Invitados mediante Resolución de cámara y por la Comisión de Salud, senadores se reunieron con el ministro de Salud, Dr. Oscar Villa Nougues y autoridades del IPS.

El objetivo del encuentro fue analizar algunos expedientes de la Comisión de Salud, principalmente el Proyecto de Fertilización humana asistida, con media sanción de la cámara de Diputados.

Presidida por el Senador Pablo González, con una importante asistencia de senadores y con la comisión de Salud a pleno, se leyó a los invitados el proyecto que llegó de la cámara baja a fin de analizar los distintos artículos y poder discutir los posibles cambios.

“La ley nacional, a la cual adhiere el proyecto, deja muchos puntos que deben ser considerados por lo que La comisión de Salud del Senado, por lo que requiere un tratamiento más profundo del tema", expresó el senador González. Además agregó, "queremos escuchar y conversar con todos los sectores involucrados a fin de tomar una decisión y llevarla al recinto".

Por su parte el Ministro de Salud manifestó que no es una ley que deba tratarse livianamente por la temática que incluye y que se debe tener en cuenta a la hora de votar. La adhesión a la ley Nacional presenta un problema en la salud pública de la Provincia porque no existen servicios de fertilización asistida implementados en los hospitales públicos. Debería estar incluido en los servicios del materno infantil, pero sugiere se marque en la ley un articulado donde se reglamenten tiempos. Pide un plazo de 12 meses para  poner en práctica los tratamientos de baja complejidad y de dos años para los de alta, a fin de normalizar, armar infraestructura, proveer equipamiento como así también la formación del recurso humano necesario. Villa Nougués dijo además que esta es una ley de avanzada por lo que hay que proceder con cautela para minimizar errores. También, se refirió a la importancia de establecer la existencia de un Comité de Bioética y la cantidad de prácticas tanto de baja como de alta complejidad, entre otros temas.

Desde el IPS, el contador Bruno Celeste expresó que deben introducirse modificaciones ya que hay que considerar no sólo cuestiones económicas, que por cierto son importantes, donde un tratamiento de fertilización de baja complejidad cuesta alrededor de 30 mil pesos mientras que uno de alta complejidad 70 mil. Por otra parte existen miramientos médicos contemplados por la OMS (Organización Mundial de la Salud) donde a una paciente no se la puede someter a más de tres tratamientos complejos, por el deterioro que esto le provoca en su organismo y las consecuencia psicológicas que genera la frustración.

También, aclaró que se llega al tratamiento de alta complejidad cuando ya se pasó por el de baja y a partir de haber agotado los intentos se somete a la paciente a procedimientos hormonales que no son inocuos y cuando más tentativas se realizan menos posibilidades de concretar el embarazo existe.

“Hay un gran impacto financiero en la provincia como consecuencia de la implementación de la ley. Actualmente la obra social eroga $1.400.000 mensuales para dar respuestas a la demanda del servicio. Mientras el IPS cubre el 80 % del costo del tratamiento de fertilización desde el año 2014, donde se decidió nomenclar la práctica por la cantidad de recursos de amparo presentados en la justicia por los afiliados, los coseguros existentes no quieren cubrir el 20 % restante hasta que la provincia de Salta se adhiera efectivamente a la ley.”

Otro punto a aclarar en el proyecto que llego de diputados, es sobre los tratamientos de alta complejidad. “Es claro en cuanto a los tratamientos de baja complejidad permitiendo cuatro al año, mientras que permite tres en el de alta. El cuestionamiento parte cuando esto queda a la libre definición y algunos entienden que son tres al año pero la normativa médica marca que son procedimientos a lo largo de la vida reproductiva de la paciente. Esto no está específico en la ley por lo que debe quedar correctamente determinado a fin de evitar interpretaciones.”, explicó González.

Por su parte la senadora Silvina Abilés preguntó sobre si es necesario establecer un límite de edad para la realización de los tratamientos. “La ley nacional dice sólo que deben ser mayores de edad, pero no dice nada de la edad límite. El proyecto no menciona la edad”. Por su parte, los representantes del IPS manifestaron que se debería considerar una edad límite de 50 años, para evitar mayores complicaciones en el parto y en el futuro bebé. “En otros países no existen límites, por lo que a veces escuchamos que hay mujeres de más de 60 años que fueron madres”.

Todos los presentes concluyeron que el tema es complicado, y que se debe evitar dejar vacíos legales que se puedan mal interpretar en el momento de la aplicación de la ley. Además, estudiar el tema de la manipulación de los embriones y su correspondiente criopreservación. “La legislación argentina considera que hay vida desde la concepción, por eso hay que ser muy cuidadosos con este tema”, expresó el Ministro.

Estuvieron presentes los senadores Pablo González, Ernesto Gómez, Berta Gerónimo, Ana Guerra, Gabriela Cerrano, Luis Francisco D’Andrea, Alfredo Jorge, Ernesto Guanca, Rubén Lávaque, Walter Cruz, Silvina Abilés, Alfredo Sanguino, Raúl Nolasco, Jorge Soto, Roberto Gramaglia, Diego Pérez, Héctor Mamani y Pedro Liverato. Además el Ministro estuvo acompañado por la subsecretaria de Medicina Social Marisa Álvarez, el coordinador de Relaciones Institucionales, Wenceslao Saravia Toledo, y el director de zona Omar Soches López. Y por el IPS participaron Bruno Celeste, coordinador Ejecutivo del IPS,Cr. Graciela García, coordinadora general del IPS, Dra. Florencia Pedano, Coordinadora legal y técnica y Dra. Gladis Sánchez, gerente de Seguro Social.