Desde Salta piden al Congreso Nacional una Ley que exima del pago de IVA al agua mineral natural

Para superar una inequidad en el tratamiento tributario con las demás aguas mineralizadas, el Senado de Salta le pidió al Congreso de la Nación que apruebe una Ley de exención de pago del Impuesto al Valor Agregado al agua mineral natural.

Conocidas por sus amplias propiedades medicinales, las aguas termales que surgen en Rosario de la Frontera dieron origen a fines del siglo XIX a emprendimientos turísticos e industriales en el sur de la provincia de Salta.

Así surgió Palau, una planta embotelladora de agua mineral natural, que a lo largo del tiempo vivió épocas de gran crecimiento y otras más recientes donde se vio sumida en una grave crisis.

Fue así como semanas atrás concluyó un proceso de salvataje mediante la firma del contrato de concesión de la explotación, fraccionamiento y comercialización de las fuentes de Agua Mineral Palau entre la provincia y la empresa tucumana Agrofruits SRL.

A partir de esta acción se generó expectativa que los nuevos empresarios puedan desarrollar su plan de negocio, que los empleados tengan estabilidad y a la vez se puedan generar nuevas fuentes laborales.

Sin embargo, el Senado encendió las alarmas tras verificar la existencia de un trato diferencial en materia tributaria que, por un lado exime del IVA a aguas mineralizadas artificialmente y a la vez grava con este impuesto a las aguas minerales naturales.

Ante esta situación de distorsión tributaria, en la última sesión el cuerpo aprobó un proyecto de declaración, de autoría del senador rosarino Javier Mónico, solicitando a los Legisladores Nacionales gestionar la exención del Impuesto al Valor Agregado al agua mineral natural que surge naturalmente en esa condición.

Al respecto, el autor sostuvo que al comprobarse la diferencia en el tratamiento del IVA del agua mineral natural respecto de las aguas comunes de mesa “se comprueba un trato disímil en un mercado competitivo, lo que genera distorsión y perjudica a Palau, que es un agua mineral natural cuyo único valor que se le agrega es el embotellado”.

En el mismo sentido, el cuerpo aprobó otro Proyecto de Declaración para que el Estado Provincial, en el marco del Programa “Compre Salteño”, otorgue prioridad de adquisición a los productos de esta empresa.

“Las compras de partidas por parte del Estado provincial que impulsamos no tienen por objetivo generar un mayor volumen económico para la empresa, sino fortalecer a Palau como marca, con su presencia institucional en dependencias del estado”, detalló Mónico.