La Comisión de Salud recauda información sobre Trombofilia

Con el objeto de analizar el Proyecto de Ley en revisión por el cual se declara de interés prioritario del Estado Provincial la protección integral psicofísica de las personas portadoras de Trombofilia en todas sus formas ya sea hereditarias o adquiridas, permanentes o transitorias, senadores de la Comisión de Salud y Seguridad Social se reunió con integrantes de la Asociación Civil de Trombofilia y Embarazo Salta.

Encabezada por el senador Diego Pérez, la titular de la asociación, Norma Torrejón, explicó que es un grupo creado a nivel nacional desde hace 16 años y se decidió armar filiales en las provincias donde hay más casos. En Salta, funciona desde hace 4 años.

La misión del grupo es apoyar y orientar a todas las mujeres que padezcan esta dolencia, especialmente aquellas que carecen de obra social, ya que hay mujeres que pierden hasta 8 embarazos sin tener ninguna asesoría.

“Otra de las cosas que hace el grupo es brindar contención emocional, porque hay muchas jóvenes que se enteran de la trombofilia cuando perdieron su tercer embarazo”, añadió.

Asimismo, la Asociación solicitó que en los hospitales públicos se les brinde las condiciones necesarias a todas las mujeres en edad fértil para que puedan acceder al diagnóstico y a la medicación correspondiente.

Por otra parte, la especialista en Hematología, la Dra. Rosana Quinteros indicó que a la trombofilia lo padecen hombres y mujeres, adquiridas por herencia y como enfermedades congénitas.

Por su parte, el senador Pérez quiso conocer cómo se presentan los casos en el interior de la provincia, y cuáles serían las condiciones necesarias para contener a los portadores de esta enfermedad.

 Ante las dudas, Norma Torrejón respondió que se necesitaría empezar con los estudios al menos con mujeres sin obra social que tengan antecedentes familiares y hayan tenido una pérdida de embarazo.

La Dra. Quinteros manifestó que en el interior los casos son mayores a pesar que el grupo ofrece la ayuda y la asesoría que está al alcance, pero que en Salta Capital es difícil.

“Nosotras queremos un programa multidisciplinario para contener a las mujeres que viven esta situación, queremos que terminen su embarazo sin riesgo y el acceso al correspondiente tratamiento que tiene un costo alto”, manifestó la especialista.

Además, agregó que la trombofilia en un embarazo es una condición, no una enfermedad que se contagia como una pandemia y las mujeres que lo portan sobrellevan una carga emocional que tiene consecuencias en el proceso de embarazo y posteriormente, por lo tanto también es necesario realizar el seguimiento del tratamiento, “estas mujeres están desamparadas”.

Patricia Liendro, integrante de la Asociación dijo que a nivel nacional hay 7 mil mujeres embarazadas con la enfermedad, y en Salta 160, y que se busca la igualdad en el acceso a la salud pública.

Finalmente, entre los legisladores y la entidad coordinaron tener una próxima reunión para seguir analizando en profundidad el programa de contención para mujeres embarazadas portadores de trombofilia.

Estuvieron presentes los senadores Diego Pérez, Nora Cannuni, Cástulo Yanque y Héctor Nolasco.