22/05/2003

22 de Mayo de 2003

4ª REUNIÓN  – 3ª SESIÓN ORDINARIA

Presidencia del Señor  WALTER RAÚL WAYAR

Secretarios: Dr. GUILLERMO ALBERTO CATALANO

                      Lic. JULIO EDUARDO FERNÁNDEZ MUIÑOS

 

SENADORES PRESENTES:

ÁVILA AMORES, Jesús

BARRERA, Guillermo Enrique

CARDOZO, Néstor Fidel

CORNEJO PATRÓN, Teodoro Francisco

CORREGIDOR, Amalia

DE LA ZERDA, María Laura

DÍAZ, María Teresita

GONZÁLEZ, Carlos

IBAÑEZ, Francisco

LAPAD, Mashur

LIVERATO, Pedro

LÓPEZ MIRAU, Luis Guillermo

OSCARI, Miguel Ángel

PORCELO, Carlos Daniel

QUIPILDOR, Omar Gerardo

SALVA, Telmo

SANDEZ, Pedro

SARAPURA, Cosme Damián

TOLOZA, Guillermo Emilio

VALLE, José Luis

VILASECA, Miguel Ángel

ZAMBRANO, Ricardo

SENADOR AUSENTE CON AVISO:

ZENTENO, Sergio Ramón

S U M A R I O

Pág.

1. Izamiento de Banderas……………………………………………………………………………………………………….

2. Versión Taquigráfica………………………………………………………………………………………………………….

3. Asuntos Entrados

I. Comunicación de Presidencia……………………………………………………………..

II. Comunicación de la Cámara de Diputados……………………………………………

III. Dictámenes de Comisiones………………………………………………………………

IV. Proyectos de Declaración

1. Expte. Nº 90-15.270/03. Del señor Senador José Luis Valle, viendo con agrado la suspensión de intimaciones de pago remitidas por el Banco Macro S.A a tenedores de viviendas de barrios de General Güemes y Campo Santo…

2. Expte. Nº 90-15.271/03. Del señor Senador José Luis Valle, solicitando al Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda, establecer un programa de normalización de deudas……………………………………………………………..

3. Expte. Nº 90-15.273/03. Del señor Senador Cosme Damián Sarapura, solicitar al Poder Ejecutivo declare zona de emergencia y/o desastre agropecuario al departamento Los Andes…………………………………………………………….

4. Licencias…………………………………………………………………………………………………………………………

5. Homenajes………………………………………………………………………………………………………………………

6. Moción de tratamiento sobre tablas………………………………………………………………………………………

7. Expte. Nº 91-12.461/03. Consideración del proyecto de ley en revisión mediante el cual se declara la necesidad de la reforma parcial de la Constitución de la Provincia. Se sanciona y pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación………………………………………………………………………………………………………………….

8. Arrío de Banderas……………………………………………………………………………………………………………..

9. Apéndice:

                    – Sanciones de la Cámara…………………………………………………………………………………….

– En la ciudad de Salta, a los veintidós días del mes de mayo del año dos mil tres, siendo horas 19.35’:

Sr. Presidente (Wayar).- Con la presencia de veinte señores senadores, queda abierta la sesión.

1

IZAMIENTO DE BANDERAS

Sr. Presidente (Wayar).- Invito al señor Senador por el departamento Iruya, don Ricardo Zambrano, a izar la Bandera Nacional y al señor Senador por el departamento Rivadavia, don Mashur Lapad, a izar la Bandera Provincial.

– Puestos de pie los señores Senadores y público presente, los señores Senadores Ricardo Zambrano y Mashur Lapad proceden a izar las Banderas Nacional y Provincial, respectivamente. (Aplausos)

2

VERSIÓN TAQUIGRÁFICA

Sr. Presidente (Wayar).- En consideración la versión taquigráfica correspondiente a la sesión del día ocho de mayo del año dos mil tres. Si no se formulan observaciones a la misma, se dará por aprobada, autenticará y archivará.

– Sin observaciones se aprueba la versión taquigráfica del día ocho de mayo del año dos mil tres.

3

ASUNTOS ENTRADOS

Sr. Presidente (Wayar).- Por Secretaría se dará cuenta de los asuntos entrados.

I

Comunicación de Presidencia

            En virtud de lo establecido en el artículo 27 inc. 10) del Reglamento de Cámara, ha sido girado a la Comisión de Legislación General, del Trabajo y Régimen Previsional, el proyecto de ley en revisión declarándose la Reforma Parcial de la Constitución de la provincia de Salta, circunscribiéndose al artículo 140 de la Carta Magna. (Expte. Nº 91-12.461/03)

II

Comunicación de la Cámara de Diputados

            El Presidente de la Cámara de Diputados informa que en sesión del día 6 de mayo del corriente año, se ha dado sanción definitiva al proyecto de ley creando el Colegio de Profesionales de Educación Física.

-A sus antecedentes.

III

Dictámenes de Comisiones

De Obras Públicas, Industria y Turismo:

            En el proyecto de declaración del señor Senador Mashur Lapad, viendo con agrado que el Poder Ejecutivo Provincial, a través de los organismos pertinentes, gestione la construcción de cuatro comedores infantiles en las comunidades aborígenes de Santa María, Alto la Sierra (Municipio Santa Victoria Este), Capitán Pagé y Km. 2 – Pluma de Pato (Municipio Rivadavia Banda Norte), en el departamento Rivadavia. (Expte. Nº 90-15.180/02).

– Al Orden del Día.

De Legislación General, del Trabajo y Régimen Previsional:

            En el proyecto de ley en revisión, por el cual se dispone que la Escribanía de Gobierno realice los trámites necesarios para lograr la inscripción definitiva del dominio por parte de la Provincia, del inmueble Matrícula Nº 8.026, de la localidad de El Bordo, departamento General Güemes. (Expte. Nº 91-12.250/02)

– Al Orden del Día.

            En el proyecto de ley en revisión, estableciendo que los derechos que el Estado provincial detenta sobre deudas hipotecarias aplicadas a terrenos fiscales adjudicados por la Dirección General de Familia Propietaria y/o viviendas únicas otorgadas por el IPDUV u otros planes provinciales, no podrán ser transferidos a ningún banco ni entidad financiera pública o privada. (Expte. Nº 91-11.934/02)

– Al Orden del Día.

IV

Proyectos de Declaración

1

Expte. Nº 90-15.270/03

La Cámara de Senadores de la provincia de Salta,

D E C L A R A :

Que vería con agrado que hasta tanto no se determine la real situación de los tenedores de viviendas de los barrios: 135 viviendas, El Milagro, 60 viviendas de General Güemes; Barrio Rallé y 80 viviendas de Campo Santo, se suspendan las intimaciones de pago remitidas por el Banco Macro S.A.

José Luis Valle

-A la Comisión de Legislación General, del Trabajo y Régimen Previsional.

2

Expte. Nº 90-15.271/03

La Cámara de Senadores de la provincia de Salta,

D E C L A R A :

            Que vería con agrado que el Instituto Provincial de la Vivienda realice un profundo y pormenorizado relevamiento socio-económico de los tenedores de viviendas adjudicadas por dicho Instituto, a fin de establecer un programa  de normalización de deudas en el marco de las reales posibilidades de los deudores, lo que contribuiría al mayor cumplimiento de las obligaciones que permitan luego la continuidad de planes de vivienda haciendo realidad su cometido.

José Luis Valle

-A la Comisión de Legislación General, del Trabajo y Régimen Previsional.

3

Expte. Nº 90-15.273/03

La Cámara de Senadores de la provincia de Salta,

D E C L A R A :

            Que vería con agrado que el Poder Ejecutivo Provincial, por intermedio de los organismos correspondientes, declare zona de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, al departamento Los Andes por los graves daños ocasionados por la intensa sequía. Además gestione e instrumente la urgente provisión de vacunas antiparasitarias y complejos vitamínicos y minerales, como así también la remisión de forrajes, consistente en granos y alfalfa, para ganado mayor y menor de los productores de la zona, con el objeto de paliar la falta de pasturas naturales o sembradas, evitando así la mortandad de animales que conforman uno de sus recursos básicos.

Cosme Damián Sarapura

Fundamentos

Señor Presidente, señores senadores:

            Se suma a la natural aridez del territorio, la escasez de lluvias que provocó una notable falta de alimento para el ganado y, siendo éste prácticamente la única fuente de sustento de sus habitantes, acarrea graves consecuencias para su subsistencia.

            Por ello, ante la gravedad del desastre agropecuario generado por la sequía, es importante apoyar esta iniciativa, buscando prevenir el exterminio del ganado y preservar la economía primaria de pequeños productores de una amplia región.

            Por lo tanto, se requiere en forma urgente el envío de vacunas y forrajes para prevenir de enfermedades y nutrir a los animales castigados por este factor climatológico, recurriendo al Poder Ejecutivo Provincial para que, por intermedio del Ministerio de la Producción y el Empleo, la Secretaría de la Producción y el Departamento de Producción Animal, cumpla con lo solicitado, no dudando que se dará una respuesta favorable a este pedido.

            Por todo lo expuesto, solicito a mis pares la aprobación del presente proyecto de declaración.

Cosme Damián Sarapura

-A la Comisión de Agricultura y Ganadería.

4

LICENCIAS

Sr. Secretario (Catalano).- El señor Senador Sergio Ramón Zenteno, solicita autorización para no asistir a la sesión del día de la fecha.

Sr. Presidente (Wayar).- Si no se formulan objeciones, la misma será acordada.

– Asentimiento.

5

HOMENAJES

Sr. Presidente (Wayar).- Este es el momento dedicado a los homenajes que los señores senadores propongan realizar.

            Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Metán.

Sen. Barrera.– Señor Presidente: dentro de pocos días los argentinos vamos a celebrar el recordatorio de una de las gestas históricas más importantes de nuestra historia.

            El 25 de mayo de 1810 hace eclosión un proceso revolucionario que llevó muchísimo tiempo de gestación  y por el que la generación de mayo concretó sus sueños de comenzar la construcción de un país independiente, proceso que habría de tomar un rumbo definitivo a partir de la declaración de la Independencia del 9 de Julio de 1816.

            Vaya, entonces, un sincero reconocimiento a estos hombres que forjaron nuestra nacionalidad y quiera Dios que toda la dirigencia de nuestro querido país sepa nutrirse de los valores de patriotismo, abnegación, del sentido de responsabilidad que debe primar en todos los que desarrollamos funciones  o quehaceres que hacen a la vida comunitaria.

            El próximo 25 de mayo no es sólo una fecha patria más, comienza una nueva etapa en la vida institucional del País como la asunción de un nuevo Presidente, dotado de una incuestionable base de legalidad. La crisis que vive nuestro País es seria, muy profunda, por lo que corresponde que todos contribuyamos a sostener y apoyar el nuevo gobierno, ya que su éxito será el éxito de todo un pueblo que quiere ver concretadas sus legítimas esperanzas de trabajo, educación, seguridad, crecimiento económico en un marco de equidad social.

6

MOCIÓN DE TRATAMIENTO SOBRE TABLAS

Sr. Presidente (Wayar).- Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Metán.

Sen. Barrera.- Señor Presidente: solicito tratamiento sobre tablas para el expediente Nº 91-12.461/03, proyecto de ley que viene en revisión de la Cámara de Diputados, con media sanción, y que contempla la reforma parcial de nuestra Constitución Provincial.

Sr. Presidente (Wayar).- En consideración el tratamiento sobre tablas del proyecto que viene en revisión de la Cámara de Diputados. Se va a votar.

– Resulta afirmativa.

Sr. Presidente  (Wayar).- Aprobado. Se tratará en su oportunidad.

            Corresponde considerar los asuntos que la Cámara ha resuelto tratar sobre tablas.

            Por Secretaría se dará lectura.

7

REFORMA PARCIAL DE LA CONSTITUCIÓN DE LA PROVINCIA

Expte. Nº 91-12.461/03

El Senado y la Cámara de Diputados de la Provincia, sancionan con fuerza de

L E Y :

            Artículo 1º.- Declárase la necesidad de la Reforma Parcial de la Constitución de la provincia de Salta, circunscribiéndose tal reforma al artículo 140 de la Carga Magna.

            Art. 2º.- La Convención Constituyente Reformadora se reunirá con el único objeto de considerar la reforma del texto constitucional especificado en el artículo 1º de la presente Ley, siendo nulas, de nulidad absoluta todas las modificaciones, derogaciones o agregados que realice la Convención Constituyente apartándose del objeto especificado en el precedente artículo 1º.

            Art. 3º.- El Gobernador convocará al pueblo de la Provincia para la elección de los Convencionales de acuerdo con el artículo 184 de la Constitución Provincial.

            Art.4º.- Los Convencionales serán elegidos, en forma directa, por el pueblo de la Provincia, de acuerdo con las disposiciones legales vigentes para la elección de Diputados Provinciales al momento de sancionarse la presente Ley.

            Art. 5º.- Los Convencionales que resulten elegidos se desempeñarán con carácter “ad honorem”. La estructura y personal de la Convención Constituyente será el de la Legislatura, sin que se autoricen gastos en estos conceptos.

            Art. 6º.- La Convención Constituyente Reformadora se instalará en la sede de la Legislatura de la ciudad de Salta, e iniciará sus labores dentro de los tres (3) días de aprobado el escrutinio definitivo de elección de convencionales y concluirá su tarea dentro de los cinco (5) días corridos contados desde su instalación.

            Art. 7º.- La Convención Constituyente será juez único de la validez de las elecciones, derechos y títulos de sus miembros y se regirá por el Reglamento interno de la Cámara de Diputados de la Provincia, sin perjuicio de modificarlo a fin de agilizar su funcionamiento.

            Art. 8º.- Autorízase al Gobernador a realizar los gastos necesarios que demande la ejecución de la presente Ley.

También se lo faculta a efectuar las reestructuraciones y modificaciones presupuestarias que resulten necesarias a este fin.

Art. 9º.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Dada en la Sala de Sesiones de la Cámara de Diputados de la provincia de Salta, en Sesión del día veinte del mes de mayo del año dos mil tres.

Ramón R. Corregidor                                      Dr. Manuel Santiago Godoy

   Secretario Legislativo                                                           Presidente

   Cámara de Diputados                                                              Cámara de Diputados

Sr. Presidente  (Wayar).- Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Metán.

Sen. Barrera.- Señor Presidente, señores senadores: no teniendo el proyecto de ley que acaba de leerse por Secretaria dictamen de Comisión, voy a mocionar, y esta moción es en un todo de acuerdo con lo que prevé el Reglamento interno de nuestra Cámara, que se transforme en estado de comisión.

Sr. Presidente  (Wayar).- En consideración la moción. Se va a votar.

– Resulta afirmativa.

Sr. Presidente  (Wayar).- Aprobado. La Cámara entra en estado de comisión.

Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Metán.

Sen. Barrera.- Señor Presidente, señores senadores: nos corresponde tratar ahora un proyecto de ley originado en la Cámara de Diputados y que reviste trascendencia institucional, la declaración de la necesidad de la reforma constitucional.

            Sabemos que los tiempos y las realidades, sobre todo las políticas, cambian, debiendo las instituciones acompañar tales cambios y realidades. Recuerdo tiempos en que las constituciones, sean nacionales o provinciales, eran pétreas, inamovibles, pero que tampoco se respetaban. Allí estaban para adornar las bibliotecas de políticos, abogados, jueces y periodistas. Las constituciones más importantes y ejemplares de los países más desarrollados tienen sistema de enmiendas, lo que no requiere de la convocatoria a una Convención Constituyente y la posibilidad de esa reforma vía enmienda no significa que en tales países sean profundamente respetadas, es que el respeto y el acatamiento de las mismas resulta de su capacidad para responder a los tiempos que corren.

            En la Constitución de la provincia de Salta sólo se prevé en la Cláusula Transitoria Décimocuarta el sistema de enmienda para la reforma de sus artículos 56 y 94, para cualquier otra modificación deberá seguirse los pasos indicados en el artículo 184. En particular, el objeto de la declaración de necesidad de la reforma es para modificar el artículo 140.

            Personalmente creo que tal norma constitucional habilita al Gobernador y Vicegobernador a ser electos por un tercer período, lo que más adelante analizaré, pero también, y esto es a título personal, entiendo que ningún atentado al sistema democrático ni a los principios republicanos de gobierno existen en establecer la reelección indefinida del Gobernador y del Vicegobernador siempre y cuando él sea electo por el pueblo de la Provincia.

            Como decía antes, la fórmula del cuarto párrafo del artículo 140 habla de que el Gobernador y el Vicegobernador no pueden ser elegidos más de dos veces consecutivas, y actualmente en curso está la primera elección consecutiva del actual Gobernador y Vicegobernador.

            Perdón, pido un cuarto intermedio.

Sr. Presidente (Wayar).- Pasamos a cuarto intermedio, el señor Senador no se siente bien.

-Es la hora 19:53’.

-A la hora 20:12’:

Sr. Presidente (Wayar).- Continúa la sesión.

            Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Rosario de la Frontera.

Sen. Porcelo.- Señor Presidente, señores senadores: voy a continuar con los fundamentos que venía expresando mi par, el Senador por Metán, quien tuvo una indisposición, una suba de presión.

            Como se había manifestado, la fórmula del cuarto párrafo del artículo 140 habla que el Gobernador y el Vicegobernador no pueden ser elegidos más de dos veces consecutivas y actualmente está en curso la primera elección consecutiva del actual Gobernador y Vicegobernador y ésta es la interpretación del dictamen mayoritario que luego obtuvo voto afirmativo de la Convención Constituyente de 1998, la posibilidad de que el Gobernador y el Vicegobernador pudieran cumplir tres períodos. Ninguna otra razón existe para las diferencias que hay entre el artículo 140 que tratamos con el artículo 90 de la Constitución Nacional.

            Nuestra Constitución Nacional es expresa, dispone el artículo 90 que el Presidente y el Vicepresidente podrán ser reelegidos o sucederse recíprocamente por un solo período consecutivo, mientras que la Constitución de Salta dice que el Gobernador y el Vicegobernador duran cuatro años en sus funciones y no pueden ser elegidos más de dos veces consecutivas. La diferencia en la redacción del texto se traduce con distinto significado. Si hubiera querido significar lo mismo, así lo hubieran dicho, si no dice lo mismo es porque la Constitución salteña habilita un tercer mandato para que el Gobernador y el Vicegobernador puedan ser electos por segunda vez consecutiva y en nada se modifica las conclusiones antes vertidas porque en la Constitución de Salta no contenga la palabra “reelección”, ya que la Constitución Nacional tampoco la tiene. De allí es posible la reelección. Lo que importa no es lo que no existe, sino lo que cada una de las constituciones dice, pero yendo más allá de la claridad del texto constitucional, personalmente creo que es necesario habilitar la reforma constitucional para permitir la reelección del Gobernador y Vicegobernador.

            Como ciudadano, siempre respeté los textos constitucionales, pero ahora, como legislador, tengo la posibilidad de permitir la modificación de la Constitución Provincial acorde a mis convicciones, y tal convicción surge de los profundos principios republicanos, que creo tener, la periodicidad y la alternancia de los funcionarios se respetan con la existencia del término de los mandatos y el sometimiento de la voluntad popular, que será la que decida en última instancia. Si hizo un buen gobierno, será reelecto, si hizo mal se elegirá a otra persona.

            En nuestro País tenemos bastantes ejemplos. En Córdoba está permitida la reelección indefinida del Gobernador y después de varios períodos de gobierno radical, el pueblo eligió uno justicialista, mientras que en las provincias de Santa Cruz y San Luis sus gobernadores fueron reelectos hasta su renuncia, y la posibilidad de la reelección es el paso lógico después de haber hecho directa la elección, primero de los Gobernadores, luego del Presidente y de los Senadores Nacionales.

            Antes las elecciones de Gobernadores eran por Colegio Electoral. Modificadas las constituciones provinciales sólo quedó la Nación, en cuyo texto constitucional recién se permitió la elección directa del Presidente y los Senadores Nacionales por la reforma de 1994.

            En aquel esquema la posibilidad de la reelección podía ser restringida por cuanto no era la voluntad directa del pueblo. Creo que ahora, con la evolución democrática, la voluntad popular debe encontrar su reflejo en la Constitución, no restringiendo a candidato alguno la posibilidad de ser elegido por el pueblo.

            Por ello, solicito a mis pares la aprobación del presente proyecto de ley, declarando la necesidad de la reforma del artículo 140 de la Constitución Provincial.

Sr. Presidente (Wayar).- Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Capital.

Sen. López Mirau.- Señor Presidente, señores senadores: tal cual lo acaba de manifestar el señor Senador preopinante, el tratamiento de este proyecto es un tratamiento de una real trascendencia institucional. El proyecto cuya autoría le corresponde a la casi totalidad de los legisladores justicialistas que integran la Cámara de Diputados tiene por objetivo habilitar la convocatoria a una reforma de la Constitución Provincial. No puedo, ante este proyecto, dejar de referirme al reciente acto eleccionario y de considerar que la sociedad, al concurrir masivamente y en proporciones tal vez históricas a ejercer el derecho al voto positivo, acaba de dar una muestra de voluntad de volver a creer en las instituciones republicanas. No nos olvidemos de las elecciones anteriores, donde el pueblo en gran cantidad no había concurrido a las urnas o había manifestado su voto de una manera que no era positiva. Sin embargo, luego de este acto eleccionario y por las razones que todos conocemos, el proceso electoral se interrumpe y creamos nuevamente en la sociedad una primera y gran decepción.

Por otro lado, inmediatamente y a propuesta, como decía, de algunos legisladores, se convoca a una reforma de la Constitución Provincial, al solo efecto, así lo dice el fundamento del proyecto de ley, y le voy a solicitar que se me autorice a leerlo, señor Presidente.

Sr. Presidente (Wayar).- Está autorizado.

Sen. López Mirau.- De la reelección del actual Gobernador. Dice que “nuestra convicción en las actuales circunstancias del acontecer político, nacional y provincial, el superior objetivo del bien común se vería afirmado de la mejor manera con la reelección del actual Gobernador de la Provincia”.

            Eso también, de alguna manera, puede afectar la credibilidad de la sociedad al convocar al pueblo a satisfacer, tal como acabo de decir, planteado por los propios autores del proyecto, a una necesidad que no es general, sino a una necesidad de buscar una solución para personas o para sectores; y cuando digo esto lo digo sin entrar a hacer un juicio de razón de quienes puedan participar o verse de alguna manera beneficiados o no con esta modificación.

            Entiendo que la Constitución es, o al menos debiera ser, algo que prácticamente no pudiéramos  modificar, salvo realmente necesidades de interés público o del bien común, como lo dice el propio proyecto, la Constitución es un poderoso factor de unidad y de legitimidad.

La cuestión de una reforma con fines sectoriales ha de ser causa de división y sólo puede tener un efecto traumático sobre la credibilidad de las instituciones y creo que por ahí pasa un poco la responsabilidad de quienes tenemos que legislar sobre esta oportunidad del llamado a convocatoria y analizar si efectivamente se está logrando esto dentro del marco de un consenso, dentro del marco de un acuerdo, con las fuerzas políticas, con los sectores comprometidos de la sociedad.

Ya en ocasión de la reforma constitucional del año 1994, dijo con certera visión la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal que “el camino de la reforma constitucional debe avanzar de la mano del consenso, del acuerdo y transacción entre los diversos sectores políticos, sociales, económicos, culturales, religiosos, etc. Sin ello, se rompería el pacto que subyace a la normativa constitucional, las malas experiencias de constituciones impuestas deben hacer reflexionar a los responsables de los destinos de la Nación. Y tal principio, que es el del consenso, que puede tal vez sonar muy superficial, pero que en situaciones como éstas es de gran profundidad, fue sostenido en oportunidad de la reforma de nuestra Constitución del año 1998, donde en ese momento el Partido Justicialista fijó cuáles iban a ser, a quienes lo representaran, los parámetros que iban a defender en la Asamblea Constituyente. Hoy, nosotros estamos convocando o estamos analizando, perdón, todavía no se ha votado, estamos analizando el tratamiento de una convocatoria que, por lo menos en lo que respecta a mi persona, he tomado conocimiento una vez que había entrado ya a tratamiento en la Cámara de Diputados, estando en el recinto de la Cámara de Diputados, y creo que esto merecía, por parte de todos los actores políticos, sociales, institucionales, una mayor participación.

            Nuestra Constitución, como decía, fue reformada en el año 1986, nuevamente en el año 1998 y ahora, a cinco años de ello, volvemos a reformarla. Ha adquirido así la Ley Suprema de la Provincia una precariedad y un continuo reacomodamiento de los vaivenes e intereses coyunturales, que aunque puedan acreditarse legalidad, le privan también de la legitimidad necesaria. Tiene -como decía anteriormente- precaria estabilidad. De esa manera no se puede pretender que sea asumida por un conjunto como es un proyecto institucional y estratégico, ni siquiera al respeto que se tiene por las cosas asumidas como propias y no mediatizadas a intereses de algún grupo o de algún tipo. Sin perjuicio de esos valores que deben defenderse, tampoco la apresurada reforma derivada de la necesidad política surgida como consecuencia, entiendo, de las recientes elecciones, contribuye a recuperar la perdida credibilidad del pueblo en nosotros que somos sus representantes, como tampoco en la dirigencia política en general.

Hace sólo cinco años, decía recién, el Partido Justicialista, con la firma de su Presidente, decidió e hizo pública una propuesta de reforma de la Constitución que incluía la reelección por un solo período. En estos términos se expresó la propuesta para la reforma de la Constitución de la provincia de Salta que fue presentado en un acto público y que en sus páginas cinco y quince tratan textualmente el tema. También voy a solicitar en este momento, señor Presidente, autorización para leer uno de los párrafos que allí se expresan.

Sr. Presidente (Wayar).- Está autorizado, señor Senador, a leer todo lo que usted tenga en su pupitre.

Sen. López Mirau.- Gracias, señor Presidente.

            Al hablar de la propuesta el Partido Justicialista dice, en cuanto a la incorporación de una cláusula que posibilite la reelección del Gobernador y Vicegobernador de la Provincia, “la propuesta de nuestros Convencionales Constituyentes será la de la reelección por un solo período inmediato, tal como dispone la Constitución Nacional al respecto”. Creo, como justicialista, que si hemos llevado esta propuesta a la Convención Constituyente, somos respetuosos de nuestra palabra y de nuestro compromiso. Si hoy existe alguna posibilidad de parte de quienes interpretan el texto constitucional de que si son dos veces elegibles o dos períodos consecutivos o no consecutivos, esto nos despeja de toda duda, por lo menos a los justicialistas, así lo entiendo, señor Presidente.

            No sólo el Partido lo transmitió a través de esta propuesta, sino a través de solicitadas publicadas por el Partido Justicialista, también se hizo a través de los reportajes cuando se consultaba a quienes nos representaban en la Asamblea Constituyente, y en cada oportunidad que se cuestionó, se preguntó, el Presidente de esta Asamblea, el Doctor Julio San Millán,  expresó en todo momento que se interpretaba que era un solo período. Lo mismo en el caso de quien hoy es nuestro Presidente de la Cámara, del actual Vicegobernador Walter Wayar. Es decir que de una Constitución que prohibía reelección se pasó a otra que autorizaba una reelección. Primer paso. Se ratificaba con esto la necesidad de una alternancia política como así también la necesidad de posibilitar un período de ocho años para que el Gobernador proyecte y ejecute su política, y en eso lo apoyamos todos, no hubo una palabra de queja a esta cláusula constitucional, todo el mundo entendió y todo el mundo avaló y se comprometió con esta cláusula. Pero si ahora estamos hablando de una reelección indefinida habilitando a quien le toque ocupar la Primera Magistratura o la Vicegobernación, estamos hablando de que esa alternancia puede o no ser posible, el hecho de que se fijen períodos para los cargos, en este caso Gobernador y Vicegobernador, que es lo que se está analizando en este recinto, no es caprichoso, en la casi, diría yo, mayoría de las constituciones del mundo.

            Cuando me puse a analizar este tema y me retrotraía a lo que fueron las discusiones en el seno de la Asamblea Constituyente, el argumento precisamente para avalar esta cláusula de reelección que se estaba proponiendo por parte de quien era en ese momento la voz autorizada, la Convencional, hoy Diputada Adriana Pérez, manifestaba esto que estoy diciendo, que justamente las principales constituciones del mundo lo tenían, porqué Salta no lo iba a tener, citaba en ese caso, por ejemplo, la situación de Bill Clinton en Estados Unidos, François Mitterand en Francia, Felipe González en España y decía que salvo el caso de Argentina los otros ejemplos citados pertenecen a una realidad de ese exclusivo club de naciones. No digo que debemos repetir, pero estamos hablando de países con alguna experiencia democrática y que por alguna razón se pone este límite y también lo decía en ese momento la Constituyente Adriana Pérez cuando hablaba que era necesario que se establezcan a nivel constitucional mecanismos de limitación, que permitan, por un lado, que la voluntad popular se exprese con la menor distorsión posible y, por otro, que las regulaciones impuestas desde el vértice del sistema normativo no pueden ser soslayadas o ignoradas. Por eso cuando escucho que  existe la posibilidad de interpretarse que la cláusula habla de que no podrán ser elegidos más de dos veces consecutivas y se hace una interpretación que dos veces consecutivas es la consecuencia  de una primera vez que no es consecutiva, por lo tanto las dos veces consecutivas hacen una segunda y tercera vez, un poco me confundo y entonces, como corresponde, me voy al Diccionario de la Real Academia para ver cómo puedo interpretar esto de consecutiva y dice expresamente: “ dícese de las cosas que se siguen o suceden sin interrupción”. Es decir que cuando hablamos de estas dos veces consecutivas no puedo dejar de entender como un todo lo que acá estamos analizando y lo analizo conjuntamente con lo que han dicho nuestros representantes en la Convención Constituyente y con lo que se ha dicho desde nuestra plataforma política, en ese momento, de defensa. Y llego a una conclusión, que cuando se ha dicho dos veces consecutivas se ha querido decir dos veces seguidas. Si hubiéramos querido interpretar de otra manera, hubiéramos tenido para hacer la relación con la cláusula 90 de la Constitución Nacional, tendríamos que haber hablado de períodos y en ese caso  sí podríamos haber dicho “reelegido por dos períodos consecutivos”, porque entonces podríamos entender que podía haber alguna diferencia. Acá creo que no hay diferencia. No puedo entender la palabra consecutiva solamente por una punta y olvidarme lo que han dicho los Constituyentes, olvidarme de lo que hemos llevado  a la discusión.

Creo que habilitar una nueva reforma bajo estos puntos puede dar pie a que en el futuro en algún momento existan otras posibilidades de modificaciones de la Constitución con cláusulas que puedan ser directamente algo en que no pudiéramos estar de acuerdo. Por eso también la importancia de que para poder disponer la modificación o para poder proponer, digamos analizar la modificación de un artículo en la Constitución se exigen los dos tercios, que no se da en el caso nuestro de Salta que haya inconvenientes en la Cámara de Diputados y nosotros tenemos los dos tercios. Pero precisamente eso nos implica mayor responsabilidad en el análisis de este tema porque justamente lo que se pretende es que la Constitución  no sea como un cuerpo al que le vamos a acomodar el traje según el momento, sino precisamente que la podemos mantener, que la podemos respetar, que la podemos interpretar, como lo han querido hacer quienes lo hicieran, y creo que acá no están dadas estas condiciones.

            Leo los fundamentos del proyecto que vino de la Cámara de Diputados y comienza diciendo que “los legisladores que suscribimos el proyecto adjunto consideramos que es necesario reformar el artículo 140”. Acá veo que la consideración pasa por, creo que son cuarenta y dos o cuarenta y tres quienes suscribieron el proyecto, no estamos diciendo que consideran que la ciudadanía lo está requiriendo o lo está pidiendo, no, consideran los firmantes nada más, tampoco veo que se esté hablando de que esto ha sido una posición partidaria, que se ha discutido en el seno del Partido Justicialista y lo hemos traído a la discusión a este recinto, tal vez sí se ha dado, yo lo desconozco, pero quiero dejar en claro que no conozco que eso se haya dado. De todas maneras si, como se ha insistido, la cláusula constitucional hoy vigente habilita a considerar que no es necesaria, lo acaba de decir el legislador preopinante que no es necesaria la reforma, pienso que no tendríamos que hacerla, pero la vamos a hacer por las dudas. Sigue sin quedarme un poco claro el tema y creo que de alguna manera impulsar esta reforma constitucional resulta contraria, y hablo en una posición totalmente personal, a los principios elementales de convivencia democrática por promoverse nada más que sin el consenso necesario. Si esto contara con el consenso de la ciudadanía, de los distintos sectores, bueno, lo analicemos, pero creo que estamos partiendo de un proyecto donde le falta el fundamento principal, que es el consenso de quienes lo están promoviendo con el resto de la sociedad.

            Por ello, quisiera que estas argumentaciones que he dado se tomen como fundamentos del dictamen particular, como miembro de la Comisión de Legislación General, aconsejando el rechazo de este proyecto. Por ahora, nada más.

Sr. Presidente (Wayar).- Tiene la palabra el señor Senador por el departamento General Güemes.

Sen. Valle.- Señor Presidente: qué paradoja, estamos tratando un proyecto de reforma constitucional en donde se prevé la posibilidad de la reelección eventual del actual Gobernador de la Provincia, y digo qué paradoja porque pareciera ser que el Justicialismo no tuviera otros líderes para ofrecer a la sociedad y en este recinto un justicialista que estaba emitiendo los fundamentos del proyecto de ley tuvo un malestar -que ojalá pase rápido- e inmediatamente otro justicialista lo sucedió en el uso de la palabra. Este hecho que es una paradoja, pero que marca una realidad, nos indica claramente la sin razón de este proyecto.

Había pensado referirme a aspectos muy puntuales desde el punto de vista técnico, pero voy a hacer referencia sólo a dos. El proyecto tal como viene de la Cámara de Diputados no cumple la exigencia constitucional básica, la Constitución dice que se debe señalar la necesidad de la reforma y en la urgencia de este proyecto se han limitado los Diputados a poner “vista la necesidad de la reforma” y ¿donde está la necesidad?. No hay ningún enunciado al respecto. En segundo orden, en el artículo 3º del proyecto se hace referencia a que cualquier otra interpretación, modificación de la norma, significaría vulnerar y sería nulo lo que fuera tratado más allá de lo que prevé este proyecto de ley. No hacía falta que se expresara, así lo dice el propio artículo 184.

Resulta ser que a la luz de este tratamiento que tenemos en la fecha se ha señalado reiteradamente en la Cámara de Diputados y también acá, lo dice el proyecto en sus fundamentos, que no hacía falta el proyecto de reforma y voy a ser muy breve porque ya el Senador preopinante se refirió extensamente al tema. Voy a decir dos cosas, en primer lugar, no hay posibilidad alguna de una interpretación distinta del sentido del artículo 140, este artículo es muy claro y dice que el Gobernador y el Vicegobernador sólo podrán ser elegidos por dos períodos consecutivos. Pero no termina allí, la Cláusula Tercera hace referencia que a ese fin se interpreta como primer período el de la gestión de Gobierno al tiempo del análisis y discusión de la Constitución. Nos estaban diciendo los Constituyentes, ya en aquel momento, si ese es el primer período, el segundo es el que vino luego y entonces se han cumplido los dos períodos que establece el artículo 140. No hay posibilidad de interpretar de otra manera el sentido de la Constitución que está en vigencia y no hay tal posibilidad de interpretarlo tampoco porque todos los hechos que se han venido desarrollando a lo largo de estos tiempos nos hablaban reiteradamente de la interpretación cabal de que al cumplirse esta mandato el señor Gobernador, Doctor Juan Carlos Romero, no podía aspirar a otra reelección porque el plexo normativo indica taxativamente que es imposible esa pretensión.

En este sentido quiero ser muy claro y con un menor esfuerzo de nuestra humilde inteligencia procurar no ir más allá de lo que nuestro espíritu nos manda, porque no es una cuestión menor lo que estamos tratando. Acá no se trata de analizar la posibilidad de brindar otro candidato a la sociedad, se trata lisa, llana y lamentablemente de estar intentando habilitar la convocatoria a una reforma constitucional con el objetivo de posibilitar esa reelección y entonces vemos que se pone en segundo plano la Constitución, la Ley Fundamental de la Provincia subordinada, en este caso, a la aspiración personal de una persona, valga la redundancia.

Esto es lo lamentable, la cuestión de vulnerar el estado de derecho poniéndolo por debajo de la aspiración de las personas, y el fortalecimiento del sistema democrático nos obliga básicamente a ser, los que estamos en la función pública, respetuosos de la ley dando ejemplo en ese sentido. No es una cuestión caprichosa que los Constituyentes hayan previsto el sistema de reelección limitada o de la elección limitada, no es un capricho que esté en nuestra Constitución este artículo 140 y en ese alcance la imposibilidad de la reelección indefinida implica ponerle límites al poder político, es la esencia del sistema republicano de gobierno, no es una cuestión menor, cuando se vulnera esa esencia, cuando se rompe ese límite que pone la ley al poder político, el que pierde es el pueblo. Y esto es lo grave de esta situación, señor Presidente.

            Se ha referido aquí, entre otras cosas, entre los fundamentos, que hay constituciones en el resto del País o gobernaciones donde se han reelegido a los gobernadores más allá de lo que ocurre en nuestra Provincia y se ha citado Córdoba. Yo diría dos cosas al respecto, en primer lugar no tenemos porqué tomar el peor de los ejemplos, porque hay muchas provincias donde se respeta la Constitución y no se la modifica a fin de habilitar una nueva reelección a quien está en la función pública.

            En segundo lugar, se hizo referencia a la Constitución de Córdoba, pero cuando se reformó la Constitución de Córdoba, se pasó del sistema bicameral al sistema unicameral; la convocatoria fue más amplia, por dar un ejemplo de todas las modificaciones que se introdujeron. Aquí el problema es que simplemente se procura llegar a la reforma para habilitar una reelección, para habilitar un nuevo mandato, si es que las urnas son favorables luego a quien ejerce esta pretensión. Esto es lo que disgusta, porque no hubo consenso, porque no hubo consulta, porque pocos días antes el Gobernador decía que iba a convocar a los partidos políticos a tratar este tema de la reforma política y nos desayunamos con que se había aprobado ya en la Cámara de Diputados con suma urgencia este proyecto de ley.

            No es caprichoso lo que yo estoy diciendo, si usted me autoriza, señor Presidente, quisiera dar lectura a algunas de las expresiones vertidas en oportunidad del tratamiento de la Constitución.

Sr. Presidente (Wayar). Esta autorizado, señor Senador.

Sen. Valle.- Gracias señor Presidente.

En aquella oportunidad la señorita representante del Partido Justicialista, de la mayoría en ese caso, la Convencional Adriana Pérez, decía entre otras cosas, refiriéndose a la modificación y al tratamiento de este tema del artículo 140, que “el proyecto que estamos fundando autoriza efectivamente a la reelección del Gobernador y Vicegobernador, pero al hacerlo se deja establecido con claridad los límites temporales de esta posibilidad. Por consiguiente -sigue expresando- es necesario que se establezcan a nivel constitucional aquellos mecanismos de limitación que permitan, por un lado, que la voluntad popular se exprese con la menor distorsión posible y, por el otro, que las regulaciones impuestas desde el vértice del sistema normativo no puedan ser soslayadas o ignoradas”. Y este es el tema esencialmente, a pocos años de esas manifestaciones y de esa reforma se está soslayando, se está ignorando el sentido que tiene el límite temporal en el ejercicio del poder.

            Nosotros, hemos visto que de pronto se avanza en esta reforma constitucional, hemos venido bregando reiteradamente por la necesidad de discutir el alcance de una reforma profunda. El año pasado, sin ir más lejos, se hablaba de reforma política, nosotros nos retiramos de la Comisión de Reforma Política porque solamente se conversó en ella de la reforma del régimen electoral. En esa oportunidad dijimos que para nosotros era necesario ir a una reforma política profunda que contemplara o por lo menos que nos llevara a la discusión de si se mantiene el sistema bicameral o se llega al sistema unicameral, de si el control de la cosa pública debe estar en manos del oficialismo o debe pasar automáticamente a manos de la oposición, de si era necesario que se mantengan las actuales estructuras de los concejos deliberantes y la estructura de los municipios a lo largo y a lo ancho de la Provincia, es decir la necesidad de establecer algunos mecanismos de participación popular hoy ausentes en nuestra Constitución. Dijimos eso, y no hubo más reuniones porque tampoco se convocó a partir de ese hecho en el que nosotros abandonáramos esa Comisión y lo hacíamos convencidos de que hace falta esta reforma profunda, pero una reforma profunda implica consenso, implica transparencia, implica conversaciones con los distintos actores que integran una sociedad, implica debate y sobre todas las cosas la decisión de todo un pueblo de avanzar en esas modificaciones. Acá todo eso está ausente, solamente está presente la voluntad unívoca de modificar esta traba legislativa que significa nada más ni nada menos que una garantía constitucional al servicio de la gente.

            En oportunidad del tratamiento de esa reforma constitucional, nos decía el doctor Carlos Saravia Day en una brillante exposición, entre otras cosas, de sus dudas y sus temores sobre aquellos alcances sin limitación temporal y fijémonos qué interesante, hacía una lectura del pensamiento de Juan Perón al respecto. Si me autoriza, señor Presidente, daré lectura.

            Perón señalaba: “bastaría observar lo que sucede en los países en que tal inmediata reelección es constitucional, no hay recurso al que no se acuda, lícito o ilícito, es escuela de fraude e incitación a la violencia, como asimismo una tentación a la acción política por el gobierno y los funcionarios. Y si bien todo depende de los hombres, la historia demuestra que éstos no siempre han sido ecuánimes ni honrados para juzgar sus propios méritos y contemplar las conveniencias generales subordinando a ello las personales o de círculo. En mi concepto tal reelección sería un enorme peligro para el futuro político de la República y una amenaza desde que actuamos en la función pública…” Seguía diciendo Perón “…el Justicialismo era un partido con recambio…”

            Acá está el tema que luego se trató en la misma Constituyente cuando se analizaba la posibilidad de autorizar esa nueva reelección, y cuál era la cuestión que hacía referencia Saravia Day, que el proyecto venía de la mano de quien por sí mismo, “per se”, estaba pidiendo la habilitación, con esa reforma, para ser nuevamente reelegido. Esta es otra cuestión que, como lo expresaba, desmerece el sentido de la norma del proyecto, la vulnera, la achica, la encoge, tal cual su expresión. Por qué. Porque vienen del beneficiario de la norma que se busca modificar o cambiar.

            Mucho se ha dicho sobre el sentido éste de que se procura habilitar a la ciudadanía la posibilidad de que elija otro candidato. Y sabe una cosa, señor Presidente, yo veía qué contrasentido esta cuestión, absoluto contrasentido, se ha puesto en marcha este mecanismo y automáticamente han cesado las posibilidades, para otro justicialista, de aspirar a la Gobernación. Aunque en la práctica no sea así, en la calle uno lo ve, lo percibe, lo analiza, lo siente y lo lamentamos porque soy un convencido respetuoso y sé de la capacidad, de los dirigentes brillantes que tiene el Justicialismo en condiciones de ofrecerse para el cargo de la Primera Magistratura en la Provincia. Y esto verdaderamente a nosotros nos hace daño, porque el sistema democrático se consolida, se engrandece en el respeto de la ley y en la posibilidad cierta de que ese cumplimiento efectivo le garantice al pueblo la posibilidad de esta circulación de las elites, como se decía de este recambio dirigencial, que cuando no se da, casualmente se producen los retrocesos de los cuales pensamos que habíamos salido definitivamente.

            Si nosotros nos pusiéramos a pensar  que había necesidad de este tratamiento y si lo hiciéramos en la certeza de que tal vez por esa razón tuvo esta mecánica tan particular, tan especial y si encontráramos que particularmente, que conjuntamente ha habido tratamiento semejante diríamos, bueno, es una más, se debía tratar así. Pero lamentablemente, señor Presidente, este tema se trató con una urgencia que lesiona lo más profundo de cada uno. Hace dos años, señores Senadores, que esta Cámara aprobó el proyecto de reforma del Código Procesal Penal porque en la provincia de Salta es necesario brindarle a los jueces las herramientas para que agilicen la justicia. Hace dos años se aprobó el proyecto de vacunación masiva contra la Hepatitis A. Hace dos años que duermen en la Cámara de Diputados esos proyectos y no han sido ni siquiera tratados. Entonces, señor Presidente, cómo no va a lesionar a la sociedad el sentido de ver que sí hay urgencia y tiempo para el tratamiento de una reforma constitucional y no ha habido para darle a los jueces instrumentos para hacer de la justicia algo útil a la sociedad, o prevenir que estas enfermedades avancen en nuestro medio. “No hay presupuesto” se nos ha dicho en muchas ocasiones, pero sí hay presupuesto, se está autorizando por este proyecto de ley al señor Gobernador, así lo dice la ley, no al Poder Ejecutivo, al Gobernador, a hacer las transferencias de partidas para atender los gastos que demande la Constitución para reformarla, y lamentablemente, debo decirlo, más de una vez nos quejamos porque hay hospitales sin asistencia.

            No quiero de esto hacer una cuestión personal, en absoluto, digo que se debía haber merituado en su momento y en su oportunidad que la sociedad argentina está exigiendo cambios profundos. Hacer esto, modificar la Constitución para adecuarla a la intencionalidad de una persona o de un grupo que tal vez se equivoca, significa darle la espalda a la ciudadanía que está esperanzada en el respeto a la ley. Lamentablemente debo decir que una Provincia, un Estado donde se avanza en la falta de respeto, por más que se cumpla con las formalidades establecidas por la ley, no ha habido consenso, no ha habido consulta y esto desde ya lesiona el sentido necesario que debe tener el tratamiento tan profundo de reformar una Constitución. Cuando esto ocurre, señor Presidente, todos estamos en riesgo, el sentido de evitar la reelección indefinida es el de evitar pasar a lo absoluto, al unicato, a la posibilidad de abuso de poder, y esto es lo que se lesiona.

Por estas razones, señor Presidente, adelantamos nuestra posición negativa a este proyecto, pero al mismo tiempo señalamos y reitero que hubiésemos querido que esto tal vez en otro ámbito, en otro tiempo hubiese tenido un tratamiento profundo para que todos aquellos que creemos en la justicia, que creemos en el estado de derecho, tuviéramos la oportunidad de brindarle a la sociedad nuevas herramientas útiles para el desarrollo, para el crecimiento, para el ejercicio pleno de las garantías y de las libertades individuales. Lamentablemente esto significa lisa y llanamente un retroceso, un vaciamiento y un achicamiento del sentimiento constitucional, que es nada más ni nada menos que el sentimiento de ver que el estado de derecho está siendo vulnerado sin justificación alguna. Muchas gracias.

Sr. Presidente (Wayar). Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Anta.

Sen. Sandez.- Señor Presidente: me sorprenden las actitudes de rechazar proyectos. Como se mencionó aquí, aquella Constituyente de 1998, donde se ha incluido esta Cláusula, dio la oportunidad para definir el tema de la reelección o  la continuidad que se mencionó. Si los partidos políticos  no tuvieron el número suficiente para debatir o para oponerse, es porque el pueblo había elegido al Partido Justicialista, con la mayoría agravada en ese momento, para incluir en el artículo 140 y en la Cláusula Transitoria, la posibilidad de reformar por única vez o interpretar este artículo.

            Acá se tiene que destacar el valor, la honorabilidad y la honestidad de nuestro Gobernador y Vicegobernador en decir al pueblo qué es lo que va a hacer si tiene la oportunidad, porque representa a partidos y a sectores. En este proyecto están expuestos los términos para que vaya a una elección, a una consulta popular y diga si acepta o no las decisiones de una fórmula que puede repetir una reelección. De todas maneras, se descalifica a los señores Diputados, cuando se dice que quiénes son ellos para pedirle al Gobernador que se apruebe este proyecto. Entiendo que los señores Diputados como nosotros -dice bien la Constitución que el pueblo no gobierna sino por medio de sus representantes-  somos representantes del pueblo, para eso nos eligieron, para dictar leyes, interpretar solicitar. Creo que es un concepto equivocado, tenemos que ver que las oportunidades  van a estar dadas en iguales condiciones para todos los partidos políticos, para todos los sectores políticos que quieran participar en el futuro, porque no creo que sea un capricho o que se quiera elegir solamente a una persona, hay muchos ejemplos a nivel nacional y esta Constitución, donde se ponía límites, puede ser que no esté adecuada a lo que la voluntad del pueblo quiere, porque hablando no solamente del Gobernador, sino de los Intendentes, cuántos Intendentes tenemos y ¿el artículo de la Constitución limita a algún Intendente a que no sea re re reelegido?  A ustedes, señores legisladores ¿algún artículo de la Constitución les dice que no vengan tres o cuatro períodos? Porqué criticamos a un ciudadano, a un gobierno. Sí, yo quisiera que esto sea justo, pero que sea justo para todos, legisladores, intendentes, que no vengamos dos o tres períodos. Quien les habla tiene veinte años ocupando cargos, de intendente, de legislador, entonces me tendría que haber castigado la Constitución y decir ‘señor, usted no puede venir más de dos períodos porque ya cumplió un ciclo’. Entonces, esta Constitución castiga a uno y le da libertad a otro. Hay que tener equidad, cumplamos nuestro mandato y nos vamos a la casa, que se renueve y que vengan otros.

            Con este proyecto, realmente el pueblo va a tener la  oportunidad de decirle sí o no a nuestro Gobernador y a nuestro Vicegobernador. Si la oposición y el pueblo dicen que no, es honesto darle esta oportunidad. No estamos violando, no estamos diciendo absolutamente nada, al contrario,  tenemos el orgullo de decir que nuestro gobierno justicialista, que va a cumplir ocho años, fue brillante,  un gobierno excelente, nuestra Provincia se destacó a nivel nacional, tenemos mil argumentos, más allá de las críticas, no podemos negar que se cometieron errores, que podemos tener leyes atrasadas, que no le damos importancia a algún sector. Es real, no somos un ciento por ciento perfectos, pero podemos destacar que nuestra Provincia  pasó de dos o tres gobiernos anteriores, de gobiernos de desgracia, de gobiernos realmente de corrupción, porque así hubo gobiernos aquí en la Provincia y no se dónde estaban los partidos para reclamar o criticar. Hoy el pueblo tiene la libertad de decir que  tenemos un gobierno de modelo, de ejemplo, hemos dado trabajo, salud, educación, hemos dado felicidad a nuestro pueblo en estos ocho años de gobierno, son un orgullo para nosotros nuestro Gobernador Juan Carlos Romero y nuestro Vicegobernador Walter Wayar. El pueblo tiene la oportunidad de expresarse si quiere seguir viviendo en felicidad, es el pueblo quien va a definir, nosotros no podemos coartarle la libertad, más allá de que muchas veces digan sí, están violando la Constitución, pero hay un montón de provincias y de hechos que han demostrado que no solamente la han violado, la han pisoteado, hicieron lo que se les dio la gana. Nosotros no estamos violando la Constitución, violar hubiese sido que la enviemos a la Corte a una interpretación, el capricho de decir que se interprete este artículo y se le dé la facultad. Eso no era correcto.

            Disiento también cuando se llamó a consenso a los partidos, se llamó a reforma de nuestra Ley Electoral, se llamó a la reforma para interpretar si se podía, en todo momento se retiran, no se llega a un acuerdo, por supuesto porque el Justicialismo tiene un proyecto y se sigue avanzando con ese proyecto. Hoy creo que tenemos la oportunidad de demostrar y si seguimos avanzando en reformas, esos compromisos se van a dar en su oportunidad y también todo lo que nuestro Gobierno, nuestro Partido proponga siempre va a ser rechazado, porque creo que es un temor, hay que decirlo de frente, hay que decir la verdad, hay que decir “no queremos que sea Romero ni Wayar, porque sabemos que si van ustedes vamos a perder”. Entonces, quieren que hagamos escuela, que demos oportunidad a los otros políticos que vengan. No, señor, tenemos nuestro Presidente del Partido, nuestro conductor y si queremos tenemos que decir “señores, nosotros los justicialistas queremos que esta fórmula se repita por la felicidad de nuestro pueblo y porque sabemos que es una fórmula que concreta hechos positivos”.

            Si la oposición no quiere que sea Romero o Wayar, es problema de ellos. Nosotros interpretamos que es necesario y para no violar hemos dicho que el pueblo decida, porque van a tener oportunidad los sectores en las internas, van a tener posibilidad los constituyentes que elijan y  voten para que no se reforme. No estamos violando absolutamente nada. Es una chicana política el no a Romero y a Wayar. Entonces, lo único que falta es que nos digan qué fórmula. En cuanto al consenso que piden acá, el consenso que nosotros no hemos anticipado, veníamos observando que podíamos tomar una decisión y esta es una decisión política tomada, no hubo consenso, no se llamó a los sectores, pero si las veces que se los llamó se retiran, como se retiraron los renovadores el martes pasado en la sesión de la Cámara de Diputados, como se retiró el partido minoritario, el Partido Obrero, nunca vamos a consensuar porque no nos van a interpretar, porque todavía no sé si anticipadamente decimos vamos a perder para que sean gobierno ustedes, vengan, ahí si se van a allanar a un consenso. Creo que para eso falta mucho. Dentro de nuestro Partido vamos a discutir todo lo que sea y vamos a dar la oportunidad porque tenemos elecciones internas y definiciones dentro de nuestros Constituyentes.

            Por lo tanto, para terminar, doy mi voto positivo a este proyecto, creo que es una salida para la felicidad de Salta porque si el pueblo ratifica y plebiscita a nuestra fórmula, va a ser para el bienestar de cuatro años más de nuestra Provincia.

Sr. Presidente (Wayar).- Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Orán.

 Sen. González.- Señor Presidente, señores senadores: lo que ha ido transcurriendo en la sesión ha girado en torno a la discusión de la interpretación de que si la última parte del artículo 140 permite o no la re reelección. Si se presenta este proyecto es justamente para no hacer una discusión traumática entre los legisladores ni tampoco llevar a esta discusión traumática  a la población de nuestra provincia de Salta. Por lo tanto no voy a ahondar en la interpretación personal de lo que establece este artículo sino más bien en lo que dice el proyecto de ley.

            Este proyecto de ley es preciso y tiene un basamento fundamental que es respetar las formas que establece la Constitución para la declaración de la necesidad de la reforma.

            El artículo 184 nos dice qué es lo que tenemos que hacer y dentro de ese mismo artículo 184 no hace ninguna excepción, no dice que se podrá reformar total o parcialmente nuestra Constitución salvo el artículo 140. Entonces no entiendo  las quejas y  la ironía de decir porqué manoseamos esto o lo otro cuando todos los que hemos participado de esta reforma de la Constitución, el pueblo a través de los votos eligiendo a sus Constituyentes y los Constituyentes haciendo uso de esa facultad en la sesión han redactado este artículo 184 y no hace excepción para el artículo 140. Por lo tanto, porqué molestarnos cuando se presenta un proyecto pretendiendo hacer una modificación a nuestra Constitución Provincial en su artículo 140 si no hay nada que lo prohiba. De lo contrario tendríamos que haber dicho que se podrá modificar la Constitución de acuerdo al artículo 184, salvo el artículo 140, que queda totalmente prohibido. Eso no dice la Constitución. Por lo tanto, hago uso y derecho de la aplicación del artículo 184 para cualquiera de los artículos que se tengan que reformar, sino digamos que hacemos una Constitución y no la tocamos nunca más, la archivamos, porque esa es palabra santa para toda la vida de nuestra Provincia.

            Lo que nosotros estamos diciendo acá  no es para coartarle la libertad a nadie que se presente como candidato, ni mucho menos a la población y soslayar sus derechos, todo  lo contrario, lo que estamos diciendo es que le demos derecho a todos los habitantes de nuestra Provincia, y que todos los ciudadanos salteños puedan ser elegidos, más allá de que hayan sido funcionarios, Gobernador o Vicegobernador. Si la población así lo considera, así votará, si no lo considera así, más allá de cualquier reforma que nosotros le podamos hacer a la Constitución la gente votará a quien tenga que votar. Así de simple. No hay otra historia ni hay nada escondido.

            En este recinto estamos quienes consideramos que nuestro Gobernador y nuestro Vicegobernador pueden ser reelegidos, pero al servicio de la gente, no al servicio del Gobernador y del Vicegobernador, al servicio de la gente, así como lo digo, que para algunos sonará risible, pero creo que no suena risible la historia que hemos pasado, tanto a nivel nacional como provincial, hubiésemos querido tener en ese momento una reforma de la Constitución y que nos permita plebiscitar y decirle a quienes han estado gobernando nuestra Provincia y nuestro País que se vayan a su casa, como ha salido a manifestarse el pueblo de nuestra Nación en la Plaza de Mayo y así se han tenido que ir. Entonces este es el sentido de esta reforma, de darle una oportunidad a que el vecino, a que los habitantes de esta Provincia puedan decir que si han tenido un Gobernador y un Vicegobernador con excelencia, pueda la Provincia tener la oportunidad nuevamente de contar con ellos, de contar con los servicios de estas personas. No es que el Gobernador y el Vicegobernador tengan que contar con el poder nuevamente para soslayar a una población, ojalá en nuestro País y en nuestra Provincia abundaran hombres y mujeres que puedan tener los kilates para gobernarnos, ojalá, y no nos tiene que dar vergüenza  admitir este tipo de cosas, con toda humildad debemos decir, todos pretendemos tener el honor de cumplir esa función, pero no todos tenemos la capacidad de poder desempeñar como tal, y sino miremos un Alfonsín, cómo se ha tenido que ir, miremos a un Cacho Álvarez cómo se ha tenido que ir, miremos a un De la Rúa cómo se ha tenido que ir. Miren si tendremos que reformar la Constitución para que se vayan. Y qué hemos votado en esta última elección, seamos sinceros, qué hemos votado. Hemos dicho “todos están en esta condición” y la población ha dicho “voto en contra de…”, no ha dicho “voto a favor de los méritos de…”. Esa ha sido la elección que hemos tenido a nivel nacional, o alguien dígame que el futuro Presidente de nuestro País ha sido elegido por los votos a favor de él, por los méritos que tiene. Han votado en contra de una fórmula y él ha sido el receptor de esa adversidad a otra fórmula, no es que los votos hayan puesto a favor de nuestro futuro Presidente Kirchner. Entonces, ahí nos damos cuenta de la orfandad que tenemos, de gente con total capacidad para gobernarnos. Porqué nosotros prohibirnos de darnos esa posibilidad, ya no como legisladores, sino como habitantes de este pueblo, de contar con el esfuerzo de esta gente que ha venido trabajando a lo largo de estos ocho años y ha brindado este bienestar a nuestra Provincia y también se decía cómo para esto sí se hace urgentemente un proyecto y no tratamos el tema de los hospitales, es que de esto van a depender los hospitales, de esto va a depender que no tengamos todas las huelgas que hemos tenido con Ulloa y cómo hemos estado con los hospitales y no solamente con los hospitales, sino con todas las escuelas. De esto también depende cómo le va a nuestra Provincia, no solamente viendo cómo llevar una caja de remedios al hospital, sino cómo se lleva a cabo una política de gobierno; mal vamos a hacer si seguimos empujando para que llegue una caja de remedios a nuestro hospital, si la política de gobierno en general no nos conduce a que tengamos todo el bienestar que debemos tener en todos los aspectos.

            Ese es el gran desafío que tenemos ahora, más allá de los colores políticos, a los que nos toca estar sentados en estas bancas legislativas, de tener la suficiente comprensión y darle la posibilidad al vecino a que se exprese nuevamente en las elecciones que vienen si quiere tener el gobierno que tiene actualmente o quiere tener otro gobierno, pero no nos privemos, no nos demos el lujo de que los legisladores seamos quienes privemos de esa posibilidad a toda la ciudadanía de la Provincia.

            No nos tengamos que lamentar después, es preferible este instrumento que prevé el artículo 184, no estamos haciendo mal uso, sino estamos haciendo un uso correcto. Podrán tener razón y decir, en otros aspectos, que no se ha hecho esto, no se ha tomado la iniciativa de llamar para hacer una reforma en otras cosas que las planteamos, puede ser, pero no podemos vivir de error en error. Si nosotros estamos en la oportunidad de poder brindarle a la comunidad esa decisión de que pueda ser nuestro Vicegobernador y Gobernador actual el futuro gobierno de nuestro pueblo, que así lo sea y si los vecinos dicen que no, que tienen que ser otras personas, que así lo sea; pero no seamos nosotros los que hagamos uso de esta banca legislativa para prohibirles de esa oportunidad a los vecinos de nuestra Provincia.

Sr. Presidente (Wayar).- Tiene la palabra el señor Senador por el departamento General Güemes.

Sen. Valle.- Consciente de las facultades de este nuevo uso de la palabra, quería simplemente una aclaración. En primer lugar, quiero señalar que el Poder Legislativo o en este caso el Poder Constituyente hace la ley, la interpretan los jueces.

            En segundo lugar, si es tan importante que no le privemos a la gente de la posibilidad de votar, no hubiésemos abandonado el compromiso electoral del dieciocho de mayo.

Sr. Presidente (Wayar).- Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Chicoana.

Sen. Cornejo Patrón.- Señor Presidente, señores senadores: realmente,…

Sr. Presidente (Wayar).- Para una interrupción, el señor Senador por el departamento Orán pide la palabra.

            Tiene la palabra el señor Senador por Orán.

Sen. González.- Señor Presidente: si bien no se ha mencionado nombre, me siento aludido en esta respuesta, por lo tanto quiero contestar.

            Es de hombre de valía de bien saber reconocer una situación electoral, saber reconocer cual es la voluntad de la gente y cuándo no quiere que estemos ocupando un lugar. Esa ha sido la valía de la decisión  de mi candidato a Presidente de la Nación y de mi candidato a Vicepresidente de la Nación, Carlos Saúl Menem y Juan Carlos Romero, saber reconocer eso y no luchar contra vientos y mareas y aprovechar los medios de prensa para llegar a ocupar los cargos y después huir como ratas. Nada más, señor Presidente.

Sr. Presidente (Wayar).- Continúa con el uso de la palabra, señor Senador.

Sen. Cornejo Patrón.- Señor Presidente, señores senadores:  he escuchado y me produce una gran alegría la reacción del Senador Valle al decir que no hubo consenso, yo le llamaría de otra manera, no hubo acuerdo de cúpulas, y  puedo decir, como todos aquí saben, el respeto que yo le tengo al Doctor Menem, a quien siempre lo apoyaré y le tendré el mismo respeto, pero también sé los errores que él cometió, o de alguna manera los errores que se cometieron, de esos acuerdos de cúpula de espaldas al pueblo, que lo hizo también con Raúl Alfonsín. En ese momento yo pensaba que el acuerdo lo tenía que hacer con el pueblo, no con la cúpula del Radicalismo, que le costó carísimo al pueblo argentino y sobre todo al interior. A causa de eso hoy la fórmula Menem-Romero no es  la fórmula que ha ganado la Presidencia porque si hubiéramos tenido Colegio Electoral hubiéramos obtenido el 62% con las catorce provincias ganadas. Esos son los acuerdos de cúpula que a veces se hacen a espaldas del pueblo. Esto es lo que Juan Carlos Romero no hizo con los dirigentes ni radicales ni renovadores, sino que quiso hacerlo con el pueblo, con el mismo pueblo salteño, el pueblo salteño fue el que le dio en su momento la posibilidad de ser Gobernador, en ese momento él tomó la decisión o quizás pensó o dijo su propuesta de una reelección. Cosa que no me trastoca, ni me molesta pensar que una persona, mientras que sea en provecho y en el bien común, tenga la posibilidad de cambiar mil veces.

            Hemos visto personas que por no desdecirse de lo que han dicho en el pasado se aferran a su soberbia y a su palabra, a veces le ha hecho pagar costos carísimos al pueblo argentino, sin ir más lejos las palabras de Duhalde, que él no iba a participar  y a causa de eso, para mí, terminó proscribiendo al Partido Justicialista en estas elecciones, y así datos de la historia que corroboran que el aferrarse a las palabra de algún momento hacen que los países, los pueblos y las personas no evolucionen en beneficio de la gente.

            Por lo tanto, para mí, es una gran alegría ver la reacción y esto no le tiene que molestar, como decía el Senador Carlos González, el pueblo va a tener dos instancias para decir si es que no quiere que Juan Carlos Romero sea el Gobernador. La primera instancia cuando se elijan los Constituyentes, le está diciendo al pueblo elijan, ustedes son los que de alguna manera van a ser los mandatarios, porque van a ir quienes quieren la reforma y quienes no van a aceptar la reforma. El pueblo sabrá elegir y decir qué es lo que la Provincia necesita.

La segunda decisión es que si el pueblo piensa que la reforma puede existir, no está diciendo todavía que pueda ser el Gobernador, tendrá que ir como candidato a Gobernador y el pueblo puede decir sí o no. Qué miedo podemos tener.

Entonces, realmente me siento hoy más seguro que nunca que estamos en el camino correcto y que hoy paradójicamente un justicialista haga reclamos, creo que todavía me enorgullece más, que dentro del Justicialismo, dentro de nuestro Bloque hay disenso y dentro del disenso la provincia de Salta va a poder elegir. Qué más le podemos pedir a nuestros gobernantes y qué más podemos ofrecerle a nuestro pueblo salteño. No ha sido una cosa por decreto, no ha sido una interpretación, no ha sido una cosa que soslayamos la Constitución, sino todo lo contrario, en pleno ejercicio de nuestra Constitución y de nuestra democracia.

Con esto termino y pido el cierre del debate dando, por supuesto salvo la decisión del Senador López Mirau, el apoyo del Bloque mayoritario a la aprobación del proyecto.

Sr. Presidente (Wayar).- Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Capital.

Sen. López Mirau.- Señor Presidente: solamente para hacer algunas aclaraciones de lo que se dijo en este debate. En algún momento se habló de que se ponía en duda la honorabilidad o la capacidad de nuestro Gobernador y Vicegobernador, se dijo que se hacían acusaciones personales o donde de alguna manera se pretendió dejar la duda, como que quienes cuestionamos este proyecto estamos, de alguna manera, haciendo juicios de valor de las personas. Quiero decir que no es así, por lo menos en lo que respecta a mi persona, insisto que me ha llevado a tomar esta posición y esta decisión el hecho de entender que alguna razón existía por parte de los constituyentes cuando tomaron la determinación de hacer la redacción de las cláusulas que hoy estamos analizando y que se pretende reformar.

 Simplemente, para concluir con este análisis, me voy a referir a un voto de la Corte de Justicia. Uno de sus miembros, el Doctor Fayt, decía expresamente el sentido de ponerle límites a los mandatos en lo que hace a los cargos electivos y antes que le dé lectura voy a referirme a cuando se dijo porqué en algunos casos había posibilidad de renovación permanente y en otros no. Ahí voy a decir -es una opinión personal- que comparto plenamente con el legislador que opinó en ese sentido y creo que nosotros también, los legisladores, deberíamos tener mandatos acotados y no reelectos en forma permanente y lo digo porque creo que eso hace a lo que estamos todos defendiendo acá, por distintas que sean las posiciones, que es el bien común y  el interés de la comunidad. Si hasta los legisladores tuviéramos acotado nuestro mandato, se daría lo que en un sistema republicano se busca constantemente, y es la alternancia. No hablo sólo de la alternancia de partidos que se puede dar, hablo de la alternancia de personas, porque creo que quienes ocupamos un cargo, no porque lo estemos ocupando somos los mejores, y si en algún momento tuviéramos que ser reemplazados, seguramente vamos a ser reemplazados por alguien que va a cubrir con creces el lugar que estamos ocupando. Por eso reitero que no es un tema personal, no estamos hablando de personas, sino de sistemas republicanos y democráticos. Ese es el verdadero sentido de la oposición que he manifestado.

            Se ha dicho también, y todos reconocemos la capacidad de nuestros gobernantes, y lo vuelvo a decir, no se pone en duda. No es eso lo que estamos discutiendo. Por eso voy a leer simplemente el párrafo del fallo del Doctor Fayt, que dice “las normas que vedan la reelección para cargos electivos no obedecen a una razón persecutoria ni discriminatoria, sino que tienden a preservar justamente el principio republicano en uno de sus aspectos esenciales, la periodicidad en la renovación de autoridades y que por medio del ejercicio del derecho del sufragio se designa a las autoridades encargadas de desempeñar el poder político, pero los límites de su competencia, su duración en el cargo y la forma que habrán de ejercer su actividad funcional están jurídicamente predeterminadas a través del ordenamiento constitucional y legal, condicionamiento que expresa en otra voluntad anterior e igual de soberana que sólo puede ser sometido a un examen de conveniencia por los mismos poderes políticos que lo dispusieron”. Propondría, si supiera que esto pudiera ser receptado favorablemente, ya que, lo ha manifestado el Senador Presidente del Bloque, la mayoría apoya este proyecto, que incorporáramos la propuesta del Senador por Anta y que también se reforme el artículo en lo que hace a los legisladores, para darle un acotamiento a los mandatos y que no sea en forma ininterrumpida.

Sr. Presidente (Wayar).- Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Chicoana.

Sen. Cornejo Patrón.- Señor Presidente: creo que vamos a tener que discutir con el Senador Sandez, no sé si va a pasar a formar otro subgrupo. Le voy a contestar, no al Senador por Capital, sino a Fayt, el Ministro de la Corte de Justicia, con el sentido común y de alguna manera con mi experiencia, que la alternancia y la excelencia se va dando justamente con la posibilidad de quienes han llegado a poder seguir compitiendo. He hablado con legisladores de la provincia de Tucumán en varios congresos del Norte Grande y ellos no tienen la reelección, no pueden ser reelegidos, y me decían que prácticamente la misión es llegar y se transforma quizás en el fuerte más grande, su apetencia y su deseo es llegar, después de cuatro años dedicarse prácticamente a un sostenimiento y a una atención sin ningún tipo de compromiso y esto es  normal -digamos- en el hombre, no digamos en lo que debería ser, quienes llegan no tienen el deseo quizás de mejorar porque saben que pueden y que deben competir después con quien seguramente va a apetecer el mismo cargo, directamente quedan y no tienen las ganas de mejorar ni de devolverle al pueblo, ni de crear expectativas, lo que hace a un nivel chato, no hay una continuidad en la Cámara. Pasaba, por ejemplo con el Parlamento del Noa, teníamos que enseñarles a quienes eran otra camada totalmente diferente, los Legisladores de Salta, que habíamos tenido continuidad, teníamos el lujo de un trabajo ya existente o preexistente. Creo que no es así como lo dice este señor, que quizás lo ve desde una biblioteca, yo lo vi desde la realidad de mi pueblo, cada cuatro años tuve que revalidar un título y he luchado contra muchos candidatos y del mismo partido, y el pueblo evaluó qué es lo que le convenía. Estoy seguro que en algún momento, cuando mis fuerzas decaigan o cuando alguien mejor que uno presente un proyecto o una expectativa, seguramente ocupará esta banca. Por lo tanto, creo que la alternancia y la excelencia está en la competencia y no justamente, como lo decía Carlos González, que nos privemos de gente, porque la vida de uno es corta, la vida política más corta todavía y que privemos a la ciudadanía de gente que está decidida a dar todo su tiempo, su fuerza por el pueblo, creo que no es así, habría que observar. Este es un tema de otro debate,  no hay problema en darlo, justamente este es el ámbito.

Pediría que se cierre  la lista de oradores y pasemos a votación.

Sr. Presidente (Wayar).- Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Anta.

Sen. Sandez.- Señor Presidente: me olvidé de agregar que si se llega a dar el día de mañana una reforma total,  algunos privilegios  tiene la justicia, que también son cargos y se dan acuerdos sin período de mandato. Ya que queremos igualdad, que esa reforma sea para todos los cargos, si se hace una alternancia por buen comportamiento, por buen desempeño para que continúe, que se continúe y sino que sea igual para todos los poderes, no solamente para el poder político, que realmente es el más castigado, porque es donde más se observa.

Sr. Presidente (Wayar).- Tiene la palabra el señor Senador por el departamento General Güemes.

Sen. Valle.- Señor Presidente, simplemente para referir que tal como lo decía en la primera exposición, nuestra posición obedece a la necesidad de preservar absolutamente el respeto que merece la Constitución de la Provincia, evitando que reformas sucesivas desnaturalicen su sentido, y decía también que hubiese sido interesante que en la Provincia se convocara en su momento a una reforma de la Constitución Provincial, hoy a lo largo de esta sesión los propios legisladores del Partido Justicialista nos dan la razón, todos esos temas, limitaciones de los mandatos, limitaciones a los jueces y demás requieren un tratamiento especial, ese hubiese sido el sentido. Nuestra oposición no está vinculada de ninguna manera, como forzadamente se ha tratado de interpretar, a imposibilitar a una persona que sea  reelecta, no señor, está vinculado a la necesidad absoluta de resguardar lo que la Constitución prescribe, por un lado; y por el otro lado, haciendo hincapié que toda reforma debe indicar la necesidad de un consenso y que sea abarcativa de todas estas cuestiones que se han vinculado acá y que sin duda también comparto. Ojalá podamos sentarnos a discutir estas reformas y de ese modo vamos a estar reflejando el reclamo de la sociedad en su conjunto.

Sr. Presidente (Wayar).- Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Chicoana.

Sen. Cornejo Patrón.- Señor Presidente: se ve que hace mucho que no viene y ya está aburrido.

Sr. Presidente (Wayar).- No, señor Senador, creo que los senadores no están clarificando y aclarando cuál es el debate, estamos debatiendo distintos temas que no son motivo de cuestión, la sesión también sale a los medios, el pueblo salteño escucha y no debe estar entiendo nada de lo que están diciendo. Me parece muy bien que cuando se debata una ley los políticos hagan todas las manifestaciones que crean necesario hacer, pero a la opinión pública le tiene que quedar clarificado el hecho en cuestión y veo que nos hemos salido del hecho en cuestión, cada vez que un Senador me pide la palabra es para volver al hecho en cuestión y cada vez nos alejamos más.

Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Chicoana.

Sen. Cornejo Patrón.- Señor Presidente: me alegra, quiere decir que está de acuerdo el Senador por General Güemes con nosotros.

Sr. Presidente (Wayar).- Tiene la palabra el señor Senador por el departamento General Güemes.

Sen. Valle.- Señor Presidente, con todo respeto lo digo, me parece que va más allá de la mera ironía la exposición del señor Senador por Chicoana, estoy de acuerdo en la necesidad de que se discuta integralmente la Constitución de la Provincia para adecuarla a los cambios que han ocurrido en la sociedad, pero de ninguna manera estoy de acuerdo en que se la modifique simplemente para cumplir el capricho de alguno o de algunos en torno a habilitar lo que la Constitución limita. Este es el sentido, no estoy de acuerdo en esta reforma parcial, limitativa y que tiene un sentido único de una especulación electoral. Entonces, no creo que sea necesario, como lo decía muy bien el señor Presidente, volver al tema, cada uno ha expresado lo que piensa y lo que siente al respecto. Por lo tanto, señores Senadores, estoy convencido de que este proyecto, tal como viene, merece el rechazo, me he manifestado en su momento en contra del mismo y así lo vamos a hacer en oportunidad de su votación.

Sr. Presidente (Wayar).- Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Orán.

Sen. González.- Señor Presidente: volviendo a hacer hincapié que no estamos haciendo nada en forma caprichosa, sino ajustado a lo que establece el artículo 184 de nuestra Constitución Provincial, la que habla de la declaración de la necesidad de la reforma y ahí hace mención específica a que puede ser reformada en todo o en parte y nosotros estamos haciendo uso justamente de la facultad que tiene la Legislatura de convocar para hacer una reforma en parte, en este caso específico del artículo 140 para la posibilidad de una reelección, no estamos hablando de reelección del Gobernador y Vicegobernador, sino que puede ser del Gobernador con el que el conjunto o el candidato a Gobernador decida o pueda ser de la forma que se decida en el seno del partido o el candidato a Gobernador. De todas maneras el debate ha sido enriquecedor, nos permite expresarnos, que la ciudadanía conozca el pensamiento de cada uno de los legisladores y con respecto al tema que se hablaba del acotamiento de la función de los legisladores, creo que, si bien no es el tema, el Senador por General Güemes conoce exactamente cuál es mi forma de pensar y sabe que cada vez que se trata de una idea positiva cuenta con mi apoyo, así que me ofrezco a trabajar en lo que se considere sea necesario para el bien de esta Provincia.

            Dejo aclarado en cuanto al tema de la fórmula que no estamos diciendo que se va a reelegir la fórmula de Gobernador y Vicegobernador, sino haciendo apertura a esta Convención Constituyente, para que avale esta posibilidad y sea integrada la misma fórmula, o no, de Gobernador o Vicegobernador.

Sr. Presidente (Wayar).- La Cámara sale de su estado de comisión.

En consideración el dictamen en mayoría. Se va a votar.

– Resulta afirmativa.

– Votan por la negativa dos señores Senadores.

– Votan por la afirmativa dieciocho señores Senadores:

Sr. Presidente (Wayar).- Aprobado el dictamen de mayoría.

            En consideración en general. Se va a votar.

– Resulta afirmativa.

– Votan por la negativa dos señores Senadores.

– Votan por la afirmativa dieciocho señores Senadores:

Sr. Presidente (Wayar).- Aprobado.

En consideración en particular.

            Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Chicoana.

Sen. Cornejo Patrón.- Señor Presidente: solicito que se obvie la lectura.

Sr. Presidente (Wayar).- En consideración la moción. Se va a votar.

– Resulta afirmativa.

Sr. Presidente (Wayar).- Aprobada. Se va a obviar la lectura.

            Se va a votar en particular.

– Sin observaciones se aprueban los artículos 1º, 2º, 3º, 4º, 5º, 6º, 7º y 8º.

– Votan por la negativa dos señores Senadores.

– Votan por la afirmativa dieciocho señores Senadores:

Sr. Presidente (Wayar).- El artículo 9º es de forma. Se harán las comunicaciones pertinentes.

            Tiene la palabra el señor Senador por el departamento Capital.

Sen. López Mirau.- Señor Presidente: simplemente para que antes de que concluyamos, creo que no tenemos más temas, por Secretaría me informe si fue respondido el pedido de informe efectuado por el Cuerpo al Ministerio de la Producción.

Sr. Secretario (Catalano).- Señor Senador: no ha sido respondido el pedido de informe efectuado por la Cámara en su oportunidad.

Sen. López Mirau.- Muchas gracias, señor Presidente y señor Secretario.

8

ARRÍO DE BANDERAS

Sr. Presidente (Wayar).- No habiendo más asuntos que tratar, invito al señor Senador por el departamento Iruya, don Ricardo Zambrano, a arriar la Bandera Nacional y al señor Senador por el departamento Rivadavia, don Mashur Lapad, a arriar la Bandera Provincial; posteriormente queda levantada la sesión.

-Puestos de pie los señores Senadores y público presente, los señores Senadores Ricardo Zambrano y Mashur Lapad proceden a arriar las Banderas Nacional y Provincial, respectivamente.

– Es la hora 21:51’.

      Julieta Serapio

Jefa Sector Taquígrafos

 Cámara de Senadores

 

9

A P É N D I C E

Reforma Parcial de la Constitución de la Provincia

El Senado y la Cámara de Diputados de la Provincia, sancionan con fuerza de

L E Y :

            Artículo 1º.- Declárase la necesidad de la Reforma Parcial de la Constitución de la provincia de Salta, circunscribiéndose tal reforma al artículo 140 de la Carga Magna.

            Art. 2º.- La Convención Constituyente Reformadora se reunirá con el único objeto de considerar la reforma del texto constitucional especificado en el artículo 1º de la presente Ley, siendo nulas, de nulidad absoluta todas las modificaciones, derogaciones o agregados que realice la Convención Constituyente, apartándose del objeto especificado en el precedente artículo 1º.

            Art. 3º.- El Gobernador convocará al pueblo de la Provincia para la elección de los convencionales de acuerdo con el artículo 184 de la Constitución Provincial.

            Art.4º.- Los Convencionales serán elegidos, en forma directa, por el pueblo de la Provincia, de acuerdo con las disposiciones legales vigentes para la elección de Diputados Provinciales al momento de sancionarse la presente Ley.

            Art. 5º.- Los Convencionales que resulten elegidos se desempeñarán con carácter “ad honorem”. La  estructura y personal de la Convención Constituyente será el de la Legislatura, sin que se autoricen gastos en estos conceptos.

            Art. 6º.- La Convención Constituyente Reformadora se instalará en la sede de la Legislatura de la ciudad de Salta, e iniciará sus labores dentro de los tres (3) días de aprobado el escrutinio definitivo de elección de Convencionales; y concluirá su tarea dentro de los cinco (5) días corridos contados desde su instalación.

            Art. 7º.- La Convención Constituyente será juez único de la validez de las elecciones, derechos y títulos de sus miembros y se regirá por el Reglamento Interno de la Cámara de Diputados de la Provincia, sin perjuicio de modificarlo a fin de agilizar su funcionamiento.

            Art. 8º.- Autorízase al Gobernador a realizar los gastos necesarios que demande la ejecución de la presente Ley.

También se lo faculta a efectuar las reestructuraciones y modificaciones presupuestarias que resulten necesarias a este fin.

Art. 9º.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Dada en la sala de sesiones de la Legislatura de la provincia de Salta, a los veintidós días del mes de mayo del año dos mil tres.