Balance de un año de trabajo fecundo a pesar de la adversidad

En un año atravesado por la pandemia, la actividad del cuerpo en general y de los senadores que lo integran, en particular, se vio definitivamente influenciada por la pandemia de coronavirus, reflejándose fundamentalmente en una mayor producción legislativa en materia de salud pública.

A ello se agregan la modificación del reglamento del Senado para posibilitar el cumplimiento de las sesiones, ya sea de forma presencial, mixtas u online y una gran cantidad de intervenciones desplegadas en cada departamento. 

En procura de la asistencia para cada comunidad, mediante la provisión de elementos necesarios en materia de salud e higiene; se produjo una gestión permanente ante distintos estamentos, tanto públicos como privados, de todo aquello que resultara necesario para la lucha contra el virus Sars-Cov2 y sus consecuencias, tanto sanitarias como económicas .

Es por ello que, en su resumen individual del año 2020, todos y cada uno de los integrantes del cuerpo pusieron énfasis en el hecho de que el Senado pudo seguir llevando adelante su cometido durante el año, en una tarea que lo llevara a ser la cámara más productiva del país con 33 sesiones, a lo que se agrega el intenso trabajo en comisiones, que es donde toma forma cada proyecto; más la convocatoria de funcionarios nacionales y provinciales que aportaron gran cantidad de información de fundamental importancia para la toma de decisiones.

Pero si bien la tarea de mitigación del coronavirus ocupó un papel preponderante en la actividad de cada senador, la pandemia no fue el único tema de interés del cuerpo. A pesar de las dificultades que la crisis generó en todos los ámbitos de la comunidad, el Senado logró sacar adelante una gran variedad de proyectos que hoy constituyen herramientas útiles para cada sector de la sociedad y que ahora se repasa en la voz de cada uno de los protagonistas.