Amplia articulación de diversas instituciones para trabajar en la legalización del ingreso y consumo de hojas de coca

Para articular el trabajo relacionado a la viabilidad de los proyectos existentes sobre ingreso, distribución y consumo de hojas de coca en el territorio argentino, así como la legislación y normas vigentes, tanto a nivel provincial como nacional, el presidente de la comisión de Adicción, Tráfico y Consumo Ilícito de Drogas del Senado, Esteban D’Andrea, participó de un encuentro multisectorial que reunió a autoridades del área de seguridad, legisladores nacionales y provinciales, y Justicia Federal. 

En este primer encuentro, los representantes de los diversos sectores involucrados plantearon la situación desde sus respectivas perspectivas y trazaron líneas de acción común a los fines de poder encontrar una solución a la demanda de la sociedad para poder acceder legalmente a la hoja de coca para uso en infusiones o para coqueo.10°-sesion-dandrea

Los asistentes coincidieron en que la legalización de todos los aspectos relacionados al consumo de la hoja de coca representa un problema de gran complejidad jurídica, ya que primero se debe avanzar en la legislación nacional, para luego poder sancionar un marco legal provincial que englobe todos los pasos, que van desde la importación de hojas de coca, imposición de aranceles, certificación de calidad de acuerdo a normas sanitarias, una eventual producción local, la distribución y venta al público, entre otros.

“Escuchamos la posición de legisladores nacionales y provinciales, jueces y fiscales federales y de las fuerzas de seguridad y coincidimos en que el trabajo debe estar orientado en lograr un cambio de status de la hoja de coca a nivel nacional, donde hoy se considera como sustancia estupefaciente, basados en un aspecto cultural como lo es una costumbre ancestral en la zona”, sostuvo D’Andrea.

El legislador consideró que cumplido ese complejo paso se podrá avanzar en el plexo legislativo provincial, unificando todos los proyectos existentes tanto en Diputados como en el Senado.

Dijo que por tratarse hoy de una actividad informal no existen datos concretos sobre la incidencia del consumo de hojas de coca en Salta, pero que se estima que existe un ingreso de 10 toneladas por mes para un mercado de unos setecientos mil consumidores, lo que representa un movimiento comercial en negro de dos millones de dólares. 

Agregó que el problema a resolver no solo involucra a Salta, sino también a Jujuy y muchas otras provincias donde se arraigó la cultura del coqueo, que hoy tiene casi un millón y medio de consumidores, por lo que se debe avanzar en coordinación con otras regiones para lograr una solución definitiva. 

La Comisión de Adicciones se reunió hace unas semanas con el Secretario de Seguridad y el Secretario de la Agencia Antidrogas a fin de conocer el trabajo de ambos organismos y dotar al área de seguridad de la Provincia de las herramientas legales que necesita para cumplir su misión. En la oportunidad, los funcionarios habían adelantado a los legisladores sobre esta jornada.

Del encuentro tomaron parte el ministro y el Secretario de Seguridad, Juan Manuel Pulleiro y Benjamín Cruz, respectivamente; el Juez federal, Gustavo Montoya; el diputado nacional, Martín Grande; el fiscal federal, Eduardo Villalba; el comandante mayor Pablo Gigena de Gendarmería Nacional, los diputados provinciales, Ignacio Jarsun y Gonzalo Caro y el secretario de la agencia antidrogas, Ignacio Berón de Astrada.