para auditar. Si bien yo entiendo que algunos tienen su Carta Magna otros no, pero tienen que auditar todos, tienen que tener la libertad de actuar y por Constitución sí pueden hacer la denuncia Convencional Rodríguez, sí lo pueden hacer.

            Eso quería destacar.

Sr. Presidente (Lazarte).- Muy bien. Gracias, Convencional.

            Tiene la palabra la Convencional García Gambetta. Perdón Sonia.

            Estaba antes Sonia, disculpe Convencional.

Sra. Escudero.- No hay problema.

            A ver para quede claro para el Convencional Rodríguez. Convencional Rodríguez voy a leer el párrafo de la Constitución que dice: “tiene legitimación para comparecer en juicio por sí misma y en representación del Estado, en los casos que se detecten, en virtud de las funciones atribuidas a esta Constitución y las leyes, posibles daños patrimoniales”. O sea tiene todas las competencias y no las está utilizando.

            Yo con relación a los proyectos presentados quiero hacer dos observaciones. Primero, el de ‘Gana Salta’ creo que nosotros nos vamos a oponer firmemente a cualquier intención de aumentar el gasto público. O sea elevar a siete la cantidad de auditores es elevar enormemente el gasto público sin necesidad. No es que a la Auditoría le falten fondos. Los volúmenes más importantes de dinero público para auditar están en el Poder Ejecutivo y en la Municipalidad de Salta. La Municipalidad de Salta no la audita por un problema de interpretación que nosotros estamos evadiendo en esta Convención Constituyente, nosotros deberíamos resolverlo claramente y decir que los municipios pueden nombrar sus órganos de control inter, para que se audite todo eso.

            El Poder Ejecutivo no se está auditando, las empresas del Estado nunca se encuentra nada, toda Salta conoce donde están los defectos, la Auditoría nunca se entera de nada. Entonces, esto es un problema de decisión política, de decisión de los auditores y no de necesidad de aumentar el gasto público. Además, cada auditor que llega, llega con cinco asesores, que no tienen ningún perfil técnico, son cinco asesores que engloban el gasto público y van quedando como capaz geológicas, ahí dentro de la Auditoría. Eso es algo que hay que mirar muy bien.

            El otro tema, que me parece muy inconveniente del proyecto de Cristina, es los enganches salariales en la Constitución, es una locura. Decir cuánto va a ganar un auditor en la Constitución es ‘una locura’, pero todos los proyectos coinciden en repetir la norma constitucional que los auditores tienen las mismas inmunidades y las mismas incompatibilidades que los jueces. Este es todo un mensaje o sea, se está equiparando la función del auditor a la del Juez ¿Por qué? Porque el auditor tiene que ser imparcial, la Auditoría es una institución de imparcialidad y por eso es tan importante la forma de selección. Una forma de selección que garantice esa imparcialidad, universalmente en los órganos de imparcialidad hay dos formas de elección. Es el concurso o es la elección popular, no hay otra, no hay otra.

            Entonces, en 1998 se dio un paso adelante con el tema de los jueces al crear el Consejo de la Magistratura. Sí, lo sigue designando el Gobernador pero limitado a la terna que sale del Consejo de la Magistratura, que garantiza un piso de competencias técnicas, es lo que necesitamos en la Auditoría, ese piso de competencias técnicas garantizado por un tribunal técnico que es completamente imparcial. Eso nos va a garantizar, que no suceda lo que sucede ahora, porque las designaciones a través de la política con esta Comisión, ha designado personas que no tienen conocimiento. Entonces, nos dicen los funcionarios de la Auditoría que deambulan durante dos años sin tener conocimiento de nada hasta que aprenden. Y el vínculo con la política es tan fuerte, tan fuerte, que salen de la política y entran a la Auditoría sin ninguna, por lo menos, esperar dos años, y ninguno con competencias técnicas acreditadas. Por eso nosotros insistimos en el concurso público.

            Y Cristina, no me escuchaste, no pongamos temas salariales en la Constitución, cuánto va a ganar el auditor, igual que ese enganche salarial que está en la ley, pero de ningún modo en la Constitución. Eso me parece una locura.

Sra. Garros Martínez.- Sí, no hay problema.

Sra. Escudero.- Y de ningún modo aumento del gasto público. Cinco auditores es suficiente.

Sra. Garros Martínez.- Tienen la misma inmunidad que los Jueces de Corte…

Sr. Presidente (Lazarte).- ¿Es todo?

Sra. Escudero.- Es todo.

Sr. Presidente (Lazarte).- Muy bien. Gracias, Convencional.

            Tiene la palabra la Convencional García Gambetta.

Sra. García Gambetta.- Gracias, Presidente.

Sra. Vargas.- Yo pedí la palabra también.

Sr. Presidente (Lazarte).- Después de Tito está Silvina.

Sra. García Gambetta.- Acá en el proyecto de los convencionales Soto, Rodríguez, etcétera, hay un tema que me llama la atención. Es como que están derivando a la ley ¿la cantidad de miembros?

Sra. Garros Martínez.-Igual que ahora.

Sra. García Gambetta.- Pero acá establece cinco miembros.

Sra. Garros Martínez.- Tres a cinco, ellos lo suman de cinco a siete.

– Algunos señores convencionales dialogan.

Sra. Escudero.- Ellos están permitiendo el aumento.

Sra. García Gambetta.- Esa era mi duda.

            Evidentemente el motivo por lo que yo veo de la presentación del oficialismo es sacar la reelección, básicamente lo único, y aumentar los miembros que sería en la ley. Pero el tema es que no sean reelectos. Todo lo demás está igual y creo que todos, porque no vivimos en otro lado que no sea Salta, sabemos que la Auditoría como está hoy no funciona, porque si no, no estaríamos discutiendo la Auditoría en este momento; más allá que hayan expresado o no los que vinieron, que la Auditoría funciona o no. Es muy difícil que alguien que haya estado en un lugar, venga y confiese abiertamente todas las deficiencias que tiene, eso sería lo ideal, pero no estamos en un mundo ideal, no estamos en Disneylandia, estamos en Salta. Me parece que no viene por ahí el tema de que la auditoría funciona bien, lo que hay que cambiar son matices. Creo que es importante la independencia del Órgano de Control con los Poderes, para mí es fundamental.

            La verdad que ‘estamos en el horno’ con respecto al tema de lo que el Convencional Rodríguez dijo, y el Convencional justo no está. Con el tema de la ética y la moral de las personas. Yo coincido totalmente. Una persona no debería, pero sabemos las miserias humanas, lo conocemos al tema porque somos humanos. Entonces, yo creo que no es menor el tema de la elección, creo que la elección tiene que ser totalmente independiente. Además, voy a agregar algo. Ese concurso público de antecedentes y oposición tiene que ser ‘publicado’. Estamos atravesando un espanto con el tema del Poder Judicial por no mostrar los exámenes. Entonces, si ya tenemos el ejemplo de un órgano, …

Sra. Garros Martínez.- Es concurso público.

Sra. García Gambetta.- Hay que publicarlo.

            También el tema de los Frentes o de los grupos políticos. Acá no estamos haciendo competencia, cuál es el más fuerte, el menos fuerte, sino que lo que vinimos a hacer en conjunto en una comunidad de convencionales constituyentes es, y lo vuelvo a repetir, no sé cuántas veces ya lo dije y lo escuché de otras personas, que se haga la mejor reforma parcial posible de la Constitución de Salta para la gente que nos votó. Ellos nos están esperando. O sea, que no es una competencia, un Partido contra otro, sino las ideas que vienen seguramente del ámbito político partidario, pero traducido en algo que le haga bien al pueblo en su conjunto, no miradas parciales.

            Me voy a referir a un tema que a mí me da un poco de escozor porque yo soy ingeniera civil, no aspiro a tener cargo en la Auditoría General, pero el trabajo de un ingeniero civil no es solamente hacer una obra. El trabajo de un ingeniero civil es mucho más amplio que eso. El ingeniero civil, si realmente es un ingeniero civil que tiene que auditar y no solamente tiene que auditar los recursos de la obra, ya sean recursos humanos, recursos materiales, los recursos legales, los recursos ambientales, y en definitiva el éxito de una obra y me voy a referir especialmente a la pública, tiene que ser con una auditoría de la empresa que lo hace, tiene que ser fundamental. También tiene que haber una auditoría dentro de las reparticiones que hacen obras, que a la vez después tienen que ser controladas por la Auditoría General. O sea, que esto pasa por bastantes tamices que en este momento no se cumplen.

            Creo que si se incluye un ingeniero dentro de los auditores de la Provincia, que tengan competencia en auditoría y lo demuestren en el concurso, por qué no, porque tienen una visión, y yo les voy a decir, mucho más amplia que la que pueda llegar a tener un abogado o un contador, en cuanto al manejo de los fondos y al control de gestión. Está dentro del artículo 169, no está dentro de lo de acá, pero dice “control externo posterior y auditoría de gestión económica”.

            Entonces, quiero, lo digo a esto porque muchas veces uno piensa que el ingeniero civil que hace las obras, hace cálculos, controlar y hacer replanteos, no, hay ingenieros que solamente son de obras, pero hay otros ingenieros que abarcan mucho más que eso dentro de una empresa. Es para que lo tengamos en cuenta y podamos hacer ese análisis que a mí me parece importante.

Sr. Presidente (Lazarte).- Muchas gracias, Convencional.

Tiene la palabra el Convencional Tito Villegas.

Sr. Villegas.- Reiteramos lo que hemos dicho al principio y seguimos reiterando el consejo.

Quiero resaltar, nosotros estamos aquí elegidos por el pueblo y creemos en que el pueblo es el soberano. Nuestra Constitución dice que la forma de Gobierno es Republicana, Representativa y Federal. Si nosotros estamos abriendo una puerta a que el día de mañana tengamos una democracia de ONG, le vamos a quitar al pueblo la posibilidad de ser artífices de su propio destino. Por lo tanto, nuestro Bloque o el proyecto que hemos presentado juntamente con la Convencional Martínez, dice claramente, es un cambio que no lo quieren ver cuando dice: “dando a la política la posibilidad de cambiar esta situación”.

            Y ya es reiterar lo que dice el Convencional Rodríguez, es una falla del sistema democrático, fallan los partidos políticos, no hay formación política. Los frentes, hemos dicho en el recinto, que a veces se forman ONG políticas, microempresas políticas. Reitero esto, que valoremos a la política, por eso nosotros proponemos darle, lo que no está en el artículo de la actual Constitución, darle a la oposición esa responsabilidad que la debe tener y la perdió. Por eso decimos de los siete miembros, cinco deben pertenecer a partidos del frente contrario, no en el anterior artículo que dice que solamente dé participación a la minoría.

            Entonces, hablemos claro. Queremos una Constitución no para ahora sino para décadas, por lo tanto, hemos sostenido también la libertad, hemos venido con libertad de conciencia, a decir lo que queremos, que es la transparencia en la función pública y que la Auditoría es el órgano central en esto. Por lo tanto, asumamos esa responsabilidad y busquemos el consenso para lograr que este órgano de control sea, realmente, lo que la sociedad quiere y lo que dijo el Gobernador, quiere transparencia, esa es nuestra responsabilidad. Pero no reneguemos de nuestra función, de que estamos aquí por una cuestión política de que el pueblo decidió. Más allá de los matices que tenemos, hay algunas coincidencias que las debemos valorar, pero sería importante esto, que lo tengamos en cuenta, que en este caso y en la Corte Suprema, creo que son los elementos donde la gente está pidiendo cambios rotundos. Busquemos el mayor consenso posible, para que logremos lo que la sociedad nos pide.

Sr. Presidente (Lazarte).- Muchas gracias, Convencional Tito.

            Tiene la palabra la Convencional Silvina Vargas.

Si me permite, Convencional, acabo de recibir un proyecto ingresado y firmado por el Convencional Jorge Rodríguez, Baltazar Lara Gros y Silvina Vargas. Quisiera darle lectura, si me permite, para que continuemos con el criterio que venimos realizando.

            ¿Me permite Convencional?

Sra. Vargas.- Sí, por favor.

Sr. Presidente (Lazarte).- Gracias.

            “Artículo 1°.- Modifíquese el párrafo 7° Punto III del artículo169 de la Constitución Provincial, el que queda redactado de la siguiente manera:

   ‘Está integrado por cinco miembros, de los cuales tres deben tener título de contador público, uno debe tener título en abogacía y uno de ingeniería en sistemas. Son seleccionados, previo concurso público, por una Comisión de Auditoría de la Cámara de Diputados que es integrada por nueve miembros, de los cuales cinco no deben haber adherido al frente electoral con el que se electo la o el Gobernador de la Provincia, son designados previa audiencia púbica por la Cámara de Senadores en sesión pública. Duran cuatro años en sus funciones pudiendo ser reelegidos por una única vez y se renueva en su totalidad junto con la o el Gobernador de la Provincia. Tienen las mismas incompatibilidades, gozan de las mismas inmunidades que las y los jueces y son removidos por las mismas causas que estos mediante juicio político’.

            Art. 2°.- Disposiciones Transitorias. Las y los auditores en ejercicio duran en sus mandatos hasta el día que asuma el próximo mandato del Gobernador Provincial”.

            Eso también va a formar parte del cuadrito.

            Tiene la palabra la Convencional Silvina Vargas.

Sra. Vargas.- Gracias, señor Presidente.

            Más que nada quien lo va a expresar bien al proyecto es Baltazar, que es la autor y adherimos a su exposición.

            Yo más que nada quería, simplemente y brevemente, escuchaba con atención que hablábamos del gran fracaso de la Auditoría. Soy consciente de que hacen falta cambios por eso sugerimos este proyecto.

            Pero quería señalar algo. De pronto lo señaló la d4octora, la Auditoría simplemente es un órgano de control, yo creo que le estamos cargando demasiadas tintas, ¿en qué sentido? Acá hay mucha gente de la política, aparte mi experiencia es mínima al lado de lo de muchos de acá, pero me tocó ser Concejal, por ejemplo, ser opositora y haber podido utilizar y bien utilizado, por ejemplo, un dictamen de Auditoría de la Provincia, que ni me conocían, ni tenían porqué conocerme a mí, ni al intendente, ni nada. Entonces, estamos cuestionando muchas cosas que van más allá de lo que realmente es ese órgano.

            Generalmente el que hace el dictamen no es el auditor principal, es el empleado que sabe mucho, queda ahí archivado hasta que el órgano que realmente debe controlar, más aún, que es el Órgano Político del Concejo Deliberante, le presta atención a la gente. Y eso pasa en todos lados. Estamos cargando sobre la auditoria cosas que realmente, quizás las viene haciendo bien, y es el otro órgano, por ejemplo, cuando alguien tiene que controlar al Gobernador, ¿quién está fracasando? ¿La Auditoría o las Cámaras o la composición de las Cámaras? ¿Quién no está ajustando las cosas? ¿Quién está permitiendo? ¿Quién permitió la reparación histórica? ¿Quién levantó la mano apoyando el Fondo de Reparación Histórica? Sabemos que eso era caja para el hermano de un Gobernador. Yo fui consciente, voté en contra. Entonces, de qué vamos a culpar a la Auditoría hoy que no nos quiere informar algo. Sí, el que le dio el poder, el poder político, fue el legislativo.

            Entonces, la Auditoría, si bien considero y comparto con Baltazar y con muchos del bloque nuestro, que deben concursar la persona y ser idónea, creo que la función relevante es de la gente, ver a quién elige y cómo eligen la composiciones de los cargos y de la responsabilidad que tienen los legisladores, de saber que no pueden endeudar una provincia en dólares, que no pueden entregar obras que no van a ser, etcétera. La Auditoría nos da el parámetro, pero sabemos cuando estamos sentados ahí, sabemos lo que vamos a votar, eso es así. Y la mayoría de las destituciones de los intendentes de los últimos veinte años han sido gracias a dictámenes de la Auditoría General de la Provincia, también eso es una gran verdad que no la podemos negar.

Sr. Yampotis.- Intendentes.

Sra. Vargas.- De Intendentes, yo en Cafayate, hay otros pedidos que están en curso de San Carlos, de distintos lugares. La gran herramienta la tuvimos, quienes no teníamos ni para pagar asesores, de un dictamen hecho por los auditores.

Sra. Escudero.- No por los auditores, por los funcionarios.

Sra. Vargas.- Tal cual. Por los empleados que estaban ahí.

            Entonces, era simplemente ese aporte porque por ahí es como que decimos todo; y después la Auditoría no hace las denuncias y para qué están los concejales, para qué están los legisladores, para qué está el otro Poder que tiene que hacer el control, que eso también lo estamos desdibujando, por un lado. Era simplemente eso.

            No sé si después Balta querés explicar el proyecto, por favor.

            Señor Presidente, le cedo mi espacio para que …

Sr. Presidente (Lazarte).- Yo les quiero pedir… Está en la lista el Contador Julio Moreno, Diego Ontiveros, Yampotis, Luis Fara y Canchi Viviana.

            Les pediría, por favor, si me permiten que le dé la palabra a Baltazar por el proyecto recientemente ingresado y continuamos con la misma modalidad en cuanto a la participación de cada uno.

Sr. Lara Gros.- Más que nada, a esto ya lo teníamos redactado y lo presentamos recién, perdón la demora.

            Se basa un poco en lo que fuimos escuchando y hablando. Yo creo que hay cuestiones que vamos teniendo consenso y otras que no tanto, que van a representar las posiciones políticas de cada uno.

            Yo sí creo que hay diferencias. Lo hablé mucho con Julio Moreno, de cómo se audita, yo trabajaba en una empresa que auditaba empresas. Es distinto auditar un gobierno. La auditoría de un gobierno es más para el control de lo que se hace en las arcas públicas, en ese sentido; y creo que acá se discutió mucho de si es un órgano político o un órgano técnico y hay posiciones distintas. Uno habla hasta con personas que vinieron a exponer y creen que es un órgano más político, otros un órgano técnico y a diferencia de la Cámara de Diputados de la Nación, de la Auditoría de la Nación y del Gobierno de la Provincia, de la Ciudad de Buenos Aires, que es un órgano que depende de la Cámara de Diputados, en este caso no depende de la Cámara de Diputados y es algo que no está dentro de nuestro ámbito modificarlo. Entonces, creo que hay que acomodar la auditoría en base a lo que tenemos posibilidad de modificar en este sentido.

            Hoy es un órgano extra poder de la cual creo que le falta un poco más de apertura, a mi entender, apertura en el sentido que tenga más participación ciudadana, y que cualquier ciudadano que vea una irregularidad pueda acercarse, tenga facilidad de denunciar algo, que esa denuncia sea incorporada al plan de control y que haya una mayor apertura. Eso queda ya para lo que sería el Órgano.

            Sí creo que el órgano, o sea quienes manejan los destinos de la Auditoría, y arman todo el plan de trabajo y demás, después tienen todo una planta permanente de trabajadores, pero quienes guían toda la Auditoría, creo que deben ser designados por los representantes del pueblo. O sea, en este caso yo sí mantendría que sea una Comisión de Auditoría y que los seleccione y sea con acuerdo, que sea la Cámara de Senadores, que son representantes de toda la gente, quienes lo designen.

            Sí creo que tienen que tener una participación mayoritaria dentro de esa Comisión, quienes no adhirieron al Frente Electoral. Esto lo tomo como, creo que es en la Auditoría de la Nación, cambia el Presidente, cambia la composición de la Auditoría. Es decir, las mayorías y minorías es muy dinámico; entonces, quizás cuando viene un nuevo gobernador era oposición antes, entonces yo creo que cambia el gobernador y tienen que cambiar los auditores. Es por eso que en el proyecto lo ponemos, entonces cuando cambia el gobernador, se designa un nuevo gobernador, se designan nuevos frentes, hay nueva composición política. Quizás quienes apoyaban al gobernador, por ejemplo en este caso del 2019, no sean los mismos en el 2023, entonces se conforman nuevos oficialismos y nuevas oposiciones.

            En este caso la composición de lo que sería la Comisión de Auditoría dentro de la Cámara de Diputados tiene que tener mayoría opositora. La definición que le doy a la oposición es quienes no adhieran al Frente Electoral del Gobernador. Creo que hay que definirlo en eso, porque a veces queda a una libre interpretación.

            Por otro lado, estoy de acuerdo con que sea un concurso, es un concurso y que lo tome esta Auditoría. Estuve hablando en esta Comisión con otros convencionales y no estaban de acuerdo con darle a colegios, a ONG o a personas que no sabemos quién los eligió, el poder de tomar ese concurso. Entonces, los legisladores son quienes tienen…

Sra. Escudero.- Te puedo hacer una pregunta.

Sr. Lara Gros.- Sí.

Sra. Escudero.- No es posible que esa Comisión que va a hacer el concurso busque un jurado técnico para el examen, porque digamos, eso lo dice y está bien, entonces un jurado técnico, hay profesores que llegan con los temas de examen…

Sr. Lara Gros.- Yo creo que eso lo puede definir ya la Comisión de Auditoría el proceso…

Sra. Escudero.- Un jurado técnico.

Sr. Lara Gros.- Exacto, pero la Comisión de Auditoría puede definir como Comisión el proceso a seguir, sí el proceso tiene que ser público, tanto como se toma el concurso, al igual que el concurso del Consejo de la Magistratura que se graba y demás, es un concurso público. Entonces, la Cámara de Diputados tiene posibilidad de contratar asesores, la Comisión va a tener que tener un presupuesto y la Cámara de Diputados tiene un presupuesto para contratar asesores. Seguramente los diputados, no todos, tendrán alguna especialidad en auditoría como contador o como ingeniero, pero son representantes elegidos por el pueblo y tienen la posibilidad de tener asesores, o como dice Sonia, después la Comisión verá tomar el concurso, pero sí creo que tiene que ser un representante de la gente quienes los elija. Y en cinco de cuatro tienen que ser de la oposición.

            Yo puse que duran cuatro años y que cambia con el gobernador, se elige gobernador, cambia la composición de la Cámara de Diputados, deben elegirse nuevamente los auditores. Puse con posibilidad de reelección, hay algunas personas que con una reelección, hay personas que no están de acuerdo con eso, otros sí, pero está para que lo discutamos y bueno, lo demás es prácticamente igual que distintos proyectos.

Sr. Presidente (Lazarte).- Muchas gracias, Convencional.

            Tiene la palabra el Convencional Julio Moreno.

Sr. Moreno.- Yo creo que la mayoría coincidimos en que tiene que haber concurso para darle independencia y transparencia a los organismos de control.

            Ahora me quiero referir a dos o tres temas para empezar a hablar de eficiencia y eficacia de lo que es la Auditoría. En Salvador Mazza, ¿Auditoría denunció algo o fue una denuncia por enriquecimiento ilícito y que recién empezó a trabajar Auditoría?

Sra. Escudero.- Así es.

Sr. Moreno.- Aguaray ¿Auditoría denunció algo?, fue una foto de un señor que sacó una foto y dijo qué pasa con estos caños. Evidentemente si empezamos a hablar de eficiencia y eficacia, creo que estamos directamente, como dijo alguien “en el horno”. Directamente no existimos.

Después hacerle algunas observaciones. A mí me tocó ser diputado, en más de una vez analicé la Cuenta General del Ejercicio que fue auditada por la Auditoría de la Provincia. Recordemos que el auditor no solamente es privado sino, en este caso la Auditoría, dice “señores por la documentación ‘analizada’ refleja, razonablemente, la situación patrimonial y financiera de la empresa”. Eso “razonablemente” es tan amplio como decirle no sé nada o puede ser o no puede ser.

Sra. Garros Martínez.– Pero eso se pone siempre en la privada y en la pública.

Sr. Moreno.- Esto se pone en la privada y a qué quiero llegar, analizando las auditorías de cada uno de los organismos auditados más de una vez el informe de Contaduría y de Auditoría dicen que no han tenido acceso a analizar la documentación respaldatoria de la auditoría que se ha hecho. O sea, cualquier auditoría tiene que tener mínimamente acceso a la documentación respaldatoria sino no tiene sentido, así cualquier auditoría. Así y todo aprueba la Auditoría la Cuenta General del Ejercicio.

– Los señores convencionales dialogan.

Sr. Yampotis.- Eso es dictamen con observaciones.

Sr. Moreno.- No, no, directamente, razonablemente y a ‘pelarse’, esa palabra razonable es tan amplia que…

Sra. Garros Martínez.- La Auditoría te dice observaciones, recomendaciones, no la Cuenta General…

– Los señores convencionales dialogan.

Sr. Moreno.- Eso es lo que pasa, tampoco se sabe cuántos son los bienes del Estado, por ejemplo, ese es uno de los temas más que importantes en cualquier auditoría que se pueda hacer.

            O sea, eso es una crítica hoy a la eficiencia y eficacia que podemos empezar a hablar de lo que es la auditoría o no la auditoría.

            Un poco volviendo a la actividad privada, la actividad privada tiene auditores no solamente las empresas grandes sino también cualquier empresa chica que los obligan a tener balances, tiene que ser firmado por un auditor ese balance y un auditor independiente totalmente.

Sr. Yampotis.- Se dice independiente.

Sr. Moreno.- Bueno, pero se habla de independiente, en las pequeñas empresas quizás puedan ser más displicente.

            Pero las grandes empresas, las empresas importantes, hacen licitaciones incluso para ver que empresas, y normalmente son empresas multinacionales, Price, Hilux, etcétera, que puedan llegar a tomar y se hacen contrato por dos o tres años, nada más. Y las empresas después dicen, ‘señores esta empresa ha sido auditada por Price o empresas multinacionales’, que se dedican exclusivamente a hacer Auditoría, eso le da la independencia. Entonces, si nosotros queremos buscar independencia vemos en la actividad privada ejemplos muy claros.

            Ahora la otra posibilidad yéndonos al extremo, si tanto nos cuesta mantener una autoridad en la Provincia, mantener o elegir cómo vamos a hacer o vamos a elegir a los auditores por qué no contratamos auditoría privada que nos vengan a hacer auditoria a la Provincia y se termina el problema, dejemos de discutir más. Pero como opción.

Sra. Garros Martínez.- Está la posibilidad. En la ley está la posibilidad, pero me parecería lo más absurdo.

Sr. Moreno.- No, no. Pero te quiero decir que nosotros si estamos buscando independencia, transparencia, veamos la posibilidad de decir, bueno, veamos que una empresa multinacional nos haga la Auditoría o por lo menos que los organismos más desconfiados…

Sra. Escudero.- Saldría más barato que mantener la Auditoría de la Provincia.

Sr. Moreno.– Bueno, pero lo que quiero decir es que están todas las opciones dadas para darle transparencia e independencia. Esto es un poco una observación que yo he hecho, por obviamente mi experiencia y quiero transmitirla, pero tratemos de ver, de buscar la forma, la mejor forma que sea independiente totalmente, la función de la Auditoría, sino no tiene sentido todo lo que estamos discutiendo. No tiene absolutamente ningún tipo de sentido.

            Gracias, señor Presidente.

Sr. Presidente (Lazarte).- Gracias Convencional.

            Tiene la palabra el Convencional Diego Ontiveros.

Sr. Ontiveros.- Gracias, señor Presidente.

            Sin lugar a duda, se habilitó este artículo en la reforma, porque el artículo 169, porque hay algo en la Auditoría que no está funcionando bien. Yo entiendo que la principal cuestión a definir es transparentar el proceso de selección de los auditores y, entiendo que la mejor forma de hacerlo es mediante un jurado técnico, que elija a los auditores que van a integrar la Auditoría General de la Provincia y de esta forma, sacamos a la política de ese proceso de selección, pero sí estaría en la Asamblea Legislativa con las dos tercera partes de sus miembros designando al auditor, ¿me entiende?

            Entonces, yo entiendo que, actualmente, la sociedad tiene una mirada bastante negativa de los órganos de control, casualmente porque muchas veces están politizados. En los últimos tiempos de los actos de corrupción, generalmente los que denuncian son los medios de comunicaciones, cuando en realidad debería ser la Auditoría quién informe y detecte esas irregularidades y a su vez formule las denuncias pertinentes ante la justicia y diga, ‘estos fondos hemos recuperado porque hemos detectado tal irregularidad’.

            Entonces yo entiendo que hay que dotar de transparencia a la selección de los órganos de control y eso es a través de un concurso público. Y los integrantes de la auditoría tienen que estar por un tiempo determinado, seis años y sin posibilidad de ser nombrados nuevamente, cosa que los esfuerzos de los integrantes de ese órgano de control estén centrados en ese período, en la actividad de contralor de la hacienda pública provincial y abocado al control externo de todo el municipio, incluido Salta Capital.

            Así que por eso entiendo que es muy importante que el proceso de selección de los auditores sea mediante un jurado técnico, a fin de dotar de mayor transparencia a ese proceso de selección.

            Nada más, señor.

Sr. Presidente (Lazarte).- Una preguntita, ¿dijo seis años sin reelección?

Sr. Ontiveros.- Sí, exactamente.

Sr. Presidente (Lazarte).- Tiene la palabra el Convencional José Yampotis.

Sr. Yampotis.-  Gracias Presidente.

            Yo estoy convencido que el incumplimiento por parte de la Legislatura en la enmienda constitucional que estaba autorizada, autorizada estaba la Cláusula Transitoria Décimo Cuarta, ese incumplimiento hace todo esto muy difícil de legislar, teniendo en cuenta los conceptos de oficialismo y oposición, de representación popular, porque evidentemente hay Pymes electorales, pero también hay grandes empresas electorales que hacen la oposición y el oficialismo.

            Con esta forma de elegir la Cámara de Diputados, con esta división política de la Provincia, tiene asegurado un senador por cada departamento y tiene asegurado un diputado por cada departamento, no hay ninguna manera que si no cambiamos a través de una enmienda esas normas y luego haya una Ley Electoral que garantice la proporcionalidad de la representación, la igualdad de votos, no va a ser posible lograr lo que dice acá el Convencional Tito. Es decir, de última para que sea tan representante deberíamos decir que a los auditores los elija, lo agregamos en las elecciones. Ahí ya directamente el pueblo es el que elije.

            Así como están dadas las cosas muy difícil…

Sra. Garros Martínez.– No estaría mal.

Sr. Yampotis.- …muy difícil. Directamente el pueblo que elija.

            De ahí surge, de ahí empiezan muchos problemas, después para elegir el tema de la gente de la Corte, de la Auditoría, todo lo demás viene de ahí. No se ha cumplido con esa enmienda.

            En cuanto a la duración, puede variar, cinco o seis, no mucho más que eso. Luego, me parece que lo que el jurado o la Comisión que tiene a su cargo, la parte política va a estar representada con la Comisión Bicameral Revisora de Cuentas que allí podría estar integrada por la oposición. No sabemos quién será la oposición y si habrá oposición en el futuro.

            Pero acá en el proyecto de Fara, Escudero, Martinelli y compañía, dicen que integran… “hay dos representantes de Organizaciones No Gubernamentales, cuyo objeto principal sea la promoción de transparencia y ética”. Seguro que hay instituciones que hacen ese trabajo, pero también podemos crearlas a esas instituciones para después de ahí, sacar, poner a los que integren la Comisión Evaluadora, por eso hay que tener cuidado con eso.

– Dialogan los señores convencionales.

Sr. Yampotis.- …hay que darle transparencia, sí perfecto. Me parece que tendrían que ser integrantes de las Universidades, de los Colegios, de los Consejos y tratemos que la Auditoría General de la Nación, no solamente tenga participación en la selección, sino que también, a través de un convenio mejorar esta organización para que no haya tanto atraso en la Cuenta General del Ejercicio y el control sea un control continuo y simultáneo de las cosas, porque imagínense si recién vamos a auditar, o va a tener la Legislatura que resolver sobre las cuentas del año ’17, ya estamos en el ’22. Eso sería.

            Gracias.

Sr. Presidente (Lazarte).- Muy bien Convencional. Muchas gracias

            Tiene la palabra el Convencional Luis Fara.

Sr. Fara.- Sí. Yo tengo una firme esperanza de que en esta Comisión se va a lograr un consenso. Pongo esa esperanza porque quiero ser optimista, porque las personas optimistas viven más felices. Y a veces, uno es más feliz previamente a ser feliz -algunos dicen así- hasta que llega ese futuro.

            Creo que hay una postura de conservar a la política en la designación de la Auditoría y hemos visto que eso que está hasta ahora, no está funcionando bien la Auditoría, porque hay mucha intromisión de la política. Separar, digamos, a los que van a ser controlados del órgano controlador es lo sano, es lo bueno, es lo óptimo, pero hay personas que se resisten a eso y quieren conservar lo viejo, lo que está funcionando mal, y están gastando mucha energía en conservar lo que no anda y eso genera más desesperanza en la sociedad civil o en el pueblo; en mí que lo escucho me genera un sentimiento negativo.

            Prefiero lo que propone el cambio. Está el proyecto del Contador Yampotis, de Juntos por el Cambio, el nuestro, que proponen un cambio para designar a esa Auditoría de una forma técnica, para que funcione mejor, para que haya un mejor control de lo político, que son los senadores, diputados, intendentes, que son los que tienen que ser controlados.

            Seamos más felices y propongamos el cambio, propongamos a la esperanza, no a conservar lo viejo, lo viejo es estructura que no funciona. Separemos la política de la auditoría, en la designación está un paso para separar la política de la auditoría. La designación es un paso importante.

Eso es todo.

Sr. Presidente (Lazarte).- Muy bien, Convencional.

            Tiene la palabra la Convencional Viviana Canchi.

Sra. Canchi.- Buenos días señores convencionales.

            Realmente lo que quería expresar, en esta Convención hemos permitido la visita de muchos expertos en la materia. Creo que ellos fueron muy claros en cada exposición que dieron su punto de vista, teniendo en cuenta sus experiencias, muchas de estas personas que estuvieron también cumpliendo funciones dentro de la Auditoría. Creo muy importante que nosotros tenemos que rescatar aquello que ellos nos vinieron a expresar.

También nos dijeron que era muy importante que la Auditoría funcionara independientemente del poder político y es, casualmente, que nuestros proyectos están basados en que sea a través de concurso con las personas más idóneas y que los períodos sean acotados, sin posibilidad de reelección como ya lo ha manifestado mi compañero del Interbloque.

            No debemos perder de vista y hacer un diagnóstico de la sociedad, de lo que vivimos actualmente, todos sabemos que, realmente, tenemos una Auditoría ineficaz, con falta de transparencia y es casualmente la molestia de la ciudadanía que reclama, creo que todo municipio, y esa falta de credibilidad hacia la política viene desde este punto de vista, no hay control y tenemos muchos antecedentes en los municipios, Salvador Mazza, el problema del agua que es una gran problemática de la sociedad salteña, tanto en el interior como en capital.

Creo que esta reforma, ya que nosotros tenemos la oportunidad, como dice el profesor, de devolverle la esperanza a la sociedad y a nosotros mismos, porque vivimos aquí en Salta, tenemos hijos, tenemos familia, entonces, dejarle a las nuevas generaciones una mejor Constitución. Tenemos la oportunidad hoy de decir y de que realmente, se realicen buenos cambios.

Desde hace tiempo venimos discutiendo sobre lo mismo y no nos ponemos de acuerdo. Creo que debemos definirnos ya, pero teniendo en cuenta qué le vamos a devolver a nuestra sociedad después de esta reforma. ¿Qué queremos realmente hacer? ¿Queremos dejar lo viejo sabiendo y teniendo conocimiento de que no funciona? Porque la Auditoría hoy en día no funciona.

El Estado paga terribles sueldos a los auditores y a los empleados, bueno, los auditores se llevan los mejores réditos. ¿No?

Entonces, qué es lo que queremos plantear en esta reforma o realmente es un maquillaje como muchos venimos diciendo, que es un maquillaje y que esta reforma va a ser ¿para no reformar? Es lo que yo me pregunto, porque ya estamos a un límite de terminar esta Convención y por los proyectos, muchos proyectos que estamos leyendo, realmente no hay voluntad de cambio.

            Entonces, me parece importante que consensuemos. Estamos acá creo que para consensuar, creo que es lo mejor que podemos hacer y el paso más importante va a ser en la designación, realmente de los miembros de la Auditoría. Así que creo que sería importante eso, llegar al consenso, dialogar.

            Nada más, señor Presidente.

Sr. Presidente (Lazarte).- Muy bien, Convencional.

            Vamos terminando.

            Tiene la palabra el Convencional Carlos Orella.

Sr. Orella.- Gracias, señor Presidente. Bueno, cortito nomás.

            Todos escuchamos acá el consenso. Yo creo que ya tenemos que ir empezando a definir. Si bien cada uno presentó diferentes proyectos y lo que estoy viendo es que todos se están aferrando a lo que están presentando. Hay que ir definiendo. Yo anoté algunos puntos que creo que ya deben quedar como que están listo, por ejemplo, cuando hablan de los integrantes, la mayoría coincide en que son cinco, únicamente el bloque ‘Gana Salta’ que pone de cinco a siete, o sea es lo mismo, pongan cinco. Y después que no van a ser reelegibles, son dos puntos que ya prácticamente creo que lo tenemos consensuado en todo para que ya vaya quedando porque ya estamos con los tiempos encima. Lo que más estoy viendo que se va a discutir, va a ser la forma de reelección..

– Convencionales le corrigen.

Sr. Orella.-…de elección, disculpen la palabra.

            Así que empecemos a ver realmente, siempre alguien tiene que empezar a decir, ‘bueno, creo que esto es lo mejor’. Por más que yo haya presentado un proyecto y si yo creo que aquel es el mejor empecemos a decir, ‘che, yo creo que el proyecto tiene que ser así’.

            Y después hablaban sobre la transparencia. Yo creo que toda transparencia está basada cuando va mostrando los resultados ¿y acá qué es lo que pasa? Acá si no va ahora, ahora nos estamos enterando de algunas cosas que ha hecho la Auditoría, pero la gente en general no lo sabe. Tendrían que buscar una herramienta ellos, para que le muestren a la gente el resultado, porque si no nosotros vamos, la gente nunca sabe.

            Y después hay que dejar en claro algo que hablaba acá la Convencional Escudero sobre el rango o sobre la competencia en sí, cada cual la interpreta como le parezca como le convenga en este caso. Entonces, yo creo que tenemos que dejar también en claro la competencia de lo que es Auditoría.

            Eso es todo, señor Presidente.

Sr. Presidente (Lazarte).- Perfecto

            Tiene la palabra la Convencional Yolanda Vega.

Sra. Vega.- Gracias, señor Presidente.

            Celebro realmente que se haya trabajado con el marco del respecto, que se respeten las posturas de cada bloque, de cada partido que está representado, porque tenemos un gobierno republicano, representativo y federal y todos venimos de la política. Y por eso a veces cuando escucho, cuando escucho que por ahí se cuestiona los que son oficialistas o no son oficialistas. En algún momento, algunos fueron oficialistas, en algunos momentos otros no fueron oficialistas.

            Entonces, creo que el problema quizás que se cuestiona en esta reforma de la Constitución parcial y que sabemos claramente que son puntos específicos a reformar por ahí se tiende a confundir y quizás no estamos reformando la Constitución, estamos haciendo una reforma parcial de puntos específicos que habla muy claro la ley que fue aprobada desde Diputados.

            Por eso, con todo respeto he escuchado siempre las posturas de cada uno, de cada bloque, hay coincidencias en algunos puntos, en otros no y creo que en el marco de que seamos oficialistas o no seamos oficialistas va a quedar en la Constitución plasmada algo que va a ser para otros gobiernos que vienen y sucesivamente, por eso quisiera pedirles que no se tratara de excusar siempre decir, porque son oficialistas o no son oficialistas.

            Creo que cada uno de nosotros quiere hacer lo mejor por Salta, quiere hacer lo mejor por cada vecino. Cuando se habla de los municipios, nos olvidamos a veces o cuestionamos siempre a los Concejos Deliberantes, son el primer órgano de contralor, luego está la Auditoría o está también, digamos, a través de las provincias o de algunos proyectos nacionales también se controla a través de un convenio con Auditoría de la Provincia pero, fundamentalmente creo que cada uno da lo mejor que puede, cada uno de nosotros para darle ese mensaje a nuestra sociedad y a quienes representamos, que venimos a trabajar y a aportar nuestro punto de vista, lo que creemos necesario o lo mejor para la Provincia. Nuestros vecinos, como Convencional he sido elegida y tengo que dar lo mejor para llevarle y explicarle a mi gente.

            Entonces el Concejo Deliberante es el primer órgano de contralor. He escuchado que se cuestiona a los técnicos que están, son profesionales las personas que están en las auditorías, contadores, abogados, se cuestiona. Yo creo que la falencia, quizás, está en el ser humano. La falla está en la persona, en el ser, en lo que hace y es una reconstrucción que necesitamos hacer de nuestra sociedad con el aporte de todos, desde el lugar que ocupa cada uno que empecemos a aportar para transformar esa falencia y ese hilo llamado de corrupción en todas las áreas de gobierno o quizás en la misma Auditoría.

            Por eso, yo como soy, y todos ustedes saben que soy Intendente, represento a mi pueblo, me duele mucho quizás, todo lo que sucede porque quisiera, digamos, ir por el camino de que más allá de las diferencias, más allá de los puntos de vista de cada partido, de cada bloque, trabajemos todos por la humanidad, trabajemos todos por el ser humano.

            Muchas gracias.

Sr. Presidente (Lazarte).- Gracias, Convencional.

            Por último, tiene la palabra la Convencional Laura Moyano.

Sra. Moyano.- Sí. Al Convencional Baltazar Lara Gros quería preguntarle.

            Hay muchos puntos que coinciden con nuestro proyecto, pero cómo se conformaría la Comisión de Auditoría. La verdad que hoy en día, como decía el Convencional Yampotis, la oposición es un mix del oficialismo y es como que uno no sabe dónde está.

Sr. Lara Gros.- Creo que a la conformación de esto hay que darle, de alguna forma, hay que definir quiénes la conforman. Creo que la mejor forma de definir quiénes son oposición y quiénes son oficialismo, es que se renueve cada cuatro años; se renueva quién es oposición y quién es oficialismo. Quizás en la próxima elección, hay muchas personas y partidos políticos que van con otro Frente, distinto al que fueron dos años atrás.

Sra. Moyano.- No. A eso sí lo entiendo.

Sr. Lara Gros.- Entonces eso se renueva. Decir, en un momento hay que hacer un corte, hay que sacarle una foto, no se puede estar así siendo tan dinámico todo el tiempo, entonces se saca una foto y se define quiénes son oposición y oficialismo, se designa los auditores y en cuatro años, cuando se renueva todo, se vuelve a definir.

            En ese sentido se define, oposición a quienes no van con el Frente electoral del gobernador. ¿Sí? Y se define como oficialismo a quienes sí van con el Frente electoral del gobernador. Entonces, quienes no van, en la Cámara de Diputados se decidirá, bueno, a ver cinco que no sean, se designará de manera proporcional que sería la oposición, por así decirlo.

Sra. Moyano.- Eso lo entiendo perfectamente. Lo que pasa es que en la práctica, se me hace que no se da.

Sr. Lara Gros.- A ver, en la práctica hoy dice una cosa que también no se da. Pero sí creo que si uno saca una foto en el momento, en algún momento hay que definirlo y creo que el momento de definirlo es cuando se renuevan las autoridades ejecutivas, entonces, ahí se definen quienes son opositores y quienes son oficialismo.

            Creo que sí. Creo que en la práctica sí se daría en ese sentido porque uno entra en una responsabilidad. Después, obviamente, está dada quienes saltan y demás, y nadie lo puede obligar a estar en un lugar, son las libertades personales de cada uno. Esto, solamente son quienes designan los auditores, no son los auditores en sí, son quienes van a tomar el concurso. Creo que con los años, quizás alguien que fue oposición puede llegar a ser oficialismo, pero en el momento que asumen, se toma el concurso, no creo que cambie de un día para el otro la cosa. Me parece.

Sra. Garros Martínez.- No se sabe.

– Hablan varios convencionales a la vez.

Sr. Mónico Graciano.- Renovamos por mitad la Cámara de Diputados entonces nos va a quedar una mitad donde vamos a estar medio en gris, pero sí el resto sí lo entiendo perfecto.

Sr. Lara Gros.- En el momento hay que sacarle una foto y en la Cámara de Diputados también, pero creo que queda claro quiénes son; se toma el concurso y automáticamente esa Comisión, excepto algo raro.

Sr. Martinelli.- Germán Rallé ¿entró con el Gobierno? El bloque (…) Partido Justicialista no entró con Sáenz y se hizo al tiempo, de Sáenz.

Sra. Escudero.- Algunos antes de asumir formaron el Bloque Sáenz Conducción.

– Hablan varios convencionales a la vez.

Sr. Presidente (Lazarte).- Muchísimas gracias. Quiero agradecer a todos los convencionales, a los integrantes de la Comisión haber dado quórum hasta último momento, haber tenido la libertad de exponer en el marco del respeto, creo que este mecanismo, entiendo yo y lo quiero poner a consideración, aunque ya lo habíamos planteado la vez anterior, repetir la reunión del próximo diez en este lugar porque creo que es muy práctico.

– Es la hora 11 y 20.

                                                                                              Noemí Maidana

                                                                                                  Taquígrafa