Con el objetivo de mejorar los niveles de seguridad e interiorizarse sobre cuáles son las problemáticas sociales que aquejan a la zona, el ministro de Seguridad Alejandro Cornejo y gran parte de la cúpula policial de la provincia mantuvieron una reunión con vecinos de Bº Congreso Nacional, de Cerrillos, en el edificio de la filial de la fundación Futuro.

                 El encuentro fue impulsado por el senador Alfredo Jorge, quien destacó la buena predisposición del funcionario de tomar contacto directo con la gente y escuchar cuales las situaciones que las afecta.  Al respecto, el legislador explicó que “lo que buscamos con esta reunión es generar un espacio y una apertura comunitaria para comenzar a delimitar acciones conjuntas en la búsqueda de resoluciones de conflictos sociales que necesitan de intervenciones inmediatas”.

                 En la oportunidad, los vecinos plantearon la falta de una dependencia policial y solicitaron el incremento de los patrullajes, especialmente donde se encuentra el centro de salud. Por otra parte, destacaron la necesidad de que se dote con un nuevo vehículo al destacamento de Los Alamos y que se deje en condicionen a los móviles con los que ya cuenta.

                Cabe destacar, que por su ubicación, Bº Congreso pertenece al sector 11, grupo que también lo integra la comisaria 12, la subcomisaria de San Luis y los destacamentos de los barrios Docente y Los Alamos.

                 El ministro de Seguridad se comprometió a evaluar la posibilidad de integrar al próximo presupuesto la creación de una dependencia policial en el barrio. Mientras tanto, acordaron que dos veces al mes funcione en el edificio de la filial de la fundación Futuro una oficina administrativa, lugar donde se puedan realizar certificados de residencia y convivencia, entre otros trámites.

                    También se informó a los vecinos, que desde hace unos meses un importante número de policías recibe una capacitación especial acerca de cómo actuar en zonas de conflictividad. Será un equipo que intervendrá en situaciones de desórdenes en la vía pública, como las peleas de grupos antagónicos y daños a domicilios particulares, entre otras situaciones. Tendrán un modo de intervención y equipamiento especial.

                 “La realidad nos obliga a optimizar la distribución de recursos para mejorar e incrementar los patrullajes y respuestas que la gente necesita  ante determinadas situaciones. Por ello, desde hace unos meses venimos planificando acciones conjuntas con los vecinos de cada lugar, para fortalecer el trabajo comunitario”, dijo el ministro Cornejo. Sobre esto el funcionario explicó que “entendemos que la acción policial exclusivamente no va a resolver las cuestiones de fondo.  Para solucionarlas debemos emprender un trabajo mancomunado con la sociedad civil y generar un vínculo que nos permita definir políticas acordes a cada problemática”.

                 En el nuevo esquema, las dependencias solo serán administrativas judiciales y se encargarán de realizar trámites de papeleo, mientras que la mayoría de los efectivos policiales estará en la calle. Por último, Cornejo explicó que en la actualidad todos los destacamentos y el sistema de emergencias 911 están integrados. “Ante la necesidad de presencia policial la gente puede solicitar la asistencia de cualquiera de estas entidades. Habrá veces que verán aparecer un móvil de la delegación policial y otras veces un patrullero del 911, que es lo mismo”, remarcó el funcionario.

                   A la reunión también se sumaron el intendente de Cerrillos, Rubén Corimayo; el diputado, Omar Soches; el secretario de Seguridad de la Provincia, Carlos Oliver; el director de Relaciones con la Comunidad, Leandro Ciocciano; el coordinador del 911, Ing. Luis Terroba; la responsable del sector 11, comisario Laureana Correa y la coordinadora general del sector 11, comisario Susana Puita, entre otras autoridades policiales.